09 Mar 2021

Agalaxia contagiosa: epidemiología, diagnóstico y Programa Nacional de control



La agalaxia contagiosa es una enfermedad cuyo agente causal son algunas especies de micoplasmas que afectan fundamentalmente al ganado caprino y ovino, pudiendo ocasionar pérdidas productivas y económicas como consecuencia de los cuadros de mastitis, artritis y queratoconjuntivitis.

Existen cuatro especies de micoplasmas que pueden afectar a los pequeños rumiantes:

  • Mycoplasma agalactiae
  • Mycoplasma mycoides subsp capri
  • Mycoplasma capricolum subsp capricolum
  • Mycoplasma putrefaciens (Corrales et al., 2007)

Estas dos últimas aparecen de manera más esporádica, siendo las dos primeras las de mayor importancia en España.

En el ganado ovino, Mycoplasma agalactiae suele ser el agente causal; en el caprino, varias especies pueden estar presentes en un mismo rebaño o individuo, ocasionando infecciones mixtas.

EPIDEMIOLOGÍA

Se trata de una enfermedad endémica de la cuenca mediterránea de declaración obligatoria (EDO).

  • Colectivos más vulnerables: individuos jóvenes y hembras en lactación.
  • Vías de transmisión: contacto directo, lactancia y ordeño; calostro.

Otras vías de excreción son las secreciones oculares, fecales y genitourinarias.

La pasteurización reduce significativamente la concentración de Mycoplasma agalactiae en el calostro caprino.

Por otro lado, M. agalactiae y M. Mycoides subsp capri se excretan a través del semen de los machos, interfiriendo en la calidad espermática (Gómez-Martín et al., 2021a). Esto, unido a la capacidad de los micoplasmas para sobrevivir en el aparato reproductivo de los pequeños rumiantes hacen necesario considerar el riesgo de transmisión venérea.

En los rebaños, la principal vía de transmisión es la introducción de animales infectados.

DIAGNÓSTICO

Existen varios métodos para el diagnóstico de la agalaxia contagiosa:

  • Directo: evidencian la presencia del patógeno.
  • Indirecto: se basan en la detección de la respuesta del hospedador ante el patógeno.

El diagnóstico de la especie es importante para establecer el curso de la infección y un tratamiento adecuado.

Se ha observado que los antibióticos más eficaces contra M. mycoides subsp capri son las fluoroquinolonas, tetraciclinas y los macrólidos (tilosina y eritromicina) (Antunes et al., 2007). En cuanto a Mycoplasma agalactiae, destaca la eficacia de las fluoroquinolonas, tetraciclinas y macrólidos.

En los estudios realizados in vitro, la eritromicina presenta una elevada concentración mínima inhibitoria en cepas de M. agalactiae de muestras de tanque, semen u oído de rebaños con y sin sintomatología clínica de la enfermedad (Amores et al., 2012b).

Finalmente, es importante también detectar los animales asintomáticos. Para ello, se deben realizar hisopados del conducto auditivo externo, debido al elevado número de infecciones auriculares.

PROGRAMA NACIONAL DE VIGILANCIA, CONTROL Y ERRADICACIÓN

El objetivo principal del Programa Nacional de la enfermedad es establecer un programa sanitario voluntario de vigilancia y control de la enfermedad, unas cualificaciones sanitarias y la implantación de medidas de manejo e higiene complementarias.

No se contemplan sacrificios obligatorios de animales.

El programa está dirigido principalmente a explotaciones productoras de leche, aunque puede acogerse cualquier explotación de ovino o caprino con la calificación sanitaria que se lo permita.

Se define un caso positivo en un rebaño cuando, al menos, uno de los animales analizados en un muestreo según el protocolo correspondiente, resulte positivo.

En todas las explotaciones incluidas en el programa se realizará anualmente una encuesta epidemiológica, y los ganaderos titulares deberán contar con el asesoramiento de un veterinario o de una ADS.

En el siguiente esquema se muestran las actuaciones sanitarias según corresponde:

En los casos de explotaciones positivas, se incluyen las siguientes medidas mínimas:

  • Programa de bioseguridad con protocolos de limpieza y desinfección, adaptados a la aptitud productiva.
  • Programa de desparasitación contra parásitos externos, especialmente ácaros.
  • Separación y aislamiento específico y efectivo de animales positivos y con sintomatología clinica.

Las calificaciones sanitarias de animales y rebaños son las siguientes:

  • Explotación oficialmente indemne a agalaxia contagiosa (AC4): aquella que durante dos años de aplicación del programa, haya tenido todos los resultados negativos, que no haya vacunado y con todos los animales incorporados con posterioridad a la primera prueba procedentes de rebaños oficialmente indemnes o negativos AC2- a la enfermedad.
  • Explotación indemne a agalaxia contagiosa (AC3): aquella que durante dos años de aplicación del programa haya tenido resultados negativos, y con animales en el rebaño vacunados.
  • Explotación negativa a agalaxia contagiosa (AC2-): aquella que durante un año de aplicación del programa ha obtenido resultados negativos.
  • Explotación sin programa de vigilancia y control (AC1): aquella no incluida en este programa sanitario.

Las granjas incluidas en el programa podrán incorporar animales de explotaciones incluidas en el mismo, o que hayan realizado pruebas análogas; además, los animales que se incorporen deben ser negativos a pruebas serológicas y a pruebas de PCR individuales realizadas en un periodo no superior a los 60 días.

Para incorporar animales a explotaciones AC2 y AC2también son válidas las pruebas PCR negativas en tanque de leche realizadas, como máximo, 30 días antes de la incorporación.

La agalaxia contagiosa en España es una de las enfermedades con mayor repercusión para el sector de los pequeños rumiantes, especialmente en el ganado lechero.

Esto se debe a que se trata de una infección capaz de comprometer la viabilidad económica de una granja en un corto periodo de tiempo:

  • Pérdida de producción lechera
  • Alta morbilidad y, en ocasiones, mortalidad
  • Imposibilidad de comercializar la leche
  • Gastos veterinarios

Por otro lado, las infecciones crónicas motivan la presentación de formas asintomáticas en los rebaños, ocasionando pérdidas productivas que pueden pasar desapercibidas.

 

Fuentes bibliográficas: “Epidemiología y diagnóstico de la agalaxia contagiosa”, Grupo de Investigación Sanidad de Rumiantes: Ángel Gómez Martín, Joaquín Amores, Ana Paterna, Antonio Sánchez, Christian de la Fe, Juan Carlos Corrales, Antonio Contreras; Programa Nacional Voluntario de Vigilancia, Control y Erradicación de la Agalaxia Contagiosa ovina y caprina 2020, MAPA.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas