17 Abr 2020

Ganadería Can Solei: Tradición, Bienestar Animal y Calidad de leche



El entorno y el terreno de una explotación ganadera son fundamentales. Una granja familiar como Can Solei, situada en las cercanías de una población, implica una serie de complicaciones, añadidas al ya mero hecho de ser un negocio familiar en un momento en el que las grandes explotaciones parece que marcan el futuro del sector.

El emplazamiento de una granja de vacuno lechero en las cercanías de un núcleo urbano supone una limitación en el terreno disponible para cultivos y una serie de problemas de convivencia con la propia urbe, como la correcta gestión de residuos o la rigurosidad de los controles sanitarios.

Un caso como el que se describe es la Ganadería Can Solei, ubicada en La Roca del Vallés, a poco más de 30 km de Barcelona.

 ORIGEN DE LA GRANJA 

Para contarnos el origen de la granja nos recibe Joan LLobet, ganadero y uno de los tres socios que integran la Ganadería Can Solei, junto con su padre Josep Llobet y su tío Xavier.

Hubo una época en la que muchos campesinos de la zona, que se dedicaban principalmente a la agricultura, decidieron comprar ganado e iniciar pequeñas explotaciones familiares.

El abuelo de Joan fue uno de ellos. Compró una casa y los terrenos adyacentes a ella y, empezando desde cero y con trabajo duro, empezaron a llegar las primeras vacas.

La primera nave fuera de la casa se construyó en 1947. Siguiendo los pasos del abuelo, los hijos fueron realizando reformas y ampliando las instalaciones, ya que la producción de leche era bastante rentable en la época.

Con el tiempo, y tras muchas inversiones de varias generaciones, se ha ido especializando hasta apostar completamente por la producción bovina de leche. Al mismo tiempo se ha ido profesionalizando en las labores intrínsecas a la granja.

“El número de vacas que tenemos ahora es similar al que había hace 10 o 20 años, no hemos crecido mucho en censo. Hemos preferido estabilizar la granja con estas medidas”- dice Joan.

 LA GRANJA 

Can Solei tiene 200 vacas en ordeño (aunque esta cifra varía estacionalmente según las vacas que pasan a secado). Normalmente, a lo largo del año, el 12,7 % de las vacas se encuentra en secado.

Actualmente, hay 45 vacas en este grupo productivo y cuentan con una recría de 200 terneras y novillas (90 terneras de hasta 1 año de vida). Hablamos de una carga ganadera de 1,8 vacas/ha.

Para Joan, uno de los puntos fuertes en su explotación es la recría: existe recría suficiente para no tener que comprar animales de fuera.

Ciclo productivo

Los terneros se destetan al alcanzar 2 meses o 2 meses y medio, y su alimentación es a base de leche en polvo (60%) mayoritariamente, en dos tomas al día de 2,5 litros cada toma.

⇒ Primeros días: se alojan en boxes individuales hasta los 10 días de vida. Posteriormente se mueven a un patio en grupos de 8 y en lotes de edad parecidos.

⇒ 1 mes: se empieza a combinar la leche con el pienso de arranque (elaboración propia a partir de un corrector, maíz, cebada, soja y un poco de garrofa).

⇒ 2 meses y medio: se introducen en lotes de 20 animales, y se les proporciona





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas