28 Ago. 2019

Manejo y Bienestar Patología

Manejo y Bienestar Patología

Sacando el máximo partido a los baños de pezuñas en ovino

Los cuidados podales son esenciales para evitar las cojeras en el ganado ovino. Sin embargo, las prácticas inadecuadas pueden exacerbar las cojeras y favorecer la propagación de patógenos.

Muchos ganaderos piensan que un simple recorte de pezuñas y un baño podal son la solución a un problema de cojeras. Sin embargo, estas prácticas, realizadas de forma incorrecta, pueden exacerbar el problema e incluso favorecer la propagación de los patógenos a otros animales del rebaño. 

A continuación repasamos los puntos clave para optimizar el baño de pezuñas.

El baño de pezuñas – Método de desinfección, no una cura

El baño de pezuñas es una práctica empleada en control de patologías podales infecciosas, como el pedero. Sin embargo, no es la cura y puede acarrear más problemas si no se realiza correctamente.

Así, el baño de pezuñas debe considerarse como un método de desinfección, especialmente cuando se concentran en una zona para alguna práctica como el esquileo.

Esto es importante, porque la concentración del ganado ovino en un lugar aumenta el riesgo de infección, siendo importante que todos pasen por el baño de pezuñas posteriormente.

Es importante recordar que en el caso de animales con signos clínicos de pododermatitis deben recibir un tratamiento sistémico en vez de el baño de pezuñas, especialmente teniendo en cuenta la exposición del tejido dañado a formol puede ser muy doloroso para el animal. 

Elección del producto adecuado

A la hora de elegir el producto empleado para el baño de pezuñas es importante que su empleo sea práctico.

Por ejemplo, para que una solución de sulfato de zinc al 10% sea eficaz en el control de la pododermatitis, el animal tiene que permanecer en sobre el producto durante 30 minutos. Si esto no es posible, es mejor emplear un producto que sea eficaz con el simple paso del animal, como en el caso de una solución de formol al 3%. 

Por otro lado, no se recomienda realizar un baño de pezuñas con antibióticos, ya que así evitamos el desarrollo de resistencias. En el caso de que sea necesario usar antibióticos, se debería realizar con un antibiótico sistémico, siempre bajo prescripción veterinaria. 

 

Uso correcto del producto

La eficacia del baño de pezuñas depende en gran medida de los siguientes factores:

  Dilución del producto   

Es importante conocer el volumen final que tendrá el baño de pezuñas para poder calcular la concentración del producto a emplear. En caso de dudas, es recomendable consultar con el veterinario o técnico responsable de la granja.

Realizar una correcta dilución es importante, ya que:

  • Si está demasiado diluido, el baño de pezuñas no será efectivo
  • Si está demasiado concentrado, puede ocasionar quemaduras importantes, especialmente si se trata de formol

  Limpieza de la pezuña  

Algunos productos desinfectantes pierden eficacia cuando entran en contacto con materia orgánica. Así, si se realiza el baño de unas pezuñas llenas de heces o barro, estaremos contaminando la solución, inactivando el desinfectante y creando un «baño de bacterias» que podría exacerbar el problema.

Para evitar este problema, se recomienda realizar un baño previo con agua limpia para eliminar cualquier residuo orgánico. 

Otro error que a veces se comete es colocar paja o una alfombrilla debajo del baño para incitar a los corderos a pasar por él. Sin embargo, esta práctica también puede provocar la inactivación del producto desinfectante, reduciendo su eficacia.

  Tiempo de acción  

Es crucial dejar que el producto desinfectante permanezca en contacto con la pezuña durante el tiempo suficiente.

Se debe tener en cuenta que la mayoría de estos productos deben secarse para ser efectivos, lo que implica que las ovejas permanezcan durante al menos 20 minutos en una superficie dura y seca antes de volver al pasto.

Esto puede ser complicado, pero si no se hace se estará desperdiciando el desinfectante. 

  Reposición del desinfectante  

La frecuencia con la que se cambie el desinfectante del baño de pezuñas debe hacerse según las especificaciones del producto y dependerá de:

  • El producto
  • El tamaño del baño de pezuñas
  • El número de ovejas tratadas

  Seguridad  

Es importante tener en cuenta que algunos productos desinfectantes empleados en los baños de pezuñas, como el formol, tienen efectos carcinogénicos, siendo importante trabajar siempre de forma segura y con conocimiento de los riesgos que implica la manipulación de productos químicos. 

Así, es fundamental trabajar con equipos de protección adecuados y en un espacio bien ventilado, realizando una correcta eliminación del producto conforme a lo indicado en la ficha técnica. 

Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.