AUTOR

Laura Oliver Escorihuela

Veterinaria - Ceva Salud Animal

La bioseguridad se entiende como el conjunto de medidas, tanto en infraestructura como en prácticas de manejo, puestas en marcha para evitar o reducir el riesgo de entrada de enfermedades infectocontagiosas y parasitarias, así como su posterior difusión.

 

En las explotaciones de pequeños rumiantes es difícil llevar a cabo medidas de bioseguridad estrictas, ya que muchos rebaños son extensivos y salen a pastar fuera de la granja para aprovechar los recursos, especialmente los rebaños de ovino de carne.

Sin embargo, existen una serie de acciones que nos pueden ayudar a controlar enfermedades que causan grandes pérdidas económicas en las explotaciones, como las diarreas de los corderos o los problemas de abortos.

 

Planificación del calendario de cubriciones

Para empezar a prevenir o controlar los problemas digestivos y los abortos, una de las primeras medidas que hay que tomar en una explotación es decidir qué calendario de cubriciones se va a seguir, ya que es importante establecer épocas de partos a lo largo del año con una duración determinada –no más de 45 días– para poder planificar todo el trabajo.

La planificación del calendario de cubriciones nos permitirá tener épocas en las que no hay animales pariendo ni corderos en la nave, de forma que se pueda retirar todo el estiércol y desinfectar para hacer un buen vacío sanitario.

Si en una parición hubiese un problema de mortalidad de corderos, si tiene una duración determinada, podemos cortar el problema de raíz en cuanto terminen los partos y el cebo de corderos.

Los sistemas reproductivos que existen en ovino y caprino son muchos, pero para poder elegir uno, es necesario conocer el caso concreto de cada explotación. Además, debemos tener en cuenta que los pequeños rumiantes tienen anestro estacional y reducen la fertilidad en las cubriciones del primer semestre del año, por lo que en estas cubriciones deberemos usar todas las herramientas disponibles para garantizar una fertilidad óptima:

*Aporte energético adicional en la ración de las ovejas desde 3 semanas antes de empezar la cubrición hasta 3 semanas después, con el objetivo de mejorar la condición corporal y estimular la ovulación.

Si no tenemos en cuenta la estacionalidad, podemos tener un exceso de partos en invierno/primavera, con los problemas que esto conlleva:

Exceso de densidad de animales en la granja

 Venta de corderos en épocas de bajo precio de mercado

Aumento de mortalidad de corderos

 

Elección del sistema de cubriciones

Para decidir qué sistema de cubriciones se lleva a cabo en una explotación hay que tener en cuenta varios factores:

 

Planificación de la limpieza y desinfección

Una vez elegido el sistema reproductivo, ya tenemos toda la información de cuándo tendrán lugar los partos y se podrá planificar la limpieza y desinfección de las naves (bioseguridad).

Lo ideal sería limpiar las camas y desinfectar después de cada parición, además





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas