08 Jul. 2019

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

¿Alojar a las terneras lactantes en parejas mejora su bienestar y rendimiento?

Recientes estudios demuestran que el alojamiento de las terneras en parejas antes del destete les ayuda a adaptarse a diferentes situaciones en el futuro.

El alojamiento de las terneras lactantes en parejas antes del destete podría mejorar su capacidad de adaptación a distintas situaciones conforme van madurando, mejorando su ingesta de alimento y su crecimiento. 

Según las investigaciones llevadas a cabo por Profesor Trevor DeVries, de la Universidad de Guelph (Ontario – Canadá), y la Dra. Marina von Keyserlingk, de la Universidad de Columbia Británica, las terneras lactantes destinadas a producción lechera podrían beneficiarse del alojamiento en parejas antes del destete.

¿Cómo influye el alojamiento individual y en parejas de las terneras?

Los resultados de los estudios realizados por DeVries y von Keyserlingk revelan que:

  • Las terneras alojadas en grupo ingerían mayor concentrado que las terneras alojadas de forma individual (↑40 g de concentrado/ternera y día) gracias al fenómeno conocido como «facilitación social».
  • Al mezclar las terneras alojadas individualmente con las alojadas en parejas y comparar la ingesta de un alimento nuevo (desconocido para las terneras) en fases posteriores, las «terneras individuales» tardaban hasta 50 horas en comenzar a consumirlo, mientras que las «terneras en parejas» tardaban aproximadamente 9 horas.

Bajo las condiciones del estudio, las «terneras individuales» llegaban al punto de estar tan hambrientas que alternaban entre atiborrarse de alimento y dejar de comer, lo que es indicativo de acidosis

  • El crecimiento de las «terneras individuales» se vería afectado, registrándose una pérdida de peso de aproximadamente 2,5 kg tras reagrupar a los animales, con fluctuaciones de peso durante los siguientes 14 días.
  • Las «terneras individuales» tardarían casi una semana en alcanzar el ritmo de ingestión de las «terneras en parejas».

 

¿A qué se deben estas diferencias en el comportamiento de las terneras?

Para evaluar las dinámicas y las interacciones de las terneras, se realizó un test de interacción social. Se observó que al poner en contacto a dos terneras que no se conocen, las que se han alojado de manera individual tardaban más en interaccionar. En el caso de las terneras alojadas en parejas, se observó un mayor comportamiento exploratorio y de curiosidad, por lo que tardan menos en interaccionar con otras terneras y el entorno, lo que explicaría que tardaran menos en comenzar a comer.

Fuente: Farmers weekly

Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.