17 Jun 2022

Claves para gestionar el calostro en terneros

El calostro está lleno de anticuerpos, energía y nutrientes esenciales que benefician al animal recién nacido.

Una cantidad suficiente de calostro de calidad alimentado rápidamente puede:

Evitar que los corderos enfermen de fiebre aftosa

Reducir a la mitad el riesgo de neumonía en los terneros

Mejorar la tasa de supervivencia de los lechones hasta el destete

Mejorar la salud, reducir la mortalidad y aumentar la ganancia diaria de peso vivo

Fomentar el uso responsable de los antibióticos.

Introducción

Después de la alimentación, la cría de novillas es el segundo gasto anual más importante para las empresas lácteas, representando aproximadamente el 20% de los costes de producción. Las novillas no producen ingresos hasta que llegan a la primera lactación y no obtienen beneficios hasta la segunda lactación. Las novillas son el futuro del rebaño lechero y merecen tener la mejor gestión, incorporando las últimas investigaciones y consejos de manejo. A cambio, recuperarán la inversión mediante una mayor producción de leche y una vida productiva más larga.

Cada día, los ganaderos lecheros toman decisiones que pueden afectar a la salud y el bienestar de sus terneros. Una investigación del Royal Veterinary College ha demostrado que, en las explotaciones del Reino Unido, las tasas de mortalidad de las novillas lecheras nacidas vivas en su primer mes de vida oscilaban entre el 0% y el 12%.

El hecho de que existan granjas que logren tasas de mortalidad bajas indica que las pérdidas pueden evitarse cuando se aplican buenas prácticas de gestión. AHDB Dairy ha elaborado esta publicación y los cortometrajes asociados para proporcionar información sobre cómo optimizar el rendimiento de los terneros. Para criar terneros sanos y mantener la mortalidad al mínimo, hay que tener en cuenta lo siguiente:

Aprovechar al máximo el calostro:

  • Las tres «Q» de la gestión del calostro:

Quality

Quantity

Quickly

  • Higiene del calostro
  • Análisis del calostro con el refractómetro Brix y el calostrómetro
  • Alimentación por sondas gástricas

Garantizar el confort térmico y la ingesta suficiente de alimento

Seguimiento de las tasas de crecimiento (peso y altura)

 

Puntos clave

– Los terneros recién nacidos deben recibir al menos 3 litros de calostro de alta calidad en las primeras 2 horas de vida, seguidos de otros 3 litros en las 12 horas siguientes al nacimiento.
– Hay que comprobar la calidad del calostro utilizando un refractómetro Brix o un calostrómetro. El calostro debe contener al menos 50 g/L de anticuerpos (IgG).
– Lo mejor es alimentar a la ternera con un biberón.
– Utilizar una sonda de alimentación si:

  • La ternera no puede chupar el biberón
  • Está demasiado débil para consumir toda la cantidad de calostro

– Hay que asegurar la higiene del calostro. Analizar el calostro para verificar el recuento de bacterias, a fin de identificar si es necesario introducir mejoras durante la recogida y el almacenamiento.
Analizar la sangre de las terneras para revisar que los anticuerpos (IgG) del calostro se han transferido con éxito.
– Supervisar regularmente la tasa de crecimiento. Pesar o medir la altura en el momento del nacimiento y luego una semana después del destete, a los 6 meses de edad y en el momento de la cría.

Las tres «Q» de la alimentación con calostro  

El calostro es vital para el ternero recién nacido porque contiene anticuerpos (también conocidos como inmunoglobulinas o IgG), que le proporcionan inmunidad. También es rico en energía y nutrientes esenciales para el crecimiento.

Quality

Acción: Alimentar con calostro de alta calidad que haya sido medido con un refractómetro Brix o un calostrómetro.

– El calostro de buena calidad contiene al menos 50 g/L de IgG. Cualquier calostro que contenga <20 g/L de IgG no se debe utilizar.

– La calidad del calostro disminuye cuanto más tiempo se mantiene en la ubre

– No es posible determinar la calidad del calostro con solo mirarlo: hay que analizarlo.

– Analizar el calostro de todas las vacas. Las vacas se tienen que ordeñar lo antes posible después del parto para que se recoja el mejor calostro posible y se alimente a los terneros recién nacidos.

– La calidad disminuirá si el calostro se contamina con bacterias, por lo que es muy importante recogerlo y almacenarlo de la forma más higiénica posible.

Quantity & Quickly

Se recomienda dar una primera alimentación de 3 litros en las primeras 2 horas. Esto puede dividirse en dos tomas si es necesario, especialmente en el caso de las razas más pequeñas, y debe seguirse con otra toma de tamaño similar en las 12 horas siguientes al nacimiento.

El calostro debe administrarse a una temperatura corporal de 38°C.

Para optimizar la inmunidad, es fundamental que los terneros reciban su primera alimentación con calostro lo antes posible después del nacimiento, idóneamente en un plazo de 2 horas.

Los terneros pierden su capacidad de absorber anticuerpos en las primeras horas de vida. A las 20 horas del nacimiento, esta capacidad prácticamente ha desaparecido.

Es importante tener un stock de calostro congelado de buena calidad por si se tuviera que utilizar en el caso de que la calidad del calostro de la madre en cuestión sea insuficiente.

El momento óptimo para administrar el calostro es dentro de las primeras 2 horas del nacimiento, pero el requisito oficial es dentro de las primeras 6 horas del nacimiento

Alimentar a los terneros con calostro durante varios días es beneficioso para desarrollar la inmunidad y combatir las infecciones.

Método de alimentación

Los terneros a los que se deja amamantar de su madre, tienen 2,4 veces más posibilidades de no recibir suficientes anticuerpos. Por lo tanto, se debe alimentar al ternero mediante:

– Biberón – favorece el tránsito del calostro hacia el propio estómago.
– Alimentación por sonda- garantiza que la ternera reciba todo el volumen de calostro; sin embargo, se trata de una técnica especializada que solo se puede llevar a cabo con total seguridad por personal debidamente especializado.

Si se empieza a usar un biberón y la ternera no se lo bebe todo, el resto debe administrarse por sonda para asegurarse de que el ternero recibe los 3 litros completos.

Supervisión

El hecho de proporcionar un calostro suficiente y de buena calidad en las 6 horas siguientes al nacimiento reducirá la mortalidad de los terneros y las enfermedades.

-Análisis de sangre

Los análisis de sangre de los terneros pueden indicar la eficacia de la gestión del calostro.

El veterinario se encargará de tomar muestras de al menos 12 terneros durante la primera semana de vida. Las muestras permiten analizar el nivel de anticuerpos (IgG) o la Proteína Total (TP) en la sangre. Si menos del 80% del grupo se clasifica como «bueno», las posibles causas de esta situación deben ser evaluadas.

Quality IgG g/L TP g/L
Buena >12  >55
Parcial 10-12 50-55
Deficiente <10  <50

Futuros cuidados

Incluso el calostro de buena calidad que se administra a tiempo contiene anticuerpos limitados. El ternero recién nacido aún es incapaz de producir sus propios anticuerpos. Por lo tanto, es vital seguir dando calostro de buena calidad a través de:
– Un entorno adecuado
– Proporcionando suficiente alimento
– Mantener un alto nivel de limpieza tanto en la preparación del alimento como del alojamiento

Resumen de recomendaciones

Alimentar a todos los terneros con la cantidad adecuada de calostro de buena calidad tan pronto como sea posible después del nacimiento.

Recordar las tres «Q»:

– Quantity – 3 litros
– Quality- contiene al menos 50 g/L de IgG
– Quickly – dentro de las 2 horas siguientes al nacimiento

Higiene del calostro

La contaminación durante la recogida, el traslado o la alimentación pone en riesgo a la ternera, pudiendo permitir que se introduzcan bacterias nocivas.

Calidad

Es importante para la calidad del calostro, recogerlo lo antes posible, preferiblemente después de que la vaca haya parido. Es necesario analizarlo para determinar el nivel de anticuerpos presentes.

Recoger el calostro de forma higiénica 

La atención a la higiene es fundamental.

  • Conocer el estado de salud de las vacas. No recoger el calostro de las vacas que son positivas para la Paratuberculosis bovinaenfermedad de Johne o que sufren de afecciones posparto.
  • Asegurar la limpieza de la ubre. Una rutina eficaz de desinfección de los pezones eliminará las bacterias. La preparación de los pezones debe llevarse a cabo para eliminar cualquier sellador de pezones.
  • Evitar contaminar el calostro. Asegurarse de que las manos están limpias: lo ideal es usar guantes.
  • Después de cada uso, desinfectar el equipo y las tuberías por dentro y por fuera.
  • Utilizar un cubo de descarga limpio y transferir el calostro a otro cubo limpio con tapa.

Almacenamiento del calostro

En el calostro caliente, el número de bacterias puede duplicarse cada 20 minutos.

El calostro fresco debe administrarse a los terneros dentro de la hora siguiente a su recogida, o bien pasteurizarse y almacenarse adecuadamente.

Hay tres maneras de ayudar a reducir la tasa de multiplicación de los microorganismos:

Refrigeración

Congelación

Pasteurización

Hay que asegurarse de que todo el calostro almacenado esté etiquetado con la fecha de recogida y la identidad de la vaca de la cual procede.

La identificación bovina es especialmente importante si la vaca da positivo en la prueba de la Paratuberculosis bovina.

También es relevante recordar la utilización de un termómetro para comprobar regularmente la temperatura de los frigoríficos y congeladores.

Pasteurización del calostro

La pasteurización no es un método de almacenamiento, sino una forma de reducir el número de bacterias presentes. Por lo tanto, el calostro pasteurizado se debe seguir refrigerando o congelando.
Si se utiliza un pasteurizador, hay que consultar las instrucciones del fabricante con respecto a las cantidades de los lotes.

La pasteurización no hace que el calostro de baja calidad o altamente contaminado sea apto para la alimentación.

Preparación

El calostro debe administrarse a una temperatura de 38°C.

Cuando se ha congelado, se puede descongelar en el refrigerador durante la noche.

El calostro debe calentarse en un baño de agua a una temperatura máxima de 50°C para que alcance los 40-42°C. Esto permite que pueda enfriarse ligeramente antes de llegar a la ternera.

Una vez calentado, se debe emplear antes de 30 minutos.

Recordar comprobar la temperatura con un termómetro.

Pruebas de higiene

En el caso de que pueda haber algún riesgo de alimentar a los terneros con calostro contaminado, se puede analizar.

Dicho análisis para determinar el recuento de bacterias, puede ayudar a identificar si es necesario hacer cambios en la forma recogida y almacenaje del calostro.

La muestra debe tomarse justo antes de alimentar a la ternera.

Para obtener más detalles es necesario preguntar al veterinario.

Importante:

No sobrecalentar ni utilizar el microondas para recalentar o descongelar el calostro porque esto destruirá los anticuerpos.

 

Almacenar el calostro con cuidado para mantener su calidad y asegurar su disponibilidad para que pueda ser alimentado rápidamente.

 

Utilizar un baño de agua con un termómetro es una buena manera de descongelar el calostro.

 

El calostro calentado debe ser suministrado al ternero a 38°C antes de 30 minutos.

 

Uso de un refractómetro Brix

Es importante analizar el calostro en cada recogida. Los resultados de las pruebas permiten tomar una decisión informada sobre si el calostro es lo suficientemente bueno para ser alimentado o almacenado, o necesita ser descartado.

Equipo

Los refractómetros deben calibrarse antes de cada uso y estar libres de cualquier tipo de suciedad o contaminantes visibles, como el estiércol. También se debe comprobar que no haya grietas o roturas en el cristal.

Se necesita:

– Refractómetro limpio con escala de 0-32%.
– Agua destilada
– Un paño limpio
– Jarra esterilizada
– Calostro a temperatura ambiente

Procedimiento

1. El refractómetro debe calibrarse antes de cada uso. Poner 2-3 gotas de agua destilada en la superficie del vidrio.
2. Bajar la tapa sobre la muestra para que el agua se extienda por toda la superficie sin que haya burbujas de aire o puntos secos.
3. Dejar pasar 15 segundos antes de tomar una lectura de calibración – esto permite que la muestra se ajuste a la temperatura ambiente-.
4. Sostener el refractómetro a la luz natural mientras se observa por el ocular. Evitar las fuentes de fluorescentes.
5. Al mirar por el ocular, verá un campo circular con graduaciones en el centro. La escala debe indicar cero en el punto de encuentro entre las zonas claras y oscuras. Si no es así, ajústela con el tornillo de calibración.
6. Limpiar la superficie con un paño suave y limpio.
7. Una vez seco, colocar un par de gotas de calostro sobre la superficie del vidrio y repita el proceso.
8. Realizar una lectura de calidad del calostro.
9. Después de la lectura, limpiar el portaobjetos y el cristal para la próxima vez.

 

 

Leer más sobre: Calf management

 




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

rumiNews Junio 2022

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo