16 Mar 2021

Impacto de la vacunación frente a agalaxia contagiosa sobre la producción láctea en ovino

get_the_title
  • Av. Párroco Pablo Díez, 49-57 León 24010
    España
  • 987 800 800 // 987 802 452
  • www.syva.es



AUTOR

Carmen Casal Comendador

Dpto. I+D+i Laboratorios Syva

Raúl Martínez Fernández

Técnico de Rumiantes Laboratorios Syva

La vacunación frente a Agalaxia Contagiosa (AC) en ovino lechero, forma parte de la estrategia global de lucha frente a esta enfermedad, con enorme repercusión para el sector lechero.

Esta estrategia debe incluir necesariamente, una serie de buenas prácticas de manejo y bioseguridad a nivel de rebaño; como el análisis periódico de la presencia de micoplasma en leche de tanque mediante PCR, evitar la entrada y el contacto con animales de rebaños positivos, o implementar unas rutinas de ordeño correctas.

El objetivo de las vacunas en todo caso, no es otro que minimizar las pérdidas que podría ocasionar un eventual brote, tales como la pérdida de producción láctea, desecho de animales, pérdida de potencial genético, etc… (Loria et. al. 2018)

Así, la vacuna frente a AC es incluida de forma regular en los programas sanitarios de muchos rebaños comerciales de ovino lechero en Europa meridional, cada 4 ó 6 meses de intervalo.

Sin embargo, es frecuente en la práctica, que en muchos rebaños se modifiquen los planes vacunales para evitar posibles pérdidas de leche colaterales a la aplicación, sobre todo en los primeros meses de lactación, precisamente la fase de mayor excreción de micoplasmas.

De esta manera abrimos “grietas” en nuestra estrategia de defensa frente a la agalaxia contagiosa; si además se cometen errores de manejo (desajustes de la máquina de ordeño, estrés de los animales…), puede dar lugar a la aparición de un nuevo brote de AC.

Pero, ¿son reales estas pérdidas de leche colaterales? ¿podemos cuantificarlas? ¿se producen igualmente si aplicamos cualquier tipo de vacuna?

Existen pocos trabajos valorando el impacto sobre la producción láctea en los días posteriores a su aplicación en los animales en lactación; en este caso, se han realizado 2 ensayos en 2 tipos de explotación de ovino lechero: mediana-familiar, y grandeindustrial.

En ambos casos se utilizaron los 2 tipos de vacunas disponibles en el mercado según su adyuvante, oleosas y acuosas, para comprobar tanto la magnitud del impacto como una posible diferencia entre ambas.

DESCRIPCIÓN DE LOS ENSAYOS

Las pruebas realizadas tienen lugar en 2 explotaciones comerciales de ovino de leche, situadas en Castilla y León (CYL) y en Castilla La Mancha (CLM). Ambas poseen animales excretores de Mycoplasma agalactiae, confirmado mediante PCR en leche de tanque. Al menos en los últimos 4 años no han tenido brotes clínicos de agalaxia contagiosa.

  • La granja CYL es de tipo mediano familiar, con 800 ovejas Assaf y 2 trabajadores asalariados. El lote en estudio se compone de 114 animales con días en leche comprendidos entre 44 y 59 días.
  • En cuanto a la granja CLM, se trata de una explotación de gran tamaño con 4.000 ovejas raza Lacaune, y 11 trabajadores. En este caso se estudiarán 2 lotes productivos de 177 y 181 animales, con días en leche comprendidos entre 70 y 105 días.

Tanto en la granja CYL como en CLM se vacuna habitualmente y de forma sistemática frente a AC con una vacuna adyuvantada con aceite mineral, de forma que todos los animales del lote, han sido previamente expuestos al antígeno





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas