22 Ago. 2018

Manejo y Bienestar

Manejo y Bienestar

Decálogo para el transporte del ganado épocas de calor

El verano puede ser una época muy estresante para el ganado, pudiendo afectar negativamente a su salud y rendimiento productivo. ¿Cómo podemos mitigar los efectos del calor durante su transporte?

Las recientes olas de calor han puesto en alerta a los ganaderos y veterinarios, recomendándose tomar medidas de precaución especiales durante el transporte de los animales con el fin de minimizar los efectos perjudiciales de las altas temperaturas.

La exposición del ganado a unas temperaturas y humedad elevadas durante su transporte constituye un riesgo importante para su bienestar, repercutiendo negativamente en su estado de salud y en su nivel de producción. 

A la hora de planificar el transporte de los animales, es esencial tener en cuenta la temperatura prevista durante su viaje y, en caso de que se esperen temperaturas elevadas, se deben poner en marcha medidas de contingencia para evitar el sufrimiento de los animales. 

¿Qué podemos hacer para minimizar los efectos del calor durante el transporte de los animales?

A continuación veremos una serie de medidas sencillas de aplicar y a bajo coste, que mejorarán las condiciones de transporte de los animales en épocas de calor:

1.- MANEJO ADECUADO

Maneja a los animales tan poco como sea posible, tratándolos con cuidado para evitar que se alteren durante la carga, transporte y descarga.

2.- INSPECCIÓN REGULAR

Revisa a los animales con frecuencia para poder detectar signos de estrés por calor:

  • Jadeo excesivo con la boca abierta
  • Elevada frecuencia respiratoria
  • Sudoración

3.- DENSIDAD DE ANIMALES

  • Reduce la densidad de animales en al menos un 30%, especialmente en las partes más calurosas del vehículo (parte delantera, cerca de la cabina, y en la zona superior).
  • Comprueba que hay suficiente espacio para que todos los animales puedan regular su temperatura corporal, ya que tienden a sobrecalentarse si se encuentran demasiado juntos.

4.- ALTURA DEL VEHÍCULO

Conviene maximizar la altura interna por encima de los animales con el fin de mejorar la circulación de aire dentro del vehículo.

5.- REFRIGERACIÓN DEL VEHÍCULO

En casos extremos, y siempre preservando la bioseguridad del vehículo, ser útil rociarlo con agua limpia para enfriarlo.

6.- HORA DEL TRANSPORTE

Siempre que sea posible, transporta a los animales de noche, incluso si el viaje es corto, para evitar las horas más calurosas del día.

7.- SITUACIÓN DEL VEHÍCULO 

Al aparcar el vehículo, se debe dejarlo a la sombra y colocado de forma que circule el aire.

8.- DISPONIBILIDAD DE AGUA

  • Es esencial que los vehículos estén dotados de sistemas para administrar agua de bebida y que los animales tengan agua limpia a su disposición.
  • Debe haber suficiente agua para todos los animales, de acuerdo con la edad y la especie.

9.- COLOR DEL VEHÍCULO

Transportar a los animales en un vehículo de color claro ayudará a reflejar más cantidad de calor, evitando que se sobrecaliente el interior y mejorando el rendimiento del sistema de ventilación.

10.- PLANIFICACIÓN

Una buena planificación de la ruta, en muchas ocasiones, permite evitar retrasos asociados a  obras en las carreteras, desvíos del tráfico o los pasos fronterizos.

Dejar comentario