0
 
17 May 2023

Los efectos del calor sobre la temperatura corporal de las vacas y su producción



AUTOR

Foix Queraltó Salguero

Veterinària Oficial-Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya (2015-Actualmente) Técnica de Salud Pública-Consell Comarcal del Maresme (2016-2019)

El exceso de calor que año tras año aumenta debido al cambio climático, repercute directamente en la producción de leche, ya que las vacas lecheras sufren el denominado Estrés por Calor (EC).

Este fenómeno afecta directamente la producción y reproducción de la ganadería bovina debido a que repercute negativamente en el sistema endocrino, el sistema inmunitario, el metabolismo digestivo y, también, en el comportamiento de las vacas lecheras.

Los cambios significativos de temperatura hacen que, ahora mismo, las vacas estén sufriendo un estrés importante. Por esta razón, toda prevención e inversión que se realice será beneficiosa para el bienestar de los animales y, por ende, sus resultados productivos.

Pero para empezar vamos a hablar del sistema homeostático de las vacas y así podremos entender qué les ocurre y encontrar soluciones o estrategias de termorregulación.

¿CUÁLES SON LOS MECANISMOS PARA LA PRODUCCIÓN Y ELIMINACIÓN DE CALOR? 

Las vacas disponen de diferentes mecanismos para producir o eliminar el calor corporal.

GENERACIÓN DE CALOR

Los mecanismos que utilizan las vacas para generar calor podríamos dividirlos en 3 tipos

 1. Tasa Metabólica

 2. Ingestión

 3. Termorregulación

 TASA METABÓLICA

Podríamos definir la Tasa Metabólica (TM) como la cantidad de energía que gasta un animal durante un período específico de tiempo.

Para medirla podemos utilizar Joules, Calorías o Kilocalorías por unidad de tiempo.

Otra manera de expresar la tasa metabólica sería en función de:

El oxígeno (O2) consumido por unidad de tiempo durante la respiración celular.

El dióxido de carbono (CO2) producido por unidad de tiempo que se genera como un subproducto.

La tasa metabólica «de referencia» de un animal se mide de dos formas distintas dependiendo del tipo de animal, por lo que tenemos:

La Tasa Metabólica Basal (TMB) en los endotermos: es la que utilizaríamos para las vacas.

La Tasa Metabólica Estándar (TMS) para los ectotermos: es la que usaríamos para las serpientes, por ejemplo.

Las dos son mediciones de la tasa metabólica en animales que se encuentran en reposo, tranquilos y sin estrés y que estén en ayunas, sin digerir alimentos.

En el caso de los animales endotermos, también se puede medir la TMB cuando el animal se encuentre en un ambiente con una temperatura neutra en la que éste no gaste energía extra para poder mantener su temperatura óptima. Sin embargo, en los animales ectodermos, como la TMS varia con la temperatura, cualquier medición es específica de la temperatura a la que se toma.

La TMB de las vacas tiende a ser alta y a tener altas necesidades energéticas para poder mantener una temperatura corporal constante. Además, depende del peso metabólico, por lo que aumenta con la edad y el peso.

Pero, ¿por qué aumenta con el peso/tamaño? ¿Cuál tiene una TMB más grande: un ratón o una vaca?

Si nos fijamos en el índice metabólico de todo el organismo, la vaca gana al tener mucho más tejido que metaboliza en una vaca que en un ratón. Sin embargo, la situación cambia al analizar la TMB por masa.

¡Un gramo de tejido de ratón metaboliza más de 10 veces lo que un gramo de tejido de una vaca!

Cuanto menor sea la masa del organismo, mayor será la probabilidad de que su metabolismo basal sea mayor. La relación entre masa y TM se mantiene en muchas especies e incluso obedece a una fórmula matemática específica.

INGESTIÓN

¿Qué relación existe entre la digestión y temperatura corporal?





 
 

REVISTA

Revista rumiNews Noviembre 2023

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo