AUTOR

C. Fernández

1 Departamento de Ciencia Animal de la Universitat Politècnica de València

M. Romero-Huelva

UNIPROCA

T. Romero

Departamento de Ciencia Animal de la Universitat Politècnica de València

Aunque la mayor parte de las emisiones de metano (CH4) provienen del ganado bovino (74%) y de los búfalos (11%), la población mundial de cabras (1,01 mil millones) produce alrededor de 4,6 millones de toneladas de CH4 entérico, lo que representa el 5% de las emisiones totales de CH4 del ganado (FAOSTAT 2018; Patra 2014).

El CH4 se produce por microorganismos (Archaeas metanogénicas) en el interior del rumen e intestino grueso de los rumiantes. La mayoría de las emisiones de CH4 se producen a través de la respiración y el eructo con solo un 2-3% de emisión de CH4 vía rectal (Murray et al., 1976).

Como este gas de efecto invernadero se produce a partir de fermentación de los alimentos en el rumen del animal, una elevada producción de CH4 es sinónimo de una menor eficacia alimentaria. Es decir, la eficiencia de utilización del alimento no es lineal ni constante (Kebreab et al., 2003; Jørgensen 2015), y una reducción en esta eficacia significará un aumento de desechos (material alimentario no digerido ni asimilado) y, en consecuencia, de las emisiones.

Por tanto, para reducir el impacto ambiental y además incrementar la eficacia de utilización del alimento es necesario obtener valores in vivo directamente de los animales y que las medidas de las emisiones de CH4 sean precisas.

¿CÓMO PODEMOS CUANTIFICAR LA EMISIÓN DE GASES EN EL GANADO CAPRINO?

Los métodos más utilizados para cuantificar las emisiones de gases in vivo son





REVISTA rumiNews +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista rumiNews septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
rumiNews en
Youtube

 
logo