03 May. 2019

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

Maximizar la efectividad de la vacunación está en tus manos

Un buen protocolo de vacunación en una granja de vacuno lechero o de carne es clave para una salud óptima de los animales. ¿Conoces las pautas para asegurar su éxito?

En el marco global de «Una Salud» la vacunación se ha convertido en una de las herramientas más importantes que tenemos a la hora de minimizar el uso innecesario de antibióticos en las granjas de vacuno lechero y de carne. 

¿Cuáles son las ventajas de una vacunación efectiva? 

  • Mejora el bienestar animal al prevenir la aparición de enfermedades infecciosas
  • Mejora la rentabilidad de la explotación, ya que los animales saludables producen más y mejor
  • Reduce los costes asociados al tratamiento de las enfermedades
  • Contribuye a minimizar la aparición de resistencias antimicrobianas, ya que a menudo, las infecciones bacterianas aparecen de forma secundaria a enfermedades de origen vírico

Con el fin de potenciar la efectividad de las vacunas en los animales, a continuación os presentamos una serie de pautas recogidas en la «Guía para el Uso Responsable de Vacunas en la producción de vacuno de leche y de carne».

Pautas para una óptima eficacia de la vacunación

  • Compromiso por parte del ganadero por salvaguardar la salud y bienestar de los animales de la granja, así como la seguridad alimentaria de los productos derivados de ellos
  • Elaboración de un programa sanitario en el que se establezcan los tratamientos preventivos y de manejo: 
    • Programa de vacunación
    • Control de mamitis
    • Control de cojeras
    • Desparasitación interna y externa
  • Monitorización del estatus sanitario del rebaño para detectar cualquier signo de enfermedad
  • Aplicación de vacunas que minimicen la incidencia de enfermedades infecciosas al potenciar el sistema inmunitario de los animales
  • Aplicación de vacunas en función de los riesgos existentes en la granja
  • Complementar la vacunación con unas buenas condiciones de higiene y de nutrición
  • La aplicación de las vacunas únicamente debe realizarse bajo prescripción veterinaria
  • Administrar la vacuna a la dosis recomendada, realizando en caso de que sea necesario las revacunaciones a los intervalos adecuados para reforzar el efecto de la vacuna
  • Seguir las indicaciones de la ficha de la vacuna en lo que respecta a la vía de administración (subcutánea, intramuscular, intranasal u oral)
  • Realizar la vacunación en animales sanos, ya que si se administra cuando están enfermos o desnutridos, la capacidad del animal de responder a la vacuna y generar una respuesta inmunitaria protectora se reduce sustancialmente
  • Documentar todas las vacunaciones realizadas, indicando:
    • Fecha de administración
    • Animal vacunado
    • Nº de lote
    • Fecha de caducidad de la vacuna
  • Almacenar las vacunas debidamente, según las indicaciones del fabricante

Leer guía completa

Fuente: RUMA

 

Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.