18 May 2021

Prevención y soporte, claves en el control de procesos respiratorios

get_the_title



AUTOR

Guillermo Pardo

Ruminants Manager de Liptosa

Las patologías que afectan al tracto respiratorio suponen una de las principales causas de mortalidad en la recría y en las explotaciones de cebo de rumiantes.

Estos procesos, en muchos casos multifactoriales y de etiología variada, suponen un constante reto para los profesionales del sector.

Su control está estrechamente ligado a una mejora continua en el manejo y bioseguridad de las explotaciones, al correcto uso y diseño de las infraestructuras y a la implantación de protocolos vacunales, adecuados al seguimiento microbiológico y sanitario del ganado.

Respecto a los factores predisponentes al desarrollo de patologías respiratorias, se describen principalmente:

  • Hospedador: características fisiológicas propias, edad (mayor gravedad en animales jóvenes), estado inmunitario, raza, etc.
  • Ambiente: diseño del alojamiento (situación, ventilación, elementos comunes), densidad, alimentación (cambios de ración, buen encalostrado), variaciones climáticas (temperatura, humedad), etc.

Cabe destacar la importancia del estrés generado por los factores que afectan al hospedador, así como el generado por la falta de control del ambiente que lo rodea.

Este estrés multifactorial (transporte, alimentación, clima, etc.) afecta de manera directa a las barreras naturales del epitelio respiratorio y a la función de sus células defensivas, permitiendo una primera infección viral (en muchos casos mixta).

La acción de estos patógenos compromete la capacidad inmunitaria y defensiva del animal, permitiendo la proliferación e infección bacteriana, que suele cursar con neumonías más severas (Odeón, 2015, INTA). También existen, en menor medida, infecciones parasitarias del tracto respiratorio.

En cuanto a los principales agentes etiológicos infecciosos responsables del síndrome respiratorio bovino (SRB) en animales jóvenes, cabe destacar:

  • Virus: los más frecuentes son los paramyxovirus (Parainfluenza bovina tipo 3 y Virus respiratorio sincitial) y herpesvirus (rinotraqueítis – IBR), seguidos de togavirus (BVD), coronavirus, adenovirus y parapoxvirus.
  • Bacterias: principalmente Mannnheimia haemolytica, Pasteurella multocida y Mycoplasma bovis. También tienen una menor incidencia Haemophilus somnus y Arcanobacterium pyogenes.
  • Parásitos y hongos: en menor medida, pero también descritos, cabe destacar Dictyocaulus viviparus y Aspergillus spp.

Del mismo modo, podemos realizar una clasificación similar respecto a los agentes etiológicos infecciosos en jóvenes ovinos y caprinos:

  • Virus: representados fundamentalmente por los paramyxovirus (Parainfluenza bovina tipo 3 y Virus respiratorio sincitial) y adenovirus. En menor medida estarían los reovirus y, en caprino, retrovirus (síndrome de artritis-encefalitis caprina o AEC).
  • Bacterias: principal causa de patología respiratoria en pequeños rumiantes, destacando Pasteurella multocida, Mannheimia haemolytica, Bibersteinia trehalosi y Mycoplasma ovipneumoniae (causantes del llamado Complejo Respiratorio Ovino).
  • Parásitos: menor incidencia, representada por Dictyocualus filaria o Muellerius capillaris.

El importante impacto económico de estos procesos parte una tasa de morbilidad elevada (según la bibliografía existente, entre el 20% y 40% de los animales en cebo necesitan al menos un tratamiento debido a patologías respiratorias), lo que conlleva a un aumento de los costes sanitarios y a una significativa disminución de la GMD de los animales afectados.

Con el tiempo, esto genera unos sobrecostes de producción debidos al aumento de días necesarios en la explotación para alcanzar un peso ideal y a la disminución de carne producida una vez finalizado el ciclo. A nivel nacional, en cebaderos de tamaño medio (600-800 terneros pasteros de entre 250 kg y 600 kg) se estima una repercusión económica media de 45-50€ por animal (Fernández et al., 2015).

En caso de tratarse de animales de recría, a ese impacto económico debemos añadirle la pérdida de potencial genético y productivo que suponen los efectos crónicos de estos procesos, así como los costes de una reposición precoz forzosa.

Teniendo en cuenta todo lo expuesto anteriormente, podemos afirmar que un correcto programa integral de control debe basarse en un diagnóstico precoz y recurrente, y en la adopción de una serie de medidas de prevención, entre las que debemos destacar:

  • Un correcto manejo de los animales (evitar en lo posible toda situación de estrés, llevar a cabo un correcto encalostramiento y mantener una correcta alimentación).
  • Reducir o controlar los factores de riesgo ligados al alojamiento (correcta desinfección entre lotes, adecuar la densidad de efectivos en los corrales, reducir todo lo posible el impacto de los cambios climáticos, etc.).
  • Mantener un correcto estatus sanitario de la explotación, implantando los protocolos de vacunación necesarios, correspondientes al seguimiento epidemiológico de las explotaciones a su histórico sanitario.

La realidad actual del sector de la producción animal ha desbancado la metafilaxis química como principal vía de control de las patologías del ganado. Las nuevas legislaciones que se están implantando (como el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos), tanto en la UE como en numerosos países terceros, han desplazado el uso de la antibioterapia únicamente a los episodios diagnosticados y confirmados microbiológicamente.

Es por ello por lo que la prevención, además de permitirnos un mejor control de los brotes epidémicos, se alza como la principal y mejor baza frente a los procesos de afección respiratoria.

En consonancia con los tiempos que corren, y fieles a la filosofía “Green Way of Life”, desde LIPTOSA apoyamos al sector proporcionando soluciones eficaces aprovechando los recursos que nos brinda la naturaleza.

A partir de la necesidad de reforzar la prevención, y apoyar el control de los procesos respiratorios de la ganadería, nace HYGEN PRO RESPIR FRESH, una solución fitobiótica compuesta por aceites esenciales, extractos de plantas, componentes botánicos con efecto antiinflamatorio y vitaminas destinada a mejorar la fisiología y funcionamiento del aparato respiratorio, actuando sobre las defensas naturales del mismo.

Su compleja combinación de botánicos (como Thimus vulgaris, Mentha piperita, Eucalyptus globulus o Pinus sylvestris), salicilatos naturales y vitaminas y provitaminas, nos permiten actuar a diferentes niveles de las vías respiratorias:

  • Mejorando la actividad del aparato mucociliar, gracias a la actividad expectorante y broncodilatadora de sus extractos.
  • Mejorando el intercambio gaseoso, gracias a la actividad antiinflamatoria, broncodilatadora y anticongestiva de sus ingredientes.
  • Favoreciendo la regeneración del epitelio dañado, gracias a su complejo vitamínico.
  • Ayudando a aliviar la sintomatología clínica, para conseguir una correcta termorregulación.
  • Colaborando en la modulación del sistema inmunitario, controlando la acción de las interleucinas y otros factores mediadores de la inflamación.

Su presentación en líquido o polvo le confiere una gran versatilidad, permitiéndonos introducirlo de manera preventiva o durante los episodios respiratorios (apoyando sinérgicamente al tratamiento etiológico), en momentos de estrés calórico y/o ambiental o sobrecarga de las instalaciones, en periodos de convalecencia o para la recuperación de la funcionalidad respiratoria en animales con lesiones cronificadas.

El uso de HYGEN PRO RESPIR FRESH nos permite mejorar indicadores sanitarios en nuestras explotaciones, colaborando en reducir la morbilidad de enfermedades (especialmente respiratorias), la mortalidad en los casos de enfermedad clínica y reduciendo la aparición de lesiones crónicas tras los mismos.

De manera directamente relacionada, podremos ver una reducción en los costes de mano de obra y tratamiento, con una significativa reducción del uso de antibióticos.

Al actuar sobre el desarrollo de la enfermedad respiratoria, y limitando el daño producido, incidimos positivamente en parámetros productivos.

De esta manera podemos observar mejoras en el índice de consumo y conversión de alimento, en la ganancia media diaria (GMD) o en el consumo de agua.

De esta manera, HYGEN PRO RESPIR FRESH se posiciona como una herramienta ideal para la prevención y un coadyuvante óptimo en el tratamiento de las patologías respiratorias, contribuyendo con el bienestar y la salud de los animales, y utilizando ingredientes naturales.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo