AUTOR

Rubén García Rodríguez

Ganadería & Medio Ambiente

Los modelos productivos han ido evolucionando a lo largo de la historia buscando satisfacer las demandas del colectivo humano en cada momento, adaptándose a las diferentes situaciones geográficas, económicas, políticas y culturales para producir alimentos y satisfacer la demanda de la población.

En la actualidad, la velocidad de los cambios, en cualquier ámbito, es más rápida que en tiempos anteriores y la adaptación de nuestros modelos productivos va pareja a esa evolución de la demanda. Cualquiera de nosotros puede acercarse a un lineal y ver que la oferta de productos lácteos actual no tiene muchas similitudes con la de apenas hace una década. En aquel momento estaban de moda las leches enriquecidas, con más proteína, leches adaptadas, especiales para grupos de población y hoy en día, se constata un regreso hacia un producto más natural y genuino.

Actualmente la tendencia es demandar productos naturales, entendidos como poco transformados y sin aditivos añadidos de forma industrial. Pero también la demanda actual exige una producción láctea respetuosa con las personas, los animales y el medio natural.

En el sector somos conscientes de esta tendencia y de la responsabilidad que conlleva y, en consecuencia, venimos trabajando a través de diversos programas en estas áreas. Uno de ellos es el programa de medio ambiente en granja, analizando, diseñando e implementando medidas y buenas prácticas ambientales para ser capaces de construir un modelo de producción de leche lo más respetuoso posible con el medio natural en el que está integrado

A nivel de sociedad existe una sensibilidad creciente hacia la ganadería y el impacto que genera sobre el medio ambiente, relacionando el consumo de carne y leche como un consumo poco sostenible y de mayor impacto y, por extensión, un consumo poco responsable. Sin embargo, en el sector ganadero, a través de nuestro trabajo día a día, vemos que, en muy poco tiempo, apenas una década, los modelos productivos de las ganaderías han cambiado en gran medida. Adaptarse e implementar medidas y buenas prácticas que contribuyan a reducir el impacto en el medio ambiente supone proteger los recursos naturales gracias a los cuales los ganaderos son capaces de producir leche.

Supone, por tanto, apuntalar y reforzar la competitividad y sostenibilidad de las granjas, trabajando en ser capaces de producir ahorrando en el uso de recursos naturales, siendo más eficientes y buscando la optimización y máximo rendimiento de los recursos disponibles en el medio ambiente.

¿Cuál es la contribución real de la ganadería a la emisión de gases de efecto invernadero?

En España, según el Inventario Nacional de Emisiones a la Atmósfera, en 2017 el 12% de las emisiones eran atribuibles a la agricultura y ganadería. Según datos de la FAO a nivel mundial este porcentaje supone un 14%. Puede inferirse que no es la principal causa de contribución, pero si lo comparamos con la aportación de la agricultura al PIB nacional, que fue del 2,59% en 2017, en términos relativos sí es importante. En definitiva, el 2,59% de actividad económica está aportando el 12% de los gases de efecto invernadero.

  • Si somos capaces de producir consumiendo menos agua o energía seremos más competitivos que el resto, y esos ahorros también supondrán mayor rentabilidad. Si a través de buenas prácticas agrícolas optimizamos el uso de fertilizantes y mejoramos las condiciones del suelo, obtendremos mejores rendimientos a menor coste, dotándonos una vez más de competitividad.
  • Si producimos más y mejores alimentos para nuestro ganado, y dependemos menos de la compra externa, estaremos aumentando nuestra autonomía, quedando menos expuestos a situaciones externas y será una producción con menor huella de carbono. Todo ello repercutirá de manera positiva en nuestra huella en el medio ambiente y en la cuenta de resultados.

residuos ganadería

En este sentido, la evolución que estamos constatando en nuestras granjas proveedoras confirma la reseña inicial de este artículo: una vez más, los modelos productivos se van adaptando a la demanda y son capaces de responder a los retos.

ALGUNAS BUENAS PRÁCTICAS

Ahorro y eficiencia

Cada día vemos como más granjas implantan





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo