Descenso de la población de jabalí en parte de Cataluña

La densidad de población de jabalí en gran parte de Cataluña está en descenso desde el año 2018. Esto se puede atribuir a la presión ejercida por los cazadores ante el enorme incremento de la población de este animal.

Otros factores que influyeron fueron la baja producción de bellota en el otoño del año 2017 y las reiteradas sequías.

Son conclusiones que se extraen del Programa de seguimiento de la población de jabalí en Cataluña, correspondientes a la temporada 2018-2019, responsabilidad anual del Departamento de Agricultura.

El descenso de la población de jabalí varía según las zonas, pero en la mayor parte de poblaciones queda reflejado este descenso. Un descenso de entre el 2 y el 27% respecto al año anterior.

La zona con mayores descensos, de entre un 44-66%, son regiones en Pirineo y Prepirineo, lo que se explica por las sequías, fuertes nevadas y heladas, y bajas producciones de bellotas. A ello hay que sumarle la fuerte presión del sector cinegético para hacer frente a problemas de tuberculosis bovina.

También se registraron aumentos de densidad, en 4 observatorios:

  • Sant Llorenç del Munt.
  • Montañas de Prades.
  • Macizo del Garraf.
  • Les Gavarres.

En estas poblaciones se produjo un aumento de la densidad de jabalí de entre un 16-35%, respecto a la temporada anterior. Esto se puede deber a factores locales, como una mayor disponibilidad de alimento complementario (p.e. cultivos), o una menor intensidad de la sequía.

A pesar de estos datos, el número de ejemplares de jabalí de esta temporada sigue siendo alta en las comarcas de Girona y del norte de Barcelona.

Las densidades más elevadas, de entre 12 y 15 jabalíes/km2, se dan en las zonas del Alt empordà, la Garrotxa y el Montseny. En las dos primeras, en los últimos años las densidades habían llegado a 20-25 jabalíes/km2.

En estas zonas, el jabalí encuentra las condiciones óptimas: alta pluviosidad, bosques de encimas, alcornoques y robles, y grandes superficies de cultivos de regadío que aportan mucha disponibilidad de alimento.

En el resto de zonas de Cataluña, las densidades son moderadas, y los lugares donde se registran las densidades más bajas (<3 jabalíes/ km2) son sectores de Alt Pallars, el Cadí, la Segarra y los Puertos de Beceite.

Estos datos nos muestran un freno en la densidad de esta especie, aún así no hay que bajar la guardia, ya que su población puede incrementarse rápidamente.

Se calcula que en Cataluña viven 190.000 jabalíes.

Durante el año 2019 hubo una mayor disponibilidad de alimento y, en consecuencia, aumentará su natalidad. Sólo en lugares afectados por sequías se podría ver un descenso en su población. El papel de los cazadores es clave para frenar la expansión de este especie, que no tiene depredadores naturales.

 

Fuente: agrodigital.com, «La población de jabalíes disminuye en gran parte de Cataluña».




REVISTA rumiNews +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Revista rumiNews septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
rumiNews en
Youtube

 
logo