19 Sep 2022

Las vacas lecheras se ejercitan para prolongar su vida útil

El proyecto «Ejercicio de las vacas lecheras para una vida más larga» tiene como objetivo investigar el impacto del ejercicio regular en la salud del ganado lechero.

En el ganado lechero, la cojera se encuentra en la lista de las 3 primeras razones de sacrificio involuntario. Un sistema musculoesquelético que funcione bien es esencial para que una vaca pueda pastar, comer y ser ordeñada. El ejercicio físico puede reducir el riesgo de problemas de salud y, por lo tanto, contribuir a una vida más larga. El proyecto «Ejercicio de las vacas lecheras para una vida más larga» tiene como objetivo investigar el impacto del ejercicio regular en la salud del ganado lechero, con el apoyo financiero del «Melkveefonds» holandés.

En la investigación humana se ha demostrado que el nivel de actividad física afecta a la salud humana. El ejercicio físico durante la juventud influye en el desarrollo del sistema musculoesquelético; y el ejercicio durante la vida adulta tiene una fuerte relación con el metabolismo energético, de las grasas y de las proteínas. El ejercicio físico en el ganado lechero también puede ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud (por ejemplo, cojera, trastornos metabólicos) y mejorar la condición física de las vacas.

Es un hecho generalmente aceptado que las vacas cojas son menos activas. Sin embargo, la situación inversa está relativamente inexplorada: ¿el ejercicio físico reduce el riesgo de cojera en el ganado lechero?

El nivel de actividad física del ganado lechero suele ser relativamente limitado, especialmente cuando las vacas están alojadas en el interior. La distancia media que recorren las vacas en los pastos en los Países Bajos se ha estimado en 5 km al día, incluyendo la distancia recorrida al ir y volver de la sala de ordeño. Por supuesto, esta cifra varía, especialmente debido a las diferencias en la distancia entre la sala de ordeño y los pastos. En la práctica, la incidencia de los problemas de garras de las vacas en los pastos es menor que cuando están alojadas en el interior. Sin embargo, con el pastoreo, no solo el nivel de ejercicio es diferente – las vacas también estarán sujetas a una ración diferente (hierba fresca) y a circunstancias de alojamiento diferentes (suelo blando y cama).

Para estudiar el efecto del ejercicio sobre la salud y la fisiología del ganado lechero, se hará un seguimiento de 36 vacas lecheras multíparas durante un periodo de ocho semanas. La mitad de las vacas serán sometidas a un programa de entrenamiento durante este periodo, caminando dos veces al día en una cinta de correr durante 45 minutos. La velocidad de marcha se adaptará a un ritmo de vaca fácil, a 3,4 km/h.

Durante el ensayo, las vacas serán objeto de un seguimiento exhaustivo para determinar la diferencia entre los dos grupos.

Se registra la producción individual de leche y la ingesta de alimento, y se toman muestras de sangre semanales para controlar el metabolismo.

El comportamiento de las vacas se registrará mediante sensores que miden los patrones de actividad. Se controlará la frecuencia cardíaca, tanto en reposo como durante el ejercicio, para medir la condición física. Todas las vacas reciben una puntuación semanal de su locomoción y de la circulación sanguínea en las patas inferiores.

 

 


 

 

 

 

 

 

 




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo