25 Sep. 2018

Patología

Patología

Evaluación del riesgo de mamitis en rebaños de ovino lechero

La calidad de la leche en el ganado ovino se ve influenciada por numerosos factores sanitarios y de manejo, siendo esencial extremar la higiene en la máquina de ordeño y evaluar el riesgo de que los animales contraigan infecciones mamarias.

La calidad de la leche a examen

Con el fin de proporcionar un servicio integral de mejora de la calidad de la leche de las explotaciones del Consorcio Promoción del Ovino (CPO), a lo largo del 2017 se evaluaron un total de 326 instalaciones de ordeño y se realizó una auditoria de valoración de 12 puntos de riesgo de infección mamaria en las áreas críticas que a continuación se detallan:

El objetivo final de este escrutinio fue valorar el impacto de la máquina de ordeño y de la nota de auditoría (puntos de riesgo) sobre la calidad higiénico-sanitaria (RCS: Recuento de Células Somáticas y RBT: Recuento Bacteriológico Total) y físico-química (EQ: extracto quesero) de la leche de tanque de los rebaños evaluados.

 LA INSTALACIÓN DE ORDEÑO

Con respecto a la evaluación de la instalación de ordeño, valoramos un total de 23 parámetros relacionados con:

  • El correcto funcionamiento y regulación de la máquina de ordeño
  • El adecuado mantenimiento y limpieza de las superficies en contacto con la leche

   ANTIGÜEDAD  

El estudio evidenció una antigüedad media de las instalaciones del CPO de 16,3 años, siendo 3,2 años el periodo medio transcurrido desde la última revisión/chequeo de las mismas.

   BOMBA DE VACÍO  

El caudal medio de la bomba por unidad de ordeño a 50 kPa fue de 107 l/min, lo cual –en principio– parece un caudal satisfactorio para hacer frente a las necesidades de ordeño y reserva.

La reserva manual por unidad de ordeño fue de 123,4 l/min, lo suficiente para solventar las posibles fugas del regulador y las entradas adventicias de aire en el momento del ordeño.

El vacío de ordeño fue de 36,1 kPa, siendo la velocidad y la relación de pulsación de las pezoneras de 161 ppm y 57,3% respectivamente.

En conjunto, estos valores medios pueden considerarse adecuados para un ordeño satisfactorio y poco traumático.

Se registraron datos sobre cada rebaño de los 12 meses inmediatamente anteriores al chequeo de la instalación de ordeño.

Los parámetros técnicos de la máquina de ordeño presentaron coeficientes de correlación siempre inferiores a 0,20 con el RCS, RBT y EQ de la leche de tanque, siendo dicha correlación estadísticamente significativa para algunos de los parámetros de la máquina de ordeño (caudal y reserva de la bomba, consumos de aire, y diámetros de conducciones por unidad de ordeño).

Los 12 puntos de riesgo que valoramos en la auditoria se puntuaron con notas de 0-1 (0 = satisfactorio, 1 = Deficiente), dando resultados finales de entre el 0 y el 12, permitiéndonos agrupar las explotaciones en 3 grupos de riesgo (Bajo, Medio y Elevado).

Los resultados de este estudio evidenciaron un total de 56 rebaños en situación óptima (17,2%), 185 rebaños con situación francamente mejorable (56,7%) y 85 rebaños con riesgo muy deficiente (26,1%), mostrando la Tabla 1 una relación entre las notas de auditoría con la producción y calidad final de la leche de tanque de los rebaños muestreados, pudiéndose ver además:

  • Una relación negativa entre la nota de auditoría, la producción lechera y los ingresos brutos por oveja y año.
  • Una relación positiva entre la nota de auditoría y el recuento celular, el recuento bacteriológico y el extracto quesero de la leche.

El incremento del extracto quesero en los rebaños con mayores notas de auditoría se asocia al aumento de la presencia en la leche de inmunoglobulinas y otras proteínas procedentes de la sangre en las ovejas con mamitis subclínicas y, por tanto, en la leche de tanque de los rebaños con mayores prevalencias de mamitis, debiendo reseñarse que tales proteínas carecen de valor quesero.

 

Conclusiones

El estudio de correlación entre los principales parámetros técnicos de la máquina de ordeño (caudales de la bomba, consumos y diámetros de tubería por unidad de ordeño) y la calidad de leche, nos indica que tales parámetros –individualmente considerados– explicarían hasta el 4% de las variaciones de calidad de la leche de tanque, debiendo destacarse el buen estado general de las instalaciones de ordeño evaluadas.

En relación con las auditorías de la sanidad mamaria de los rebaños, a medida que aumenta la nota de auditoria disminuye la producción lechera por oveja y año y empeora la calidad (mayor recuento celular y bacteriológico), lo cual se traduce en importantes pérdidas económicas en nuestros rebaños.

En efecto, comparativamente con los rebaños con notas de auditoría inferiores a 3 puntos de riesgo (Grupo I: situación óptima de sanidad mamaria), los rebaños con notas entre 3 y 6 (Grupo II) tienen pérdidas económicas por oveja y año de 87,6 euros, mientras que tales pérdidas ascienden a 135,8 euros por oveja y año en los rebaños con notas mayores de 6 (Grupo III).

Agradecimientos: Al Dr. Carlos Gonzalo Abascal y al Dr. Luis Fernando de la Fuente Crespo, por su colaboración y asesoramiento estadístico. La bibliografía será facilitada bajo petición

Dejar comentario