17 Ago. 2018

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

¿Cómo afecta el destete a la rentabilidad de una explotación caprina?

Un estudio del ICIA revela que la lactancia artificial de los cabritos permite ahorrar hasta un 50% en los gastos de la explotación.

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), liderado por Juan Capote, ha realizado un estudio para evaluar la rentabilidad de los sistemas de lactancia en las explotaciones de ganado caprino

¿El sistema de lactancia que se lleva a cabo en las explotaciones de caprino influye en su rentabilidad

El estudio realizado por el ICIA en 56 cabritos demuestra que, efectivamente, el tipo de lactancia repercute en la rentabilidad de una explotación de caprino.

A lo largo del estudio, se han comparado los aspectos sanitarios y económicos asociados a la lactancia natural, la lactancia artificial y un sistema de lactancia que reduce el consumo de leche. 

Para realizar el estudio, se formaron tres grupos de 14 cabritos cada uno:

  • Grupo 1 (lactancia artificial), alimentado con lactorremplazante durante 2 meses y posteriormente con suero.
  • Grupo 2 (lactancia restringida), sometido a un destete precoz a los 35 días y alimentado a base de pienso de destete.
  • Grupo 3 (control), criado con lactancia natural durante 2 meses.

Con el fin de determinar el estado sanitario de los cabritos, se recogieron muestras de heces a partir de la 3a semana para evaluar la carga parasitaria.

Por otro lado, se formaron dos grupos de cabritos, uno con 7 machos y otro con 7 hembras, con el fin de determinar cuántos litros son necesarios para que los animales ganen 1 Kg de peso. 

¿Cuál es el sistema de lactancia más rentable? 

Los resultados del estudio demostraron que la lactancia natural hasta el destete supone un coste de 80 €, mientras que el coste de la lactancia restringida es de 50 € y la lactancia artificial con lactorremplazante es de 30 €.

Esta diferencia podría suponer hasta 5.000 € en una explotación con 100 cabritos. 

Capote resalta la importancia económica y sanitaria del periodo de destete, ya que adelantarlo o posponerlo influye en la cantidad de leche destinada a la venta, pero también se relaciona con el estado sanitario de los animales.

Si bien es cierto que alargar el tiempo que permanece el cabrito con la madre mejora su capacidad inmunológica, reduce la condición corporal de ésta, repercutiendo negativamente en el resto de la lactación, con las pérdidas económicas que ello conlleva.

La lactancia artificial ha demostrado ser más rentable, siempre que se realice bajo unas buenas condiciones higiénico-sanitarias y con las instalaciones adecuadas para evitar la mortalidad de los cabritos en el momento del destete. 

Fuente: eldiario.es

Dejar comentario