16 Abr 2020

Bacteriófagos como terapia para la reducción del uso de antibióticos



Bacteriófagos como terapia para la reducción del uso de antibióticos

Adaptado del artículo: “From farm management to bacteriophage therapy: strategies to reduce antibiotic use in animal agriculture”, Laura H. Kahn, Gilles Bergeron, Megan W. Bourassa, Bert De Vegt, Jason Gill, Filomena Gomes, François Malouin, Ken Opengart, G. Donald Ritter, Randall S. Singer, Carina Storrs, Edward Topp.

En la labor de reducir el uso de antibióticos en la ganadería, varias alternativas comerciales viables y efectivas se han ido implantando en las explotaciones y están en desarrollo a día de hoy.

Quizá las estrategias más establecidas sean aquellas relacionadas con la gestión de rebaños y la mitigación de la introducción y propagación de las enfermedades, que posteriormente se traducirá en un menor uso de los antibióticos.

El uso de las vacunas en producción animal se ha utilizado históricamente para prevenir enfermedades bacterianas y víricas, aunque la mayoría de ellas se han dirigido a las enfermedades virales.

Aunque las vacunas contra las enfermedades virales pueden ayudar a reducir la necesidad de usar antibióticos controlando la propagación de las infecciones bacterianas secundarias, las vacunas más recientes que se están desarrollando se dirigen específicamente a las bacterias.

Los nuevos avances en la selección y la posible adaptación de los bacteriófagos, ofrecen una vía prometedora para el control de las bacterias patógenas sin necesidad de los tradicionales antibióticos.

La reducción de la dependencia de los antibióticos en la producción animal debería reducir la prevalencia y la transmisión a los humanos de las bacterias resistentes a los antimicrobianos deartículo estosonline sistemas.

PAPEL DE LOS BACTERIÓFAGOS

Actualmente, hay un creciente interés en el desarrollo de productos basados en los bacteriófagos (fagos) para su administración en animales de producción como un nuevo tipo de agente antibacteriano.

El uso de bacteriófagos puede tener numerosas ventajas sobre los antibióticos clásicos.

Aunque las bacterias pueden desarrollar resistencias contra estos, este riesgo puede reducirse mediante la elaboración de “mezclas” de 2 o más bacteriófagos, lo cual es factible gracias a la naturaleza diversa de los mismos.

Hoy en día no son tan conocidos, pero los fagos fueron estudiados a lo largo del siglo XX en la denominada etapa pre-antibióticos. Estos se encuentran en la naturaleza y en la microflora humana normal.

Las peculiaridades de los fagos han alentado a los organismos reguladores, incluida la FDA (Food and Drug Administration), a considerar seguros los fagos especialmente virulentos, es decir, aquellos cuyo objetivo es infectar bacterias y eliminarlas y que, por norma general, no interactúan con los tejidos de mamíferos.

Por otro lado, los fagos menos virulentos pueden integrar su ADN dentro del genoma de la bacteria y permanecer en un estado de latencia dentro de las células bacterianas, cambiando sus características sin matarlas. Debido a esto, no se utilizan terapéuticamente.

A pesar de que estos productos no están todavía disponibles para su


 




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo