12 Abr 2022

Vuelven a pastar ovejas y cabras en Barcelona

 

Barcelona ha tomado una iniciativa ya olvidada, pero esencial para el mantenimiento de los bosques y por consiguiente, el evitar que se creen incendios: PASTAR.

 

Un rebaño de pequeños rumiantes, formado por 130 ovejas, 80 cabras y 80 corderos, vuelve a pastar en el término municipal de Barcelona. El ayuntamiento ha puesto en marcha una prueba piloto de pastoreo controlado de trashumancia estacional para prevenir los incendios forestales en la vertiente barcelonesa de Collserola.

El rebaño está atendido por dos pastores, tres perros pastores catalanes y un mastín; pastará cada día durante esta primavera 2022.

Pastar en Barcelona no se veía desde principios de siglo debido a que en la capital catalana se prohibieron las actividades económicas ganaderas.

Eloi Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, presentó el pasado 7 de abril, una prueba piloto de pastoreo controlado de trashumancia estacional para prevenir los incendios forestales en la ladera barcelonesa del parque natural de Collserola, y que el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en práctica.

El pastoreo es una de las formas más antiguas que se conoce para la limpieza de bosques. Muchos pastores ya jubilados o en prejubilación explican que antiguamente se podía andar, correr e incluso galopar a caballo entre medio de los bosques y no encontrabas ninguna barrera natural que lo impidiera, como son los arbustos, o el sotobosque, ya que los rebaños se encargaban de mantener limpios estos espacios.

Es por ese motivo que el ayuntamiento de Barcelona paga por los servicios de este rebaño, por el hecho de que es, como ya hemos dicho, una de las herramientas más útiles y eficaces para prevenir el crecimiento del sotobosque, una limpieza que ahora hace el ayuntamiento de manera manual.

Badia ha remarcado que si esta prueba piloto funciona y se afianza, el rebaño podría quedarse en Barcelona «de manera permanente e incluso ir a más», porque la normativa de la ciudad no prohíbe el pastoreo, sino la actividad económica ganadera en su término municipal.

Primer rebaño en zona Barcelonesa

Aunque es el «primer rebaño que hará vida barcelonesa”, en el parque de Collserola ya pastan otros rebaños pertenecientes a otros municipios. Hablamos concretamente de otros cuatro rebaños de ovejas y cabras de medias dimensiones en los municipios de Montcada i Reixac, Sant Feliu de Llobregat y El Papiol. Por lo que el pastoreo en el Parque Natural de Collserola ya era una práctica habitual, actualmente permitida por el PEPNAT (Plan Especial de Protección del Medio Natural y del Paisaje del Parque Natural de la Sierra de Collserola).

El concejal ha marcado que puede ser que la presencia del rebaño intervenga en la vida de los jabalís y haga que estos «den algún paso atrás».

Objetivos y actuaciones

El objetivo de este plan piloto es:

Prevenir los incendios forestales

Mejorar la conservación de la biodiversidad

Se han marcado cuatro grandes áreas de pasto y se realizará en un régimen de trashumancia estacional, principalmente en la primavera, con posibilidad de completarla en otoño. El rebaño que inicia el pastoreo en el marco de este plan piloto pastará en el distrito de Horta-Guinardó, concretamente en un área de matorrales de Collserola situada sobre el barrio de la Font del Gos y Montbau.

Información a la ciudadanía

El Consorcio del Parque Natural de Collserola ha instalado paneles en toda la zona para informar del proyecto y las normas de comportamiento cuando se está cerca del rebaño, como son:

Llevar los perros atados,

No acercarse a menos de 10 metros

No dar de comer al ganado.

Al mismo tiempo, antes de ponerse en marcha el proyecto durante el mes de marzo, el plan piloto se presentó a los vecinos de la Font del Gos.

Evolución del pastoreo en Cataluña

El oficio de pastor existe desde ya hace tiempos muy lejanos. De las primeras reseñas que se tienen constancia del pastoreo datan del siglo XI. A mitades del siglo XIX, se construyeron nuevas infraestructuras agrarias en el Centro de Cataluña, se transformaron las tierras a tierras fértiles y se introdujeron nuevos tipos de cultivos. Todos estos hechos llevaron a una gran disminución de las tierras para el pastoreo, provocando, como consecuencia, una reducción importante de los rebaños.

 

Se sabe que des de las primeras leyes de repoblación forestal de 13 de junio de 1877, se estigmatizó la cabra doméstica, a quién se le daba la culpa de la destrucción de los bosques mediterráneos. Más adelante, pero, se vio que la responsabilidad la tenía el pastoreo excesivo, continuo e incontrolado por parte de los humanos.

 

La disminución de la población rural se enfatizó con las políticas del gobierno predemocrático, pudiéndose ver como el abandono del trabajo agrícola forestal, favorecía la pérdida del mosaico agroforestal y, debido a ello, se producía un aumento de los incendios con una gran pérdida de la biodiversidad.

En la actualidad la población rural en Cataluña es extremadamente baja y por ello el problema se agrava viéndose cada vez más un aumento en las superficies forestales y como consecuencia, grandes incendios forestales que arrasan el territorio.

La ganadería extensiva se encuentra en una situación muy crítica hoy en día y en este sentido se deben replantear, como ha hecho el ayuntamiento de Barcelona, su aporte ecológico y medioambiental que hay que proteger.

 

Te puede interesar: «El papel del pastoreo en la reducción de la carga de combustible en los bosques de la Vall d’Alinyà«

Fuentes: El Periódico

 




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

rumiNews Junio 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo