27 Ago. 2018

Economía

Economía

crisis productores leche

UPA-COAG alerta de la crisis del sector lechero de Castilla y León

La Alianza UPA-COAG ha denunciado la crisis que está azotando a los ganaderos productores de leche de Castilla León, que perciben precios muy bajos.

El análisis llevado a cabo por la organización agraria Alianza UPA-COAG sobre la situación del sector lácteo en Castilla y León, ha puesto de manifiesto que el precio percibido por los productores es muy inferior a lo esperado.

Concretamente, los ganaderos de vacuno de leche han percibido durante el verano un precio de 0,31€/L, mientras que en 1998 este precio llegaba a 0,32€/L.

La situación del ovino de leche se encuentra en una situación aun peor, ya que el precio percibido es de 0,62€/L, mientras que hace 30 años llegaba a 0,73€/L.

En el caso del caprino de leche, la organización alerta de que se encuentra en una profunda crisis económica, ya que las cotizaciones apenas superan los 0,55€/L, lo cual no permite cubrir los costes de producción. 

Desde la Alianza UPA-COAG se denuncia que se trata de una situación insostenible, estando los productores sometidos al dominio de las industrias.

Resaltan que la industria hace una mala praxis en cuanto a la toma muestras, pagando por calidades de la leche por debajo de la calidad real entregada por los ganaderos.

Según los datos del Observatorio del Mercado de la Leche de la UE, el precio medio para los ganaderos europeos para la leche de vaca al menos 2 céntimos superior al que se percibe en nuestro país.

Los ganaderos de caprino de leche de Castilla y León denuncian que en otros países de la UE se paga hasta 15 céntimos de euro por litro más que en España. 

Esta situación se produce a pesar de las mejoras que han tenido que hacer los productores para modernizar sus explotaciones, con unas infraestructuras y una mecanización a un coste muy elevado.

Han tenido que adaptar sus explotaciones a la nueva normativa europea relativa a sanidad y bienestar animal, y con el fin de ofrecer productos de la mayor calidad al consumidor, a expensas de una fuerte inversión económica.

Los ganaderos piden que las administraciones públicas central y regional pongan soluciones en forma de medidas concretas de gestión de crisis, y que controlen las prácticas ilegales como la venta a pérdidas o la desvalorización del sector. 

Fuente: Alianza UPA-COAG

Dejar comentario