20 May 2022

Estudio analiza los carbohidratos y su impacto en las emisiones de metano

Un estudio analiza los tipos de carbohidratos de las plantas y su potencial impacto en las emisiones de metano de los rumiantes

Un estudio analiza los tipos de carbohidratos de las plantas y su potencial impacto en las emisiones de metano de los rumiantes


Los hidratos de carbono son el principal componente de la mayoría de los alimentos para rumiantes. La digestión de los carbohidratos en el rumen proporciona energía a los rumiantes, aunque esto también contribuye a las emisiones de metano entérico (CH4).

El forraje fresco es el principal alimento de los rumiantes que viven en extensivo en las regiones templadas. Es por esto que este estudio explora cómo el tipo de carbohidrato dietético y la digestión de este alimento afectan a las emisiones de CH4 de los rumiantes, centrándose exclusivamente en el forraje fresco cultivado en regiones templadas.

El forraje es la parte vegetativa de las plantas susceptibles de ser comidas por los rumiantes, bien en verde (fresco) en el campo, o bien segados y conservados mediante técnicas de secado, deshidratado, o fermentado.

Los carbohidratos incluyen monosacáridos, disacáridos, oligosacáridos y polisacáridos. La ramnosa es el único monosacárido que produce bajas emisiones de CH4. Sin embargo, la ramnosa es un componente que se encuentra en menor medida en la mayoría de las plantas.

Entre los polisacáridos existen los polisacáridos pécticos, que dan lugar a una mayor producción de CH4 debido a la conversión de los grupos metilo en metanol y finalmente en CH4. Así, el grado de esterificación del metilo de los polisacáridos pécticos es una característica estructural importante para entender mejor las emisiones de CH4.

 

Aparte de los polisacáridos pécticos, la estructura química de otros polisacáridos por sí solos no parece afectar a la formación de CH4. Sin embargo, los parámetros fisiológicos del rumen y los tipos de fermentación resultantes de la digestión en el rumen de polisacáridos que difieren en la tasa y el grado de degradación, sí afectan a las emisiones de CH4.

Por ejemplo, un pH ruminal bajo resultante de la rápida degradación de los carbohidratos fácilmente fermentables disminuye e inhibe las actividades de los metanógenos y reduce aún más las emisiones de CH4.

Cuando se suministra una gran cantidad de almidón o la tasa de degradación del almidón es baja, parte del almidón puede escapar del rumen y ese almidón que ha escapado no producirá CH4.

Una derivación similar de la digestión ruminal se aplica a otros polisacáridos y debe cuantificarse para facilitar la interpretación de los experimentos con animales en los que se miden las emisiones de CH4. En los rumiantes alimentados con forraje fresco pueden producirse carbohidratos de bypass ruminal, especialmente cuando la tasa de paso es alta, lo que podría ser resultado de una elevada ingesta de alimento o de agua.

El tipo de carbohidratos afecta a la concentración de hidrógeno disuelto, lo que consecuentemente altera las vías de fermentación y finalmente da lugar a diferencias en las emisiones de CH4.

El grado de esterificación metílica de los polisacáridos pécticos es necesario para los forrajes ricos en pectina. El tipo de fermentación de los carbohidratos y los carbohidratos de derivación ruminal deben determinarse en la evaluación del potencial de mitigación.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

rumiNews Junio 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo