AUTOR

Ángel García Muñoz

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., CEU-UCH, Valencia Dpto. Sanidad Animal y Salud Pública, CEU-UCH, Valencia

Ángel Gómez Martín

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Dpto. Sanidad Animal y Salud Pública, CEU-UCH, Valencia

Belén Carbonetto

Microomics Systems S.L., Barcelona

Empar García Roselló

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

Estrella Jiménez-Trigos

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

Jesus Gomis

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

Juan J. Quereda

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

María Lorena Mocé

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

Marta Barba

Grupo de Investigación ProVaginBio (Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción), Fac. Vet., Un. CEU, Valencia

Pedro González Torres

Microomics Systems S.L., Barcelona

Adaptado y traducido del artículo original: “Vaginal Microbiota Changes During Estrous Cycle in Dairy Heifers”, Front. Vet. Sci. vol. 7:371. doi: 10.3389/fvets.2020.00371; ISSN=2297-1769

La microbiota vaginal desempeña un papel importante en la salud del ganado vacuno lechero, y esta podría ser manipulada para favorecer la prevención y el tratamiento de infecciones relacionadas con la reproducción.

Comprender cómo se comporta la microbiota en novillas sanas ayudará a identificar la disbiosis vaginal relacionada con la enfermedad.

En esta investigación se comparó la microbiota vaginal de novillas de aptitud lechera sanas durante el ciclo estral.

Para ello, se utilizaron 20 novillas vírgenes de 13 a 16 meses de edad, con origen en una única explotación (Valencia) y muestreadas entre septiembre y diciembre de 2018.

Lactobacillus spp (especie más abundante en la microbiota vaginal humana, representando > 90% de bacterias totales) desempeña una función protectora fundamental al reducir el pH ambiental a través de la producción de ácido láctico, compuestos bacteriostáticos y bactericidas, y también por exclusión competitiva.

Por lo tanto, el restablecimiento de un estado saludable con dominio de lactobacilos a través de la inoculación de probióticos es una estrategia (libre de antibióticos) muy bien descrita en medicina humana.

En el caso del ganado vacuno, se ha demostrado que la abundancia de Lactobacillus spp en el tracto reproductivo bovino es baja.

Sin embargo, también se ha demostrado que el uso de bacterias ácido lácticas como tratamiento probiótico en el tracto reproductivo confiere protección contra infecciones bacterianas en las vacas lecheras.

Actualmente, no existe demasiada información sobre la microbiota vaginal del ganado vacuno; algunas investigaciones han descrito que la diversidad bacteriana disminuye significativamente a medida que el tracto reproductivo se prepara para la gestación.

Hasta donde sabemos, no se ha estudiado la variación de la microbiota vaginal durante el ciclo estral en novillas lecheras (Holstein-Friesian) en Europa utilizando enfoques de secuenciación de nueva generación (NGS).

La hipótesis inicial sobre la microbiota vaginal bovina era que:

  • Varía según la fase del ciclo estral
  • No es lactobacilo-dominante

TOMA DE MUESTRAS Y ANÁLISIS

Las 20 novillas seleccionadas fueron alimentadas una vez al día con una TMR (Total Mixed Ration), consistente en paja de cebada, harina de colza, harina de maíz, pulpa de naranja, sal, carbonato cálcico y correctores minerales y vitamínicos.

Además, a estas novillas se les administró cloprostenol para promover la lisis del cuerpo lúteo y la sincronización del celo. Para la detección del celo se utilizó un medidor de actividad, y se confirmó a través del moco vaginal y del reflejo de inmovilización.

  • Muestras vaginales: se obtuvo una muestra en el momento de la inseminación artificial (IA) y otra durante el diestro (14 días post IA) de cada novillla.
  • Extracción de sangre y determinación de progesterona: extraídas el mismo día que las muestras vaginales.

[Progesterona]= < 1 ng/mL -> ESTRO        [Media]: 0,23 ± 0,06 ng/ml

[Progesterona]= > 1 ng/mL -> DIESTRO   [Media]: 6,45 ± 1,61 ng/ml

Los resultados de los análisis no mostraron diferencias significativas en la riqueza y heterogeneidad de la microbiota entre las muestras foliculares y lúteas, sin embargo, la varianza de la riqueza fue significativamente mayor en las comunidades microbianas en muestras de la fase folicular en comparación con las muestras de fase lútea.

RESULTADOS

Los análisis realizados en este estudio permitieron la detección de comunidades, tanto de bacterias (Bacteria) como de arqueas (Archaea). Como era de esperar, las bacterias fueron más abundantes que las arqueas, representando el 99,6% de las lecturas.

Tanto bacterias como arqueas fueron detectadas en el 100% y 82% de las muestras vaginales, respectivamente.

Posteriormente, se decidió evaluar la composición taxonómica de las muestras comparando la abundancia de taxones en fase folicular y lútea, así como sobre muestras individuales para estudiar la variabilidad interindividual. Los resultados fueron los siguientes:

  • 27 filos bacterianos en muestras de fase folicular
  • 23 filos bacterianos en muestras de fase lútea

Los filos bacterianos más abundantes fueron:

  • Tenericutes (35,6%)
  • Firmicutes (25,2%)
  • Bacteroidetes (14,9%)

Estos 3 filos representaron el 75% del total. Los siguientes, en orden decreciente, fueron:

  • Proteobacteria
  • Actinobacteria
  • Fusobacteria
  • Epsilonbacteraeota
  • Patescibacteria

En la Figura 1 se muestra la variedad y abundancia de filos identificados en las muestras.

La Novilla 1 y la Novilla 4 presentaron cantidades insignificantes de Tenericutes durante la fase folicular y lútea, respectivamente.

Se observó una disminución de la abundancia relativa en las muestras de la fase lútea al compararlas con las muestras foliculares de:

  • Chloroflexi
  • Deinococcus-Thermus
  • WPS-2 bacteria
  • Cloacimonetes
  • Patescibacteria
  • Planctomycetos

Sin embargo, la abundancia relativa del filo





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas