Razas bovinas autóctonas de fomento: Asturiana de los Valles

La distribución geográfica de la raza Asturiana de los Valles es amplia. Está presente en 12 comunidades autónomas y existe en la mayoría de los censos españoles.

La Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de la Raza Asturiana de los Valles (ASEAVA) es la encargada de gestionar el Libro Genealógico, del control del rendimiento cárnico, y del testaje de sementales jóvenes.

Actualmente la raza está orientada a la producción cárnica, a pesar de que en sus orígenes fuese de triple aptitud.

En función de su desarrollo muscular, se clasifican en dos aptitudes:

  • Aptitud culón (hipertrofia muscular hereditaria).
  • Aptitud normal.

La aptitud culona de esta raza supone un mayor rendimiento de la canal, mayor proporción de músculo, menor proporción de hueso y mucha menos proporción de grasa.

El gen responsable de esta aptitud cárnica es el gen MSTN, descubierto en 1997 y responsable de codificar una proteína, la miostatina, implicada en el desarrollo de estos animales.

La herencia del carácter se ajusta a un modelo de un único gen autosómico recesivo, de tal manera que no todos los animales homocigotos para una mutación del gen MSTN expresan el carácter.

La Asturiana de los Valles presenta un perfil recto o ligeramente subconvexo y aspecto equilibrado. La coloración de la capa es castaña presentando variaciones desde el amarillo pajizo al castaño rojizo, con degradaciones cremosas en la orla del hocico, interior de las extremidades y bragadas. Las mucosas bucolinguales y anovulvares son de color negro.

Además, los animales de esta raza presentan el borlón de la cola de color negro, cuernos de color blanco-amarillento en la base y negros en la punta, y orejas con pelos claros en el interior y oscuros en el borde.

Los animales de esta raza desatacan por su rusticidad, docilidad y buen instinto maternal.

La raza presenta un carácter muy apacible y resulta ideal para su cría en condiciones extensivas. Son vacas mansas, buenas madres, paren sin dificultad y destetan terneros de pesos elevados con buena conformación.

Entre las características reproductivas de las hembras de esta raza destaca que presentan un 92 % de partos sin dificultad con un intervalo entre partos de 380 días, y una edad al primer parto de 31 meses.

Los terneros nacen con una media de 40 kg y alcanzan una velocidad de crecimiento durante la lactancia de 942 gramos/día.

La Asturiana de los Valles se maneja mediante diferentes sistemas de explotación. La base de la alimentación es la hierba, bien en pastoreo durante la primavera, verano u otoño, o bien en forma de heno y ensilado durante el invierno.

  • Sistema Valle (puerto): es un sistema arraigado en las zonas de montaña provistas de pastos de aprovechamiento comunal. Normalmente son pequeñas explotaciones tradicionales.

El sistema se basa en el pastoreo estival de los puertos de montaña junto con un breve pastoreo primaveral-otoñal de los prados del valle. Durante el inverno se mantienen estabulados y se les proporciona heno de hierba.

La fecha de bajada de los puertos está condicionada por el clima y las ferias de otoño de cada lugar, aunque normalmente es entre los meses de Septiembre y Octubre. Una vez que bajan al valle, vuelven a pastar los prados hasta Diciembre.

  • Semiestabulación regular: este sistema se lleva a cabo en zonas de media montaña con alimentación basada exclusivamente en los prados de la explotación y del monte del lugar.

Tras las estabulación invernal, a mediados de Marzo comienza el pastoreo de primavera, combinado con la estabulación nocturna de las vacas para amamantar los terneros y recibir un suplemento de forraje y concentrados.

  • Estabulación mínima: se trata de una estabulación breve, sólo durante el inverno y/o con pocos animales estabulados.

Es un sistema relativamente reciente y se asienta en lugar con climas y orografía benévolas. La mayor disponibilidad de pastos permite que existan rebaños más grandes, explotados en condiciones extensivas bajo pastoreo rotacional.

Se basa en el pastoreo permanente a lo largo del año de praderas naturales o mejoradas.

Por otro lado, los toros de raza Asturiana de los valles son muy utilizados en el cruzamiento industrial con vacas frisonas y sobre otras vacas de cría, tanto en monta natural como a través de la inseminación artificial.

El ternero cruzado nace sin dificultad y muy bien conformado, puesto que los toros asturianos aportan al producto muscularidad y un incremento de la calidad sensorial de la carne.

Cruzando toros asturianos conseguiremos:

  • Mayor docilidad y facilidad de manejo.
  • Mayor resistencia a parásitos.
  • Mejor conformación del producto.
  • Mejor índice de conversión del pienso.
  • Mayor velocidad de crecimiento.
  • Incrementar el peso y rendimiento de la canal.
  • Producir más cantidad de carne magra.
  • Reducir el porcentaje de hueso y grasa de la canal.
  • Vender más cantidad de carne de primera.
  • Mejorar precio de venta.

Respecto a la canal:

  • Muy buena conformación.
  • Un 63% de rendimiento a la canal.
  • Casi un 77% de la canal corresponde a músculo.
  • Bajo nivel de engrasamiento, tanto subcutánea como intermuscular.
  • Bajo contenido en hueso que apenas llega a suponer el 13% de la canal.

Como distintivo de calidad la raza posee la marca “Xata Roxa” integrada en la Indicación Geográfica Protegida de “Ternera Asturiana”. 

 

 

Fuente: mapa.gob.es, ASEAVA.




REVISTA rumiNews +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista rumiNews septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
rumiNews en
Youtube

 
logo