04 Mar. 2019

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

¿Influye el manejo de las ovejas en la rentabilidad del rebaño?

El Bienestar Animal tiene cada vez más importancia en el sector ganadero, pero no es la única razón para mejorar el manejo de nuestras ovejas, ya que un buen manejo se traduce en mayores beneficios.

Prestar atención a las prácticas de manejo en las explotaciones ovinas tiene más ventajas de lo que pueda parecer, ya que:

Determina el nivel de estrés de los animales

Prácticas habituales como el el movimiento de los animales o el esquilado pueden ser estresantes, lo que puede comprometer el rendimiento reproductivo y reducir la inmunidad de los animales, contribuyendo a una reducción global de la productividad.

 Influye en la eficiencia 

En cualquier operación que requiera el manejo de las ovejas, hasta el 40% del tiempo se invierte en el movimiento de las mismas, mientras que el 60% del tiempo restante se dedica realmente al procedimiento en cuestión. Por ello, merece la pena mejorar los sistemas de manejo para reducir la pérdida innecesaria de tiempo.

 Determina la aparición de daños en las canales

Existe un mayor riesgo de formación de hematomas importantes en las canales si las ovejas se manejan de forma inadecuada, lo cual repercute en la calidad de la canal. Además, las ovejas pueden lesionarse si se alojan en instalaciones mal acondicionadas.

 Afecta la salud de los trabajadores

El manejo de los animales a menudo requiere de movimientos como agacharse o levantar peso, por lo que a largo plazo unas instalaciones deficientes, unidas a una técnica inadecuada puede contribuir a la aparición de lesiones.

Para lograr que las ovejas estén lo más tranquilas posible, aprovecha su capacidad de aprendizaje espacial:

  • Familiarizándolas con la disposición de las instalaciones
  • Evitando que establezcan una asociación negativa con la zona de manejo
  • Utilizando siempre la misma configuración espacial a la hora de mover a las ovejas por las instalaciones

El diseño de las instalaciones debe fomentar que las ovejas se muevan en la dirección que deseamos, por lo que siempre debemos tener en cuenta su comportamiento natural: 

  • Se mueven más rápido cuando van cuesta arriba que cuando van cuesta abajo.
  • Se mueven con mayor seguridad sobre una superficie lisa, ancha y recta
  • No se distraerán si los laterales de los pasillos están cubiertos.
  • Miran hacia abajo para ver hacia dónde se dirigen.
  • Retroceden en el caso de que tengan la percepción de que se acercan a un precipicio y se detienen cuando se encuentran con rejillas o falsos suelos.
  • Intentan escapar a través de cualquier orificio.

Por ello, se recomienda que las instalaciones cumplan las siguientes condiciones:

  • Suelo ligeramente con una base sólida e inclinado para favorecer el drenaje.
  • En zonas cubiertas, ofrecer una buena iluminación para evitar que se formen sombras.
  • Evitar que se produzcan sonidos extraños que puedan asustar a las ovejas, engrasando con frecuencia las partes móviles de las verjas y puertas o incorporando elementos de amortiguación para evitar los ruidos estruendosos.
  • Asegurarse de que las instalaciones son seguras, evitando que se enganchen los cuernos, la lana o las patas.

Fuente: ADBH Beef & Lamb

Dejar comentario