Cómo identificar signos de dolor en el ganado ovino

Normalmente el manejo del dolor en el ganado ovino no se gestiona de manera adecuada, y una de las razones por las que los veterinarios deciden no aplicar analgésicos a las ovejas en un momento dado es una supuesta dificultad para identificar y evaluar el dolor en esta especie.

Una forma de evaluar el dolor es utilizando indicadores fisiológicos y de conducta.

Cómo indicadores fisiológicos tenemos la hiperalgesia y la concentración plasmática de cortisol y proteínas de fase aguda.

La hiperalgesia es una respuesta al dolor aumentada ante un estímulo nocivo y se mide aplicando un estímulo mecánico cuya intensidad se va aumentando gradualmente hasta que el animal responde moviéndose.

Los indicadores fisiológicos sanguíneos no son fáciles de aplicar en condiciones de campo.

Por lo tanto, las herramientas para evaluar el dolor dependen principalmente de cambios generales en el comportamiento. Recientemente se ha demostrado que los cambios en la expresión facial son muy útiles. Asimismo, se han desarrollado sistemas de puntuación para valorar las mastitis y las cojeras, dos de las principales patologías que provocan dolor en el ganado ovino.

  CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO Y EXPRESIONES FACIALES  

  • Reducción de la ingesta de alimento y de la rumia.
  • Lamerse, rascarse o frotarse partes del cuerpo afectadas.
  • Renuencia a moverse.
  • Rechinar los dientes o fruncir los labios.
  • Interacciones sociales alteradas.
  • Cambios en la postura para evitar movimientos o contacto con un área del cuerpo.
  • Temblores, vocalización y posturas anormales.

En cuanto a las expresiones faciales, se ha desarrollado un sistema de puntuación para evaluar el dolor en ovejas (SPFES-Sheep Pain Facial Expression Scale) que es capaz de identificar el dolor provocado por mastitis o cojeras (pedero).

La variabilidad entre observadores fue muy baja y se requiere un mínimo entrenamiento.

El SPFES incluye 5 puntos y se califica como 0= no presente, 1= parcialmente presente, 2= presente:

  • Contracción orbital, con los párpados entrecerrados.
  • Contracción de la mejilla, que adquiere forma convexa en la zona del músculo masetero.
  • Postura anormal de la oreja, girada ventral y caudalmente.
  • Perfil del labio y la mandíbula anormales, de recto a cóncavo.
  • Forma de la fosa nasal anormal, en forma de V entre las aberturas de la nariz.

Por otro lado, las cojeras son un problema frecuente y la mayoría de los casos están causados por infecciones en las pezuñas. Cuando hay cojeras existe dolor y varios estudios han demostrado que las cojeras causan hiperalgesia.

Las cojeras pueden puntuarse con una escala de 5 puntos relacionados con la facilidad para moverse del animal, los aplomos, la posición de la cabeza, la longitud de la zancada y la renuncia a permanecer de pie o moverse.

Finalmente, las mastitis se puntúan en una escala de 3 puntos y se evalúa la presencia de lesiones y/o bultos en la ubre, así como eritemas o durezas en la misma.

 




REVISTA rumiNews +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista rumiNews septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
rumiNews en
Youtube

 
logo