24 Nov 2022

Castilla y León indemniza los ataques de los lobos

La Junta paga 4,6 millones en indemnizaciones por ataques de lobo en los últimos tres años en Castilla y León

Casi 25.000 cabezas de ganado han muerto en Castilla y León desde 2015 por asaltos del cánido, la mayoría de bovino y ovino

La Junta de Castilla y León ha abonado 4,64 millones de euros a los ganaderos en los últimos tres años como indemnización por ataques del lobo. Mantiene expedientes pendientes por un valor estimado de 788.000 euros, de los que ya está tramitado un montante de 346.509, y en estos días prepara una Orden para hacerse cargo de los pagos que adeuda el Gobierno de España, con carácter retroactivo, en concepto de siniestros al norte del Duero, tras la inclusión del depredador en la lista de especies protegidas (Lespre) el pasado 21 de septiembre de 2021.

Esa es, a grandes rasgos, la situación de las compensaciones por destrozos del cánido en explotaciones ganaderas de Castilla y León, según datos de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio. Una situación que se ha visto complicada por la prohibición de la caza del lobo en todo el territorio autonómico por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Tanto es así que desde el 21 de septiembre de 2021 que entró en vigor la Orden de catalogación del lobo en el Lespre, «dejó de ser especie cinegética y por tanto la Junta no puede abonar los daños en sus reservas al norte del Duero –de las que era titular cinegético–, pues es el Gobierno, que se responsabilizó de los fondos para esos pagos, el que debe abonarlos», explicaron des de la Consejería de Medio Ambiente.

Son fondos, los del Gobierno de España, que no se han entregado a la Comunidad Autónoma. «Se trata de 8,8 millones de euros, entre pagos compensatorios y medidas preventivas, que no desembolsan por motivos exclusivamente políticos, por nuestra posición contraria a la Orden Ministerial y a la Estrategia del Lobo. Y no los desembolsan a Castilla y León a pesar de que ese dinero fue repartido el 28 de julio en Conferencia Sectorial en acuerdo unánime que incluía los criterios y las cantidades», detallan.

Por ello la Consejería de Juan Carlos Suárez-Quiñones prepara una Orden con la que hará efectivos pagos en todo el territorio de la Comunidad, con carácter retroactivo a 21 de septiembre de 2021, a cargo de los recursos propios de la Comunidad Autónoma hasta que el Gobierno se haga cargo de las cantidades adeudadas. La Administración autonómica ya ha requerido al Ejecutivo de Pedro Sánchez, con carácter previo a la vía contencioso-administrativa. «Adelantaremos, así, esos pagos, pues no puede perjudicarse a los ganaderos por la acción política sectaria de este Gobierno de España», aseveran las mismas fuentes.

Desde el pasado año 2015 han sido 24.949 los animales muertos por ataques de lobos a explotaciones agrarias en las nueve provincias de Castilla y León. Las ganaderías más afectadas hasta 2021 fueron el bovino, con 13.577 muertes, y el ovino, con 9.832. De todas ellas, las cabezas que han resultado heridas suman otras 1.727, y otras 535 figuran como desaparecidas.
La provincia que más ataques recibió en el periodo es Ávila, con 9.119 muertes. Acapara así el 36,6% del total de bajas en Castilla y León. Le siguen en número Segovia, con 4.721 muertes; Zamora, con 4.433; Salamanca, con 2.294 y León, con 2.174. En el otro lado de la moneda está Soria, la provincia con menos bajas de animales de 2015 a 2021, un total de 168. Le siguen, también por la cola, Valladolid, con 203, y ya a distancia Burgos, con 885.

Hay que destacar el alto grado de judicialización de los expedientes, que roza el 30% del montante indemnizado. El desacuerdo entre ganaderos y Administración por el importe de las indemnizaciones suele ser la causa de que un caso llegue al Juzgado, con el consiguiente retraso en su resolución. Un total de 1,3 millones de los 4,64 abonados por la Administración autonómica por daños del lobo lo fueron por sentencia judicial.

¿Cuáles son las compensaciones por los daños?

El total de compensaciones abonadas a los ganaderos en los últimos tres ejercicios suma 4.643.058,77 euros, de los cuales 3.341.185,89 corresponden a expedientes tramitados por la Administración autonómica y otros 1.301.872,88 a sentencias por responsabilidad patrimonial. Existen expedientes tramitados aún sin abonar por valor de 346.509,31 euros, y expedientes aún sin tramitar de las tres anualidades estimados en 441.595 euros.

Ávila

Por provincias, la abulense es la que más ataques sufre entre las nueve de Castilla y León. Recibió en 2020 un total de 773.900 euros en indemnizaciones por ataques del lobo por expedientes administrativos, 681.422,5 en 2021 y 351.602,5 en lo que va de 2022. Por sentencia judicial los ganaderos del territorio recibieron 174.402,07, 427.559,71 y 65.930,59, respectivamente, en los tres años de referencia. Desde 2015 han muerto en la provincia por esa causa 9.119 cabezas de ganado, sobre todo bovino (8.014) y ovino (957).

Burgos

Los ganaderos burgaleses recibieron compensaciones por 13.537E en 2020 y 9.793 en 2021, mientras aún no figuran abonos en lo que va de año. No hubo procesos judiciales en el territorio, que vio morir a 885 cabezas de ganado a manos del lobo desde 2015, 401 de ellas de ovino.

León

Las compensaciones alcanzaron los 36.698E en 2020 y 17.476 en 2021, sin expedientes en lo que va de 2022. Se sumaron 440E en 2021 por sentencia judicial. La provincia perdió 2.174 cabezas de ganado desde 2015, 901 de ellas de Bovino y 741 de ovino.

Palencia

Los ganaderos de la provincia recibieron 11.139E en 2020 y 10.540 en 2021 por ataques del lobo, sin que consten expedientes aún en lo que va de ejercicio 2022 ni pagos por sentencia judicial. El territorio perdió 952 animales de 2015 a 2021, sobre todo de bovino (535) y ovino (205).

Salamanca

Los ganaderos charros recibieron 95.084E en 2020 en indemnizaciones por el lobo, 119.405 en 2021 y llevan 46.900 en 2022. Por sentencia judicial sumaron 3.785 en 2021 y 32.219 en 2022. Un total de 2.294 animales de granja murieron por esos ataques, la mayoría ovejas y corderos (1.770) y vacas y terneros (444).

Segovia

Es la segunda provincia con más ataques registrados desde 2015. Sus ganaderos cobraron como indemnización 330.628E en 2020, 358.165 en 2021 y 219.488 en lo que va de 2022. Sumaron por sentencia judicial 125.846, 246.740 y 215.586E respectivamente, y perdieron 4.721 cabezas de ganado en los últimos 7 años, 2.646 de bovino y 1.926 de ovino.

Soria

Es la provincia que menos ataques recibió en el periodo de referencia, al perder 168 reses desde 2015, casi todas ovejas y corderos (142). Sus ganaderos recibieron 10.035E por indemnizaciones en 2020, 7.645E en 2021 y 1.320 en lo que va de 2022. Por sentencia judicial sumaron 2.644E en 2020 y 4.694 en 2021.

Valladolid

Es la segunda provincia por la cola en ataques del cánido en la Comunidad, con solo 203 animales de granja muertos por esa causa de 2015 a 2021. La mayoría de las reses perdidas fueron vacas y terneros (108) y en segundo lugar ovejas y corderos (93). Sus ganaderos percibieron como indemnización 118E en 2020 y 312 en 2021, sin expedientes judiciales en los tres años.

Zamora

Es la tercera provincia con más ataques, pues perdió 4.433 reses desde el año 2015, la mayoría de ganado ovino (3.597) y bovino (746). Sus ganaderos percibieron compensaciones por valor de 83.995E en 2020, 100.010 en 2021 y 61.900 en lo que va de 2022, a los que sumaron otros 2.018 en 2021 por sentencia judicial.





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo