get_the_title



Boehringer Ingelheim Animal Health España, compañía líder en salud de la ubre y calidad de leche, ha realizado una modificación en uno de los productos más representativos de su gama para el cuidado de la ubre: Ubroseal®.

Manuel Cerviño, Doctor en Veterinaria y Asesor técnico para rumiantes de la compañía, nos explica un poco más en profundidad en qué consiste esta modificación y cómo afecta al mundo de la salud de la ubre.

 

 

 

¿Qué es Ubroseal® y para qué está indicado?

Ubroseal® es un sellador de pezones formulado a base de subnitrato de bismuto. Se trata de un producto inerte, no soluble en leche, que no se absorbe y que no contiene ningún tipo de antibiótico ni antiséptico. Está indicado para sellar de modo efectivo los pezones de las vacas.

Ubroseal® está además diseñado para que persista durante todo el período seco, hasta el inicio de la nueva lactación.

Los selladores de pezones son un tipo de producto relativamente nuevo. Originariamente, las primeras indicaciones del NMC (National Mastitis Council) en EE.UU. fueron las de aplicar un antibiótico por vía intracisternal a todas las vacas en el momento del secado. El objetivo era doble:

  • Eliminar las infecciones residuales en la ubre tras la lactación
  • Proteger este órgano frente a nuevas infecciones durante el período seco

Esto, con los ojos de hoy en día, puede parecer un tanto aberrante, ya que se estaba promoviendo un uso preventivo de los antibióticos, pero el resultado fue muy bueno. El aumento cada vez mayor en la producción individual de los animales, entre otros factores, estaba afectando a la generación del tapón de queratina que, de modo natural, debe formarse en las vacas. Esto favorecía las infecciones, tanto al inicio del período seco como al final, una vez desprendido el tapón natural.

 

La solución fue, entonces, aplicar de modo rutinario productos antibióticos en el momento del secado y, como digo, el resultado fue claro.

Pero la producción de leche ha evolucionado, mejorando mucho la sanidad, y el uso indiscriminado de antibióticos, especialmente de manera preventiva, fue cuestionado en pro de una “salud única” que permita preservar su eficacia y disminuir la generación de resistencias.

La opción fue entonces favorecer el sellado de la ubre mediante el uso de selladores de pezones, de manera que se evitaban las nuevas infecciones a través del canal del pezón. Con ello, los antibióticos quedaban relegados a un uso más restringido, más ocasional, sólo cuando eran realmente necesarios.

Es lo que llamamos “Uso Selectivo de Antibióticos en el Secado”, o simplemente “Secado Selectivo”.

La dinámica actual, mucho más conservadora en cuanto al uso de antibióticos, es clara:

  • Mejorar las técnicas higiénicas del ordeño y la producción lechera en general
  • Aplicar un sellador de pezones a todas las vacas en el momento del secado
  • Utilizar productos antibióticos de secado de manera selectiva, sólo cuando sea real y objetivamente necesario

Los resultados de este nuevo paradigma en el manejo del secado están siendo realmente buenos y el procedimiento cada vez se extiende más entre los productores.

Para nuestro equipo de expertos de SOLOMAMITIS está muy claro: debe restringirse el uso de antibióticos en el secado y utilizarse de manera rutinaria un sellador de pezones.

Sabemos que el antibiótico persiste en la ubre más o menos tiempo y ya no hay que ocuparse de él, excepto por el período de supresión que genera, que no es poco. ¿Es igual con los selladores de pezones?

No, en absoluto, y precisamente esto tiene que ver con la nueva modificación de Ubroseal®, que ahora te explico y que supone una mejora sustancial en el producto.

Ubroseal® está diseñado para que persista en el canal y la cisterna del pezón durante todo el período seco, no se absorbe y, por tanto, no tiene período de supresión.

De otro modo no sería eficaz. En algunas ocasiones, el producto se desprende cuando se inicia la lactación. En otras, es el ternero quien lo extrae al mamar, sin ningún tipo de consecuencia para él, claro está. La mayoría de las veces es el operario, el ordeñador, quien lo extrae durante el primer ordeño y, de forma menos frecuente, el sellador queda atrapado en los filtros de la máquina de ordeño.





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas