03 May 2022

El colapso del puerto de Shanghái estanca el precio de la lana

El colapso del puerto de Shanghái estanca el precio de la lana

El colapso del puerto de Shanghái y de las compras chinas, estancan el precio de la lana y desborda los almacenes españoles. Los ganaderos advierten que el precio de la lana es aún más bajo que las campañas anteriores, y que existe un cúmulo de campañas guardadas que deben colocar

Los almacenes se desbordan sin perspectivas de futuro enaltecedoras. El colapso del puerto de Shanghái amenaza con disparar todavía más la inflación. Con el puerto más grande del mundo operando al 25% de su capacidad, la situación amenaza con agravar los problemas en las cadenas de suministro.

Los barcos se amontonan en la entrada del puerto y en los canales de acceso.  Los trabajadores del puerto, encargados de realizar todos los trámites para que los buques descarguen, llegan a cuentagotas.

Textil, cerámica y automóvil advierten del retraso en importaciones y exportaciones, y del encarecimiento de los costos a pagar por el desplazamiento de la carga, en medios de transporte.

El confinamiento de la población y la paralización de la actividad económica durante el último mes en Shanghái, y la probabilidad de otro gran encierro en Pekín, vuelve a poner en alerta a grandes sectores empresariales de toda Europa. Sectores que son dependientes del comercio exterior. En el recinto portuario de Shanghái, están ya atascados  más de 500 embarcaciones a la espera de poder cargar o descargar, lo que alargará más los plazos de entrega.

El consumo interior de lana en España es reducido, siendo aprovechada en nuestro país, casi en su totalidad, de manera artesanal. Se pasó de tener mercado en España, a tener como únicos destinos Bélgica y Bulgaria.  Ahora el destino casi exclusivo de la lana es China. Con la pandemia y la suspensión de celebraciones, que conlleva la confección de trajes, bajó la demanda de lana. Se suponen caídas desde 2019 del 60%, y con el bloqueo del puerto de Shanghái por las restricciones debido al Coronavirus, llegan hasta el 80%.

Se suspendieron celebraciones cuando comenzó la pandemia, por este motivo dejaron de fabricarse trajes, de demandarse ropa y en consecuencia, de venderse la lana. Antes de la pandemia las asociaciones lanares hacían entre 700.000 y 800.000 kilos de lana, y ahora rondan los 250.000-300.000.

Las complicaciones en el puerto de Shanghái reducen aún más el mercado con China, principal comprador, justo en el momento del inicio de la campaña de esquileo. Cuando el puerto vuelva a su funcionamiento, habrá  un exceso de volumen por colocar, que llevan arrastrando desde el comienzo de la pandemia. Esto provocará que los precios se mantengan sin grandes alzas.

Durante 2020 las exportaciones de lana disminuyeron un 26% debido a los efectos de la pandemia.

Las empresas lanares clasifican la lana por tipos en función de la calidad. Saben que China quiere prácticamente solo la de merina. La lana de las ovejas de leche es a la que cuesta dar más salida. Muchos ganaderos optan por regalarla para que la recojan los laneros, que a su vez advierten que ahora tienen más costes de luz, gasoil, etc.

En el año 2020 se exportó la cifra de 13.844 toneladas de lana de la producción interior española. Esto representa el 60% de la producción total. La producción de lana en nuestro país alcanzó durante el año 2020 las 23.121 toneladas, lo que representa aproximadamente unas 12,45 millones de ovejas que han sido esquiladas.

Durante 2020, España exportó a China 4.968 toneladas, lo que representó el 35,9% del total. Los siguientes destinos más importantes para la lana española en 2020 fueron: Marruecos con 2.019 toneladas (14,6%), Portugal con 1.184 toneladas (8,6%), Países Bajos con 936 toneladas (6,8%), Reino Unido con 973 toneladas (7%), Italia con 631 toneladas (4,6%), Francia con 590 (4,3%), Bélgica con 439 toneladas (3,2%), Egipto con 418 toneladas (3%) Lituania con 415 toneladas (3%) y Uruguay con 331 toneladas (2,4%).

La producción total lanar en España, tiene desde hace más de una década, una tendencia descendente que va de la mano de la caída de explotaciones ovinas que se dan de baja en el censo.

Las CCAA que más lana produjeron en 2020 fueron Extremadura (27,8%), Castilla y León (18,6%), Andalucía (16,1%) y Castilla La Mancha (14,3%). Respecto al tipo de lana, la más producida fue la entrefina (11.708 toneladas) destacando en Castilla La Mancha (24,2%), Andalucía (22,7%), Castilla y León (16,8%) y Aragón (16,5%). La producción de lana fina, en cambio, se concentró mayoritariamente en Extremadura (82,6%).

De una oveja se obtienen cada año entre 2 y 2,5 kilos de la lana. Antes era común que la venta permitiese al ganadero pagar a los esquiladores. Ahora supone un problema ya que están condenados a malvenderla o a almacenarla, y los ganaderos saben que las ovejas deben ser esquiladas pase lo que le pase al producto.

Guardarla es la opción que escogen los ganaderos, que tienen claro que no están dispuestos a regalarla. Guardan unos 2.400 kilos por campaña, muchos incluso llevan dos campañas guardadas, y no creen que pudieran obtener más de 300 euros por cada una. Es por esto que no queriendo malvenderla, esperan a mejores tiempos, que por el momento no tienen pretensión de llegar.

Por el momento, el precio de la lana es todavía más bajo que la campaña anterior, y es por esto que en esta campaña de esquile se ve más clara la opción de guardar el producto  un año más, que poder venderlo. La Lonja de Extremadura redujo durante la última semana el precio de la lana merina tipo fina, la de mayor categoría, por la que ahora se paga entre 60 y 70 céntimos el kilo. El kilo de lana de merina normal cotiza a 30-50 céntimos el kilo y la entrefina fina a 0,10 y 0,25. Por debajo de esa calidad, que es la lana entrefina corriente, no está siquiera definido el precio.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

rumiNews Marzo 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo