AUTOR

Israel Flamenbaum

Ph. D Cow Cooling Solutions, Ltd. Israel

La granja lechera Zeelim está ubicada en el sur de Israel, zona que se caracteriza por sus condiciones desérticas y escasas precipitaciones en invierno (de noviembre a marzo) (100-150 mm/año).

En los últimos años, el agua reciclada del gran área de Tel Aviv llegó a la región a través de tuberías y todos los campos tienen cultivos y huertos actualmente. Esto cambió drásticamente el clima de Zeelim, con noches mucho más húmedas, y aumentó el ITH (índice de temperatura/humedad) general.

En los últimos veranos, las vacas experimentaron condiciones de estrés por calor las 24 horas del día, los 7 días de la semana, durante casi 5 meses al año.

La granja dispone de dos grandes naves de «compost barn», con techo rígido y abierto, así como otros galpones de compost más viejos para novillas, vacas secas y aquellas proximas al parto. El área de descanso de las vacas es de unos 20 m2/vaca, bajo techo.

En los patios de verano no se calcula el espacio por vaca, ya que las naves están bien ventiladas de forma natural y permiten mantener la cama de compost seca casi todo el año.

La granja lechera Zeelim tiene 350 vacas Holstein (315 vacas en producción y 35 vacas secas). Las vacas se ordeñan 3 veces al día (04:00 h, 12:00 h y 20:00 h), con una duración de 4 horas cada sesión de ordeño.

El promedio de producción de leche diaria por vaca durante mi visita (julio de 2020) fue de 46 kg (un total de 15.000 litros por granja/día).

La producción de leche anual promedio por vaca (producción corregida a 305 días) en 2019 fue la siguiente:

  • La leche anual por vaca, corregida a 305 días, alcanzó los 14.785 kg, y ocupó el primer lugar en producción en Israel ese año.
  • La grasa y la proteína de la leche promediaron el 3,80% y el 3,40%, respectivamente, mientras que el recuento de células somáticas (RCS) de la leche fue de 180.000 células/ml.

La alimentación en la granja Zeelim está basada en una TMR (Total mixed ration), distribuída 3 veces al día; cuando se pica el forraje se agrega el suero de leche en la mezcla para lograr un mejor contenido de materia seca (MS) y palatabilidad.

La ración contiene ensilado de trigo y maíz con heno añadido, como fuente de forraje, y granos de maíz, pienso con gluten, DDGS (granos secos de destilería con solubles) y harina de girasol, como fuentes concentradas de energía y proteínas.

La ingesta media de materia seca (IMS) por vaca alcanza los 31 kg en invierno y sufre una pequeña caída, a 29 kg, en verano. Las concentraciones de la ración son:

  • 30% FND
  • 1,77 Mcal de Energia neta/kg
  • 17% de proteína cruda
  • Contenido de materia seca de la mezcla: 60%

¿Cómo «le gana al verano» la Granja Zeelim?

Las tareas para lidiar con el calor del verano deben comenzar mucho antes de proporcionar un enfriamiento intensivo a las vacas. Los pasillos deben estar a la sombra (con redes de plástico p.e.) y los animales deben disponer de bebederos dentro de las naves, a lo largo de los pasillos y en los patios de espera y enfriamiento.

El patio o sala de espera se divide en 3 secciones (con un espacio de 2 m²/vaca). Todas las vacas reciben enfriamiento (combinado de nebulización y ventilación forzada) en los patios de espera y enfriamiento, antes de cada una de las 3 sesiones de ordeño (45 y 60 minutos de enfriamiento por grupo, con los ventiladores funcionando continuamente, y nebulización 30 segundos cada 5 minutos).

También se realiza un enfriamiento nocturno (45 minutos/grupo).

En la zona donde comen los animales hay ventiladores que realizan el enfriamiento (20 segundos, a 6 m de distancia, de 50,8 cm de diámetro), con 4 nebulizadores instalados delante de cada ventilador (14 l/h cada uno) y activados por sensores.

Estos ventiladores funcionan en ciclos de 30 segundos de mojado cada 5 minutos. En total, las vacas en la granja Zeelim se enfrían durante más de 6 horas al día en, al menos, 6 sesiones programadas de enfriamiento.

Para evaluar la efectividad del enfriamiento se utilizan medios a corto plazo (monitorizando la temperatura corporal de la vaca) y a largo plazo (usando el índice de relación verano/ invierno).

A lo largo del verano se insertan registradores de datos intravaginales(de temperatura) en una muestra de vacas de cada grupo, y se monitoriza la temperatura de la vaca en intervalos de 15 minutos durante un período de 72 horas. Como se puede observar en la Imagen 1, tomada de la pantalla del ordenador de la granja, las vacas son capaces de mantener la temperatura corporal normal (por debajo de 39,0 ºC) durante todo el período estudiado.

Al final de cada año se calcula el índice de relación verano (julio – septiembre) invierno (enero – marzo) (relación V:I), evaluando los rasgos productivos y reproductivos.

En la Tabla 1, se presenta el promedio de producción en verano por vaca y la relación V:I para la produccion de leche y las tasas de concepción de la granja, comparada con 18 granjas vecinas en la región sur de Israel y 162 granjas de todo Israel.





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo