12 Abr 2022

Éxito en la Segunda edición del Día Europeo de la Lana

Un día destinado a la lana, un material natural, ecológico y de gran importancia en el sector ganadero y rural español. Una jornada que estuvo formada por varias entidades del continente las cuales tienen en común dar valor a la lana europea

El pasado 9 de abril se celebró la Segunda edición del Día Europeo de la Lana. Fue organizado este año por España y desarrollada por la Fundación European Wool Exchange Foundation (EWE).  Unió a profesionales del sector agrario y a terapeutas de distintos países europeos. El fin fue concienciar a la sociedad sobre los problemas que existen en torno a esta materia prima, al mismo tiempo que reivindicó las múltiples soluciones que tenemos al alcance.

Fue un espacio de intercambio de experiencias entre tejedores, profesionales de la lana, y el mundo de la salud y el bienestar, con la participación de diferentes ponentes internacionales, en una jornada formativa con demostraciones y charlas centradas en la producción, la transformación y el uso de esta sostenible fibra.

Se organizaron varios encuentros virtuales con la participación de entidades dedicadas a la innovación textil y artesana, ganaderías y otras organizaciones que apuestan por la revalorización de la lana. Un evento que se completó con actividades en varios países bajo el lema “Bienestar, educación y arte” para hacer énfasis en su valía en la artesanía textil como fibra natural de relevante valor, y resolver el problema que une a todos los países; la lana se considera un residuo y no saben qué hacer con ella.

Los encuentros tuvieron lugar en el Museo de la Lana Merina Trashumante en Salamón (León) y en el Museo del traje de Madrid. Ambos fueron testigos de una jornada dinámica, con talleres, entrevistas y ponencias que permitieron profundizar en la materia. También contaron con el apoyo del Ayuntamiento de Crémenes, la Asociación IAIA, la Asociación Trashumancia y Naturaleza, Las Hidalgas y la Asociación de Creadores Textiles de Madrid.

Presentaron numerosos proyectos como la experiencia del uso de manguitos sensoriales en personas con demencia avanzada , bajo el nombre de «El uso de la lana para la salud y el bienestar en proyectos sociales». El proyecto piloto fue presentado por La Dirección General de Atención al Mayor y la Dependencia, en colaboración con el Centro de Alzheimer Fundación Reina Sofía. También fueron presentados otras proyectos sociales similares realizadas en países como Finlandia con «Granjas sociales», Italia con «Lanaterapia en pacientes con cáncer en hospitales», o Reino Unido con «¿Puede tejer calmar el cerebro? Tejiendo durante el Covid-19», entre otros.

Además de aprender sobre su procedencia, origen y su utilidad en el ámbito de la salud, hubo coloquios informativos sobre el medio ambiente e investigación como «Análisis del Ciclo de vida de la utilización de la lana», y sobre moda y arte como «Moda elaborada con lana local» y «Made in Slow «.

También trataron el tema de la trashumancia, tipo de pastoreo en continuo movimiento, realizada en  España desde la Edad media, que cada vez tiene más protagonismo, adaptándose en el espacio a zonas de productividad cambiante y que contribuye a impulsar nuestro turismo rural. Además, contribuye a recupera una actividad productiva que fue clave para nuestra economía. Esto se está consiguiendo gracias a la labor de muchos ganaderos españoles, que cuidan de nuestro entorno mediante la movilidad de sus rebaños a diferentes zonas dependiendo de la época.

La lana es una materia prima natural y ecológica que es reutilizable, renovable y cien por cien biodegradable. Además, es un elemento indispensable para el desarrollo local sostenible, ya que con esta fibra natural se realizan distintos tipos de tejidos artesanales. Es por esto que muchos emprendedores del medio rural, están contribuyendo a una nueva economía local, con una mirada de recuperación de este material para mantener la cultura lanar. Sus cualidades son innumerables: utilizada en derrames de petróleo por su capacidad absorbente, material aislante en bioconstrucción, con una gran durabilidad, no es inflamable, bactericida, transpirable, se puede utilizar como biofertilizante agrario, además de su uso como fibra textil, son algunas de las múltiples aplicaciones entre tradicionales y novedosas que caracterizan a la lana.

Fuente:

Comunidad de Madrid

Agencia EFE

Te puede interesar:

La lana española




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo