10 Dic. 2019

Economía Mercados

Economía Mercados

Sector ovino y caprino en Panamá: producción y comercialización

La producción de ovino y caprino es una actividad que no ha sido explotada en su totalidad y busca abrirse mercado a nivel nacional en Panamá

La cría de ovejas y cabras está en crecimiento en Panamá. Según datos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) la provincia líder en la actividad ovina y caprina es Chiriquí, con 3.000 cabras y 4.000 ovejas.

En Panamá existen más de 2.000 explotaciones de ovinos y caprinos, y se sitúan mayoritariamente en las provincias de Chiriquí, Panamá, Coclé, Darién y Colón.

La ganadería tradicional en Panamá se caracteriza por la cría de ganado criollo de media-baja calidad, que implica, en este caso, al ganado bovino, caprino y ovino (además del porcino y equino).

Esta ganadería se caracteriza por el pastoreo contínuo a baja altura y zonas sin árboles y sin vallados naturales. Se trata de un modelo extractivo, donde se da poca o ninguna importancia a la remineralización de los suelos y al reciclaje de nutrientes. No es un modelo adecuado para un medio tropical.

Por otro lado, la ganadería más moderna y comercial controla el 63% de la producción, distribuyéndose por las provincias de Los Santos, Veraguas y Chiriquí. 

Desde 1961 a 2007, la producción de carne de res aumentó de 21 mil toneladas a 61 mil, lo que puede traer implicaciones negativas sobre los recursos ambientales, debido al incremento del número de hectáreas transformadas en pasto.

La ganadería bovina, tanto para leche como para carne, supone la mayor carga ganadera y genera la mayoría de empleos permanentes en las zonas rurales. La venta de leche y carne se ve afectada por altos costes de producción y falta de sostenibilidad de las exportaciones, unido a los bajos niveles de producción de algunas fincas.

Debido a esto, ha sido necesario mejorar los sistemas producción y proporcionar tecnología para una mejor utilización de las fincas.

La ganadería vacuna se sitúa mayoritariamente en las provincias centrales (Darién, Chiriquí).

Con respecto a la ganadería caprina y ovina, ésta necesita una mayor inversión para aumentar la cabaña y poder competir con la carne importada.

Manuel Marín, presidente de la Asociación de Ganado Ovino y Caprino de Panamá, que agrupa la mayor cantidad de productores , indicó que entre el 80-85% de la carne es importada (2019).

«La mayoría de las canales se importan de Chile, EE.UU., Australia y algo menos de otros países. Calculamos que del 80 a 85% de la carne ovina se importa, lo que nos indica que hay oportunidad de negocio», dijo.

El presidente de la Asociación señaló que en Panamá hay producción con calidad igual o mejor que la que se importa. Según los últimos datos, a nivel nacional hay cerca de 200 ganaderos de ovino y 200 ganaderos de caprino; hay aproximadamente 24.000 ovejas y 18.000 cabras (2019).

Las ovejas suelen utilizarse para producir carne, y las cabras para leche.

En cuanto a los precios, la carne de cordero nacional en canal entera está entre $4.50 y $6.00 la libra, mientras que los cortes tienden a ser más caros como es el caso de las chuletas y perniles. La chuleta puede tener un costo de entre $9 y $11 la libra y el pernil en aproximadamente $7.50 la libra.

La cría de ovino y caprino es una actividad que no se ha optimizado como debería. En otros países como México el cuero y las vísceras se aprovechan para otros usos o se comercializan.

La producción de leche por su parte está en un buen momento. Se vende leche envasada, yogur y queso. Algunos productores elaboran jabón, helados y muchos productos obtenidos a partir de la leche de cabra (cremas para la piel o el famoso dulce de cajeta).

El precio de la leche de cabra está entre 3 y 6$/ litro, y la producción media por cabra al día es de 3 y 3,5 litros.

 



Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.