ppp                                                  rrr

La alimentación durante la gestación afecta a la creación del vínculo entre oveja y cordero
15-04-2016 (Hace 439 días)

Algunos estudios han sugerido que la malnutrición durante la gestación puede incidir negativamente sobre la expresión normal del comportamiento maternal de la oveja en el momento del parto, perjudicando la creación de un vínculo suficiente entre la oveja y el cordero. De hecho, se apuntó que las ovejas que no habían recibido una alimentación suficiente durante la gestación tardaban más tiempo en empezar a hacerse cargo de sus corderos en el momento del parto, y tendían a distraerse más fácilmente con los demás corderos, tanto limpiándolos como permitiéndoles mamar. Además, los corderos nacidos de estas ovejas serían menos vitales, estimulando también menos a su madre. Para corroborar estas evidencias, se planteó un estudio con ovejas primalas de raza Scottish Blackface, de unos dos años de edad. Las cubriciones se realizaron por monta natural previa sincronización hormonal, y todos los animales se estabularon a las cuatro semanas de gestación. A partir de este momento, una mitad recibieron la alimentación necesaria, mientras que la otra mitad se les redujo en un 33%. Los investigadores pudieron observar que los niveles de progesterona en sangre eran sensiblemente más altos en las ovejas con alimentación restringida a partir de la mitad de la gestación y en adelante, mientras que tenían niveles menores de estradiol. Tal como se podía anticipar, los corderos fueron más pequeños al parto si sus madres habían recibido una alimentación restringida (3,0 vs. 3,3 kg), aunque resultó especialmente interesante observar que la incidencia de partos distócicos por presentaciones anormales del cordero era menor en las ovejas con alimentación normal (28.8 vs. 13.8%). En cuanto al comportamiento, las ovejas con dieta reducida dedicaban menos tiempo a lamer sus corderos durante las primers dos horas después del parto (48.1% vs. 56.1%) y eran más propensas a desarrollar comportamientos agresivos hacia su propia descendencia. El comportamiento de los corderos no pareció influido por la alimentación de sus madres, más allá de la diferencia de peso, siendo los corderos más ligeros un tanto más lentos a la hora de levantarse por primera vez, y mamando menos frecuentemente. Al valorar la creación del vínculo entre la oveja y los corderos a los tres días del parto, fueron los animales con dieta normal los que alcanzaron mejores puntuaciones (21.4 vs. 41.3). Así pues, su puede concluir que incluso una situación de desnutrición ligera o moderada durante la gestación afecta negativamente sobre el comportamiento de las ovejas después del parto y, en consecuencia, incide también negativamente sobre la viabilidad de los corderos.


logo

Referencia bibliogràfica: Dwyer CM, Lawrence AB, Bishop SC, Lewis M (2003) Ewe-lamb bonding behaiours at birth are affected by maternal undernutrition in pregnancy. British Journal of Nutrition 89:123-136. Ir al articulo

E-mail de contacto: c.dwyer@ed.sac.ak

Localización geográfica: Reino Unido



OTROS RESÚMENES RELACIONADOS

¿Qué potencial tiene el sauce como alimento para ovejas y cabras? Leer más
01-02-2015 (Hace 877 días)
371 veces visto

¿Calostro ovino o caprino para corderos en lactancia artificial? Leer más
07-01-2015 (Hace 902 días)
691 veces visto

Valor nutritivo de los restos de poda de les vides en el momento de la cosecha de la uva Leer más
16-10-2015 (Hace 621 días)
286 veces visto



Copyright 2015 © Rumiantes.com