26 Mar 2021

Las explotaciones lácteas ecológicas, resistentes ante la crisis sanitaria



AUTOR

José Antonio Silva

Veterinario Redacción rumiNews

Las explotaciones lácteas ecológicas, resistentes ante la crisis sanitaria

Un equipo de investigadores de la unidad Agroecología, Innovaciones, Territorios (AGIR) que trabaja en la resiliencia de las explotaciones del centro INRAE Occitanie-Toulouse ha estudiado las repercusiones de la pandemia de Covid-19 en las explotaciones de leche de vaca ecológica francesas y en las cadenas de suministro. Su estudio, publicado en la revista Agricultural Systems el 3 de febrero de 2021, analiza las características de las explotaciones y las cadenas de productos básicos que fueron resistentes ante la crisis sanitaria.

La reciente pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de transformar nuestros sistemas agrícolas y alimentarios para que sean más autosuficientes y resistentes. Las enfermedades infecciosas causadas por bacterias, virus, parásitos u hongos son más frecuentes y difíciles de predecir para los agricultores y las partes interesadas del sector. Para protegerse de estos riesgos emergentes, muchos científicos sugieren que los sistemas agrícolas y alimentarios se orienten hacia modelos agroecológicos.

Un equipo de investigadores del centro INRAE Occitanie-Toulouse estudió la capacidad de resistencia de las explotaciones y sectores de leche de vaca ecológica franceses durante la pandemia de Covid-19, que apenas se vieron afectados por la crisis.

¿Por qué estas explotaciones lácteas ecológicas fueron resistentes?

Mediante la combinación de encuestas en línea a los agricultores, entrevistas semiestructuradas a las partes interesadas de los sectores y el examen de los datos de InterBIOccitanie y del Centre National Interprofessionnel de l’Economie Laitière (CNIEL), el equipo de investigación identificó varias características responsables de la resiliencia de estas explotaciones y sectores.

 

Escala familiar y autonomía alimentaria

De las 86 explotaciones que respondieron a la encuesta, 38 agricultores declararon no haber sufrido ningún impacto de la crisis y otros 43 sufrieron impactos menores en aspectos como sus ingresos. Muy pocos se vieron afectados por los problemas de disponibilidad de trabajadores.

La mayoría (70%) de las explotaciones lácteas ecológicas que participaron en el estudio son explotaciones familiares (dos trabajadores a tiempo completo de media según la encuesta del sector) que dependen de los recursos humanos internos y gestionan menos de 100 hectáreas y 100 vacas. Se integran en las redes de actores locales (asociaciones, grupos de agricultores, cooperativas, etc.).

La gran mayoría de estas explotaciones se autoabastecían de alimentos para el ganado y dependían principalmente de los pastizales (el 38% de las explotaciones de la encuesta en línea no cultivaban nada de maíz forrajero, mientras que para el 59% de estas explotaciones el maíz representaba menos del 5% de la superficie agrícola utilizada). Por lo tanto, ningún agricultor informó de la escasez de piensos u otros insumos ni de las repercusiones relacionadas con las operaciones técnicas de la explotación y la productividad.

La resiliencia fue posible gracias a varios factores, como la autonomía de las explotaciones y la autorregulación del colectivo, que se ve facilitada por la conectividad entre los actores y sus interdependencias locales.

 

Reorganización de las cadenas de valor

Demostrando agilidad y flexibilidad para reorganizarse rápidamente y a menor coste, los sectores han seguido produciendo cantidades suficientes de productos lácteos para satisfacer la demanda de los consumidores. Han reducido la gama de productos fabricados, concentrándose en los productos básicos más demandados: leche, nata, mantequilla y yogur natural. Ante la falta de conductores para recoger la leche, algunas lecherías han llegado a contratar a conductores jubilados para garantizar la continuidad de la recogida.

Estos resultados muestran que la elección de modelos agroecológicos como la agricultura orgánica, en este caso para la producción de lácteos, es relevante para garantizar la resiliencia de los sistemas agrícolas y alimentarios ante choques como la pandemia de Covid-19. Adaptándose a los impactos de la crisis, los agricultores y los agentes de la cadena de valor han seguido produciendo de forma responsable, de acuerdo con las normas ecológicas, y han proporcionado a los consumidores suficientes productos lácteos, sin degradar sus ingresos y condiciones de trabajo.

Este trabajo preliminar, realizado al final del primer periodo de contención, se continuará para comprender los impactos de la pandemia de Covid-19 a largo plazo.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas