05 Sep. 2019

Nutrición y Alimentación

Nutrición y Alimentación

Calostro – Protección natural desde el primer día de vida del cordero

Aportar calostro de calidad a los animales recién nacidos les da una ventaja enorme frente a los desafíos infecciosos que afrontará al inicio de su vida.

El calostro es el primer tipo de leche materna producida por las ovejas tras el parto. Este alimento de valor incalculable es esencial para la salud del cordero recién nacido, aportándole energía y nutrientes, y protegiéndole de los agentes infecciosos presentes en el entorno. 

Protección inmunitaria

El calostro es rico en anticuerpos de origen maternal, producidos específicamente frente a los agentes infecciosos presentes en el entorno de la madre (o gracias a la vacunación).

Estos anticuerpos son una parte fundamental del sistema inmunitario adquirido. Al se ingeridos por el animal recién nacido, son capaces de atravesar la barrera intestinal (durante una ventana de tiempo muy corta), proporcionándole una protección indispensable frente a los patógenos durante las primeras etapas de vida.

Un buen encalostramiento se traduce en una reducción de la necesidad de usar antibióticos

 

Aporte energético

El animal recién nacido tiene pocas reservas corporales de grasa, lo que implica que depende enormemente de las grasas y carbohidratos presentes en el calostro para mantener su temperatura corporal, de modo que una deficiencia energética tras el nacimiento puede conducir a un estado de hipotermia.

Aporte de nutrientes esenciales

El calostro también proporciona numerosos nutrientes, entre ellos:

  • Vitaminas A, D y E, esenciales para favorecer la capacidad de digestión y de absorción del tracto digestivo.
  • Enzimas y proteínas que limitan el crecimiento de determinadas bacterias, influyendo también en el desarrollo del sistema inmunitario.

Administración de calostro en corderos

Los corderos deben ingerir 210-290 ml/kg PV dentro de las primeras 24 horas posteriores al nacimiento para poder garantizar unos buenos niveles de inmunidad natural.

¿Cómo influye el encalostramiento en la salud y rendimiento de los corderos?

Existen numerosos estudios que demuestran los beneficios del calostro para la salud de los corderos, lo que se traduce directamente en una reducción de la necesidad de usar antibióticos.

Protección frente a patologías

Los corderos que reciben calostro de buena calidad inmediatamente tras el nacimiento tienen menos predisposición a padecer la Enfermedad de la Boca Mojada (Watery Mouth), una enfermedad que se presenta en corderos recién nacidos (hasta de 24-48 horas de vida), caracterizada por un cuadro de  hipoglucemia y babeo continuo.

La primera toma debe ser dentro de las primeras 2 horas tras el nacimiento

Minimiza la aparición de resistencias a los antibióticos

Numerosos estudios demuestran que, con un adecuado encalostramiento, no hay diferencias significativas en el rendimiento de los corderos en comparación con aquellos que reciben antibióticos de forma profiláctica.

Por otro lado, en un estudio realizado en Reino Unido sobre las resistencias antimicrobianas, se pone de relevancia que el 50% los aislados de E. coli en corderos recién nacidos son resistentes a la espectinomicina. 

Este tipo de hallazgo justifica de forma contundente la necesidad de adoptar estrategias alternativas para minimizar el uso de antibióticos en la producción animal, siendo el refuerzo inmunitario a través del calostro una de las claves del éxito. 

Fuente: RUMA

Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.