AUTOR

José Luis Ruiz Castillo

Veterinario Asesor Independiente en Nutrición

Producir leche y obtener buenos resultados económicos es una difícil tarea porque, acabadas las cuotas, se depende más de las fluctuaciones del mercado y tenemos que aumentar la rentabilidad y rendimiento de nuestras explotaciones.

La clave para aumentar el rendimiento y rentabilidad en nuestras explotaciones está en registrar toda la información para poder después analizarla.

¡Encuestas recientes reconocen que muchos ganaderos no saben cuál es su coste real de producción!

 

PUNTOS CLAVE DE LA RECOPILACIÓN DE DATOS

La información siempre debe recopilarse de la misma manera de forma que, con el transcurrir de los años, se pueda ver la evolución de las explotaciones e identificar sus puntos débiles.

Evidentemente, existen muchos sistemas de recolección de datos para poder analizar. El modelo no es importante, lo realmente significativo es que ayude a la toma de decisiones. Partimos de una gran diversidad de sistemas de explotaciones y el objetivo es igual en todas, tener más ingresos por animal.

Resulta sorprendente que todos los ganaderos saben….

La cantidad de leche que produce cada vaca de la granja.

El porcentaje de grasa de la leche.

Su nivel de células somáticas.

El estatus reproductivo de sus vacas, a cuántos procesos de sincronización han sido sometidas, etc.

Pero desconocen…

Exactamente lo que han comido los animales.

La carga exacta que tienen los trabajadores de la granja porque no hay un sistema que recopile esa información para su posterior análisis.

SISTEMAS DE CONTROL DE LA ALIMENTACIÓN

Existen diferentes sistemas de control de la alimentación que deben ser aplicados en las ganaderías, siendo importante contar con un programa de gestión de la alimentación.

Por otro lado, en la práctica diaria, se dice que “hay tres raciones diferentes”:

La que se hace en el ordenador

La que sale del carro mezclador

La que comen las vacas

Si utilizamos sistemas de control de la alimentación, las dos primeras raciones se pueden transformar en una sola.

Estas herramientas han existido en el mercado desde hace muchos años, pero no les hemos dado la importancia que merecen a pesar de que estos programas son una pieza capital en la gestión de la granja.

Por ejemplo:

En una ganadería donde se producía leche con un 3,4% de grasa se propuso hacer una prueba para lograr que al año siguiente aumentara el porcentaje de grasa a un nivel que no tuviese penalización por poca grasa y ver cuál sería su retorno económico.

El objetivo se alcanzó, llevando a los animales a niveles de 3,9% de grasa en leche. Sin embargo, al analizar los datos económicos unos meses después, se concluyó que la prueba supuso una merma en los ingresos por leche de 1.500€ mensuales por los litros que hubo que sacrificar para poder llegar a los mínimos de calidad requerida.

¿CÓMO SABER DÓNDE ESTÁ EL PUNTO CRÍTICO PARA ACTUAR SOBRE ÉL?

La idea es intentar ver





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo