get_the_title
  • Pol. Ind. Les Sorts, parc. 10 ALFORJA (Tarragona) 43365
    España
  • +34 977 816 919
  • tecnovit.net/



AUTOR

Carlos Cerdán

Equipo Técnico Rumiantes Tecnovit

Irene Cabeza

Equipo Técnico Rumiantes Tecnovit

Los ácidos orgánicos, como el butírico, han sido ampliamente utilizados con el objetivo de reducir el crecimiento bacteriano y fúngico en piensos destinados a alimentación animal. Los ácidos orgánicos suelen presentarse en forma de sales, ofreciendo ventajas funcionales y de manejo.

Estas sales son menos volátiles y se liberan de forma más gradual en el medio en comparación con los ácidos en su forma libre. Los ácidos orgánicos carboxílicos pueden ser divididos de acuerdo con su estructura molecular y/o aplicaciones.

  Ácido Butírico  

El ácido butírico es un ácido orgánico monocarboxílico de cadena corta, con función antibacteriana.

Administrado a rumiantes estimula y regula el crecimiento del epitelio ruminal, tanto de forma directa por el aporte de energía, como indirecta, gracias al efecto en la secreción de hormonas y factores de crecimiento.

Posee un pKa de 4.82, que garantiza que a pH fisiológico en el intestino delgado se encuentre parcialmente en forma no disociada. En su forma no disociada el ácido butírico traspasa la pared celular, ejerciendo su función bactericida.

Los efectos beneficiosos observados con la suplementación de butiratos han sido más destacados en animales lactantes.

La suplementación con butiratos en prestarter de terneros y corderos produce un aumento en la longitud de las papilas ruminales, incremento en la ingesta pre y posdestete, y aumento de la GMD predestete (Gorka et al., 2018 y Cavini et al., 2015).

  Ácido Fumárico  

El ácido fumárico pertenece al grupo de los ácidos dicarboxílicos y ejerce función acidificante. Al poseer un valor de pKa menor de 4, se disociará en el tracto gastrointestinal liberando iones H+, acidificando el medio.

El ácido fumárico ha sustituido, en gran medida, al ácido cítrico en alimentación por su mayor poder acidificante a dosis inferiores (1,36 g de ácido cítrico por cada 0,91 g de ácido fumárico).

Asimismo, la acción antibacteriana del ácido fumárico contra ciertas bacterias patógenas (E.coli y S.typhimurium) ha mostrado ser superior en comparación con otros ácidos orgánicos (Sandler and Binder et al., 1996).

No obstante, los ácidos orgánicos de cadena corta son rápidamente absorbidos en fracciones proximales del tracto gastrointestinal, dificultando que puedan ejercer su acción beneficiosa en partes distales del intestino.

Por lo tanto, la administración de estos ácidos orgánicos en una forma protegida que permita la liberación gradual a lo largo del tracto gastrointestinal mejoraría la integridad epitelial y en definitiva la salud intestinal.

¿Qué función ejercen los aceites esenciales sobre la salud intestinal?

Los aceites esenciales son compuestos naturales derivados de plantas. Buena parte de los principios activos de los aceites esenciales son terpenoides (carvacrol, cinamaldehído, timol, etc.). Los aceites esenciales tienen propiedades antimicrobianas gracias a una triple acción:

1.Incrementan la permeabilidad de la membrana celular de las bacterias debido a





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo