11 May 2021

¿Cómo prevenir el aborto enzoótico en el ganado ovino?



AUTOR

José Antonio Silva

Veterinario Redacción rumiNews

El aborto enzoótico, también conocido como aborto por clamidia, está causado por la infección de la bacteria Chlamydophila abortus.

Esta bacteria daña la placenta y reduce la transferencia de nutrientes al cordero en crecimiento y la producción de las hormonas que regulan el embarazo. La bacteria también puede atravesar la placenta y dañar directamente al cordero.

  • SÍNTOMAS

El primer síntoma de que pueda estar la enfermedad en un rebaño suelen ser los abortos tardíos, los partos de corderos muertos o los nacimientos de corderos débiles y enfermos. Los abortos suelen producirse en las tres últimas semanas de gestación.

Las ovejas que abortan suelen presentar una secreción de color rojo-marrón, que puede verse sólo en el vellón alrededor del perineo. Las ovejas suelen presentarse como asintomáticas a pesar de estar infectadas.

  • TRANSMISIÓN

El aborto enzoótico ovino es una enfermedad contagiosa que se amplifica cuando los rebaños se alojan para el parto. La proximidad de los animales en el momento del parto puede hacer que los animales sanos entren en contacto con materiales infectados o restos de abortos.

En los rebaños no vacunados, la infección puede propagarse rápidamente por el rebaño y provocar «tormentas de abortos» y pérdidas a gran escala.

Por estas razones, es esencial que los restos de los abortos (corderos muertos y material placentario o secreciones) sean retirados tan pronto como sean identificados. Los corrales deben ser desinfectados a fondo entre oveja y oveja, y la cama debe ser cambiada.

Las ovejas que abortan deben ser aisladas hasta que toda la descarga se haya producido y estas ovejas deben ser marcadas para su identificación.

El aborto enzoótico es también una enfermedad zoonótica, lo que significa que puede pasar de los animales a los humanos. El principal grupo de riesgo son las mujeres embarazadas y las personas inmunodeprimidas. Ambos grupos no deben entrar en contacto con las ovejas durante la época de parto.

  • DIAGNÓSTICO

Un historial de abortos en el rebaño y una tasa de abortos superior al 2% en una temporada determinada hacen sospechar de una causa infecciosa de aborto.

Un diagnóstico presuntivo puede basarse en la inspección visual de los corderos abortados y de la placenta.

Para confirmar el diagnóstico, se pueden enviar muestras frescas de la placenta abortada a un laboratorio. Durante la investigación del aborto, el veterinario también tomará muestras del contenido del estómago del feto, de los fluidos fetales y del material cerebral, ya que puede haber otras causas de aborto además de esta.

El principal problema de esta enfermedad es la latencia de la infección, ya que los animales expuestos a materiales infecciosos en el parto pueden no mostrar signos de infección hasta el siguiente parto. No hay ninguna prueba para identificar la bacteria durante este período de latencia mientras el organismo está latente en sus cuerpos.

Las ovejas con aborto enzoótico que hayan abortado o parido en los últimos tres meses producirán una respuesta inmune a la infección. Por lo tanto, deben tomarse muestras de sangre de ovejas abortadas o estériles hasta tres meses después del parto en situaciones en las que no haya habido material fetal o no haya habido tiempo suficiente para investigar.

  • Una vez infectadas, ¿las ovejas seguirán abortando en años futuros?

Después de que una oveja esté infectada, normalmente no abortará ni mostrará otros signos de la enfermedad hasta la siguiente gestación y, una vez que haya abortado, es menos probable que aborte en los años siguientes.

Las ovejas que abortan deberían ser eliminadas del rebaño, ya que pueden actuar como portadoras de la enfermedad y transmitirla a otros animales.

Es posible que los corderos viables nacidos de una oveja con aborto enzoótico sean portadores de la enfermedad, aborten en su primera gestación y transmitan la enfermedad a sus corderos o a otros animales sanos del rebaño.

Lo ideal es que los corderos de ovejas infectadas sean registrados, engordados y vendidos al matadero. Sería poco escrupuloso vender estos animales con fines de cría.

  • TRATAMIENTO

Las oxitetraciclinas pueden ser utilizadas como último recurso en los brotes de aborto para tratar de reducir las pérdidas totales. Sin embargo, no prevendrán la infección y los abortos en las siguientes gestaciones. Teniendo en cuenta el uso responsable de los medicamentos, el uso de antibióticos en un brote de abortos no es lo ideal, especialmente cuando la enfermedad puede ser manejada y prevenida mediante la vacunación.

Para evitar la introducción de nuevas enfermedades, lo mejor es mantener un rebaño cerrado. Sin embargo, si se abastece de ovejas de reposición, intente hacerlo de un rebaño acreditado o vacunado, para minimizar el riesgo de introducción de enfermedades.

Si los animales de reemplazo provienen de un rebaño acreditado, estos animales deben haber sido sometidos a pruebas de sangre. Después de un periodo de cuarentena estándar de tres semanas, en el que se tienen en cuenta otros problemas como la podredumbre del pie, la dermatitis digital ovina contagiosa, la fasciolosis, gusanos resistentes y la sarna, se pueden introducir en el rebaño.

Cuando se introducen ovejas de estado de salud desconocido en el rebaño, la norma de oro es manejarlas como un grupo separado de su rebaño original, evitando cualquier cruce de carneros, y pariendo cada grupo por separado.

El parto es el período de mayor riesgo, por lo que es el momento más importante para instituir políticas estrictas de cuarentena y biocontención.

 

 




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas