¿Cómo afectan los coronavirus a la familia Bovidae?

Los coronavirus también afectan al ganado. La familia Bovidae es un grupo taxonómico de mamíferos artiodáctilos con una característica común: la alimentación estrictamente herbívora.

La orden de los artiodáctilos se define como aquellos mamíferos ungulados cuyas extremidades terminan en un número par de dedos, de los cuales apoyan en el suelo por lo menos 2.

Todas las especies incluidas en esta familia son rumiantes.

Según Mammal Species of the World, la familia Bovidae se clasifica de la siguiente manera:

  • Subfamilia Aepycerotinae: el impala principalmente.
  • Subfamilia Alcelaphinae: incluye ñus, damaliscos, topis y especies similares.
  • Subfamilia Antilopinae: antílopes y gacelas.
  • Subfamilia Bovinae: bisontes, bueyes, toros, búfalos, vaca doméstica…
  • Subfamilia Caprinae: cabras y ovejas.
  • Subfamilia Cephalophinae: antílopes africanos.
  • Subfamilia Hippotraginae: oryx, hippotragus y addax.
  • Subfamilia Reduncinae: cobos y reduncas.

La familia Bovidae pertenece al suborden Ruminantia; es importante señalar que no todos los rumiantes forman parte de la suborden Ruminantia, los camellos y las llamas son excepciones. Tampoco lo son los canguros ni los caballos, a pesar de poseer un ciego muy desarrollado.

El fósil de rumiante más antiguo es Amphitragulus, datada su edad en 56 millones de años.

Por otra parte, Orthocoronavirinae es una subfamilia perteneciente a la familia Coronaviridae, y son conocidos coloquialmente como coronavirus.

A su vez, se dividen en 4 subfamilias:

  • Alphacoronavirus, CoV-1

Los alphacoronavirus a su vez se dividen en 2 subgrupos (1a,1b), destacando el coronavirus humano 229E (HCoV-229E) y HCoV-NL63, así como el virus de la gastroenteritis transmisible porcina (TGEV).

  • Betacoronavirus, CoV-2

También se dividen en subgrupos, destacando 2a y 2b, que incluyen el virus de la hepatitis del ratón (MHV) y el SARS-CoV (Síndrome Agudo Respiratorio Severo).

Tanto los alphacoronavirus como los betacoronavirus tienen a los murciélagos como su especie huésped.

  • Gammacoronavirus, CoV-3

Se incluyen todos los coronavirus aviares identificados hasta el año 2009.

  • Deltacoronavirus, CoV-3

Son zoonosis que ocasionalmente infectan a humanos. Se encuentran en la especie porcina, aviar y en murciélagos.

Estos grupos incluyen genogrupos filogenéticamente similares de virus ARN monocatenario positivos envueltos y con una nucleocápside de simetría helicoidal.

El nombre se debe a sus puntas en forma de corona sobre la superficie del virus.

Los coronavirus afectan a animales y al ser humano. Hasta la fecha se han registrado 39 especies de coronavirus.

El ancestro común más reciente de un coronavirus pertenece al siglo IX a.C. El orden más longevo de coronavirus son los betacoronavirus, seguido de los deltacoronavirus y de los gammacoronavirus.

En base a estudios realizados, el factor principal para la supervivencia de los coronavirus fue la sangre caliente, particularmente de murciélagos y aves.

El coronavirus bovino se separó de la especie equina al final del siglo XVIII. El coronavirus bovino y el humano OC43 se separaron en 1899. Según otra investigación, el coronavirus humano OC43 divergió del coronavirus bovino en 1890. El coronavirus bovino y el canino divergieron de un ancestro común en 1951.

Los coronavirus fueron descritos por primera vez en la década de 1960 en las cavidades nasales de pacientes con resfriados. Fueron nombrados como coronavirus humano 229E y OC43. Hasta la fecha hay 7 cepas registradas de coronavirus humanos (HCoV): HCoV 229E, HCoV-OC43, SARS Co-V, HCoV-NL63 (New Haven coronavirus), HCoV HKU1, MERS-CoV (Síndrome Respiratorio por coronavirus de Oriente Medio), SARS-CoV-2/Covid-19.

En el sector de la veterinaria, los coronavirus han sido reconocidos como agentes etiológicos de patologías desde principios de 1970. A excepción de la bronquitis infecciosa aviar, las principales enfermedades se relacionan con cuadros intestinales.

Estos virus causan enfermedades en los animales de granja y en los animales domésticos, suponiendo una amenaza para la industria agrícola.

 ESPECIE BOVINA 

El coronavirus bovino (CoVB), junto con el rotavirus bovino grupo A (RVB-A), es uno de los agentes virales identificados con mayor frecuencia como causante de diarrea en terneros en todo el mundo.

La prevalencia promedio de coronavirus bovino en terneros con diarrea varía del 2-43% a nivel mundial.

El coronavirus bovino se presenta también en animales adultos, y se caracteriza por producir 4 síndromes clínicos diferentes:

  • Síndrome diarreico neonatal del ternero: diarreas líquidas profusas, a veces con hemorragia, anorexia, deshidratación y puede terminar en la muerte del animal.
  • Disentería: se suele dar en animales adultos, provocando severas diarreas y reducción de la producción láctea.
  • Infecciones respiratorias.

El virus se transmite a los terneros cuando las madres presentan diarreas que no son tratadas, o bien no heredan la inmunidad a través del calostro. Es por ello recomendable vacunar a las hembras unas semanas previas al parto o después, para que haya transmisión calostral de la inmmunidad, evitando así el síndrome diarreico asociado al coronavirus, entre otros agentes.

 ESPECIE OVINA 

En la especie ovina, los coronavirus también se relacionan con problemas diarreicos y su presentación como agente etiológico ha sido reportado por muchos autores de diferentes países.

La primera descripción de coronavirus en ganado ovino fue informada en Australia en un muestra de animales con diarrea, y posteriormente se comunicó y se detectó en ovinos de diversos países.

Aunque la intervención del coronavirus como agente único etiológico de las diarreas en el ganado ovino es baja, este agente está involucrado en cuadros intestinales en diversas especies.

Normalmente, suele ser un agente coparticipante de las diarreas en el ganado ovino.

 ESPECIE CAPRINA 

Respecto al ganado caprino, los antecedentes sobre agentes etiológicos de diarreas neonatales son escasos.

Lincicome, en 1982, asocia el parasitismo por hel­mintos y coccidios con este síndrome. Según Nagy y col. (1984) la principal causa de diarrea en cabri­tos es Cryptosporidium.

Otros agentes descritos en relación a diarrea neonatal son: rotavirus (Scott y col., 1978; Nagy y col., 1983, 1984; Yvore y col., 1984); herpesvirus (Berríos y col., 1975); coronavi­rus (Nagy y col. 1983, 1984); adenovirus (Nagy y col., 1984); Escherichia coli (Nagy y col., 1983, 1984) y Cryptosporidium (Yvore y col., 1984).

En Hungría, Nagy y col. (1983) detectaron rotavirus, por microscopía electrónica, en cabritos menores de 4 meses con diarrea (5/25) y sin diarrea (3/3). Otros agentes encontrados fueron: Cryptosporidium, coronavirus, E. coli y coccidios.

En 1984, Nagy y col. detectaron rotavirus mediante ELISA (Enzyme-linked immunosorbent assay) y microscopía electrónica, en 6 de 29 cabritos meno­res de 4 meses, con diarrea, y en 3 de 6 cabritos sin diarrea. Simultáneamente se determinó la presencia de adenovirus, coronavirus, E. coli K 99+ y Cryp­tosporidium.

 

Fuentes: Determinación de coronavirus en ovinos de la Provincia de Valdivia, X Región, Chile, G.Reinhardt, J.Zamora, N.Tadich, M.Polente, M.Aguilar, S.Riedemann, J.Palisson, Instituto de Microbiología, Universidad Austral de Chile, inta.gob.ar, contextoganadero.com, web.uchile.cl




REVISTA rumiNews +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista rumiNews septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
rumiNews en
Youtube

 
logo