AUTOR

Antonio Sánchez

Grupo de Investigación Sanidad de Rumiantes, Dpto. Sanidad Animal, Fac. Vet. UMU, Campus Regional de Excelencia Internacional Mare Nostrum

Christian de la Fe

Grupo de Investigación Sanidad de Rumiantes, Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Murcia, Campus Regional de Excelencia Internacional Mare Nostrum

Joaquín Amores

Grupo de Investigación Sanidad de Rumiantes, Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Murcia. Campus Regional de Excelencia Internacional Mare Nostrum.

Juan Carlos Corrales

Grupo de Investigación Sanidad de Rumiantes, Departamento de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad de Murcia. Campus Regional de Excelencia Internacional Mare Nostrum.

Román Eliseo

Servicios veterinarios, Piensos Nanta

¿A QUIÉN NOS ENFRENTAMOS?

La viruela ovina está causada por un poxvirus (SPPV) del género Capripoxvirus, genéticamente muy similar al virus de la viruela caprina (GTPV) y al de la dermatosis nodular contagiosa (LSD) (que afecta al ganado bovino), enfermedades consideradas entre las más importantes desde el punto de vista de las pérdidas económicas que generan en el sector de los rumiantes a nivel mundial.

En el caso de los pequeños rumiantes, la viruela, junto a otras infecciones como la peste de los pequeños rumiantes o la pleuroneumonía contagiosa caprina, endémicas en muchas zonas de los continentes asiático o africano, suponen un serio hándicap para el desarrollo de la producción ovina y caprina en estas zonas (The Center for Food Security and Public Health, 2008; Limon et al., 2020).

Los tres Capripoxvirus comparten el 96-97% del genoma y no es posible distinguirlos serológicamente. De hecho, parece que son unos pocos nucleótidos los que marcan el tropismo por una u otra especie de rumiante.

No obstante, debemos hablar de viruela ovina y viruela caprina, ya que los agentes causales son diferentes y tienen preferencia por cada una de las especies, a pesar de que el cuadro clínico que generan es similar en ambos casos y se ha demostrado la capacidad de determinadas cepas de infectar a ambas especies, tanto de modo natural como experimental (Tulman et al., 2002; Zhou et al., 2012).

En este sentido, el virus que circula en estos momentos en España es el VIRUS DE LA VIRUELA OVINA y, de hecho, hasta ahora, en los focos declarados solo se han registrado síntomas de la infección en ovino.

Estos virus parecen sensibles a la mayor parte de los desinfectantes comunes, siendo un aspecto clave para la epidemiología y control de la infección su elevada supervivencia fuera de los individuos.

La información bibliográfica consultada indica que estos virus pueden resistir:





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

rumiNews Noviembre 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo