get_the_title
  • C/ Mogoda, Nº 16 - 18 Pol. Industrial Can Salvatella Barberà del Vallès Barcelona 08210
    España
  • +34 937 291 764
  • www.phalbio.com/



AUTOR

Juan Miguel Ruiz Rodríguez

Ingeniero Agrónomo, Grupo PH-Albio

Las levaduras, pertenecientes al reino de los hongos, tienen la característica de que pueden vivir tanto en condiciones aerobias como anaerobias.

Son, posiblemente, el probiótico y prebiótico más estudiado, al menos en rumiantes.

La especie utilizada en producción animal, al igual que en panadería o producción de cerveza, es Saccharomyces cerevisiae.

De hecho, en ganado bovino comenzaron utilizándose cepas de levadura para la producción de cerveza.

No obstante, existe una alta cantidad de cepas diferentes utilizadas para distintos fines, y con el paso de los años se han seleccionado y mejorado algunas de ellas de interés especial en ganadería.

Levaduras vivas

Son consideradas estabilizadoras de la flora digestiva.

  • En animales jóvenes se busca que ayuden al establecimiento de una flora beneficiosa para el animal que favorezca su productividad en el largo plazo.
  • En animales adultos buscamos una modulación de la flora, que beneficie los resultados productivos en el corto plazo. No porque no sea interesante el establecimiento de ciertos probióticos en el ecosistema ruminal en adultos, sino porque hay varios factores que hacen que sea muy poco prometedor el establecimiento permanente de probióticos en un rumen ya funcional:
  1. La complejidad de este ecosistema y sus condicionantes fisicoquímicos.
  2. Las relaciones ya establecidas entre sus comunidades.
  3. La tendencia observada en rúmenes alterados a regenerar la composición microbiana original.

En resumen

  • En animales adultos el suministro de levaduras debe estar motivado por unos objetivos concretos para el periodo fisiológico y tipo de dieta en el que se encuentran.
  • En animales jóvenes la suplementación a través del pienso de iniciación redundará también de forma positiva en el futuro.

Si hablamos de probióticos o levaduras en general, existe inconsistencia en los resultados experimentales en animales.

Esto es debido a la gran variedad de condicionantes que hay que considerar: tipo de probiótico, especie, cepa, estado fisiológico de los animales, capacidad productiva de los animales, formulación de la dieta, etc.

En las siguientes líneas, nos referiremos a las ventajas de cepas de levaduras ampliamente probadas en rumiantes.

  • En terneros, cuando las levaduras vivas se han incluido en el pienso de iniciación durante la lactancia, se observa un mayor pH ruminal tras el destete y cierta tendencia a un mejor consumo de materia seca.
  • En animales adultos con un rumen completamente funcional, en primer lugar, cabe resaltar la alta capacidad de las levaduras para consumir el oxígeno presente en el rumen. La presencia de oxígeno en el rumen es tóxica para la mayoría de las bacterias ruminales, especialmente las degradadoras de fibra y bacterias lácticas.

La eliminación del oxígeno contribuye a un mayor crecimiento de este tipo de bacterias, además de protozoos, también fundamentales en la degradación de la fibra. Y una mejor digestibilidad de la dieta consecuentemente.

Como resultado de la eliminación del oxígeno ruminal se obtiene un mayor aprovechamiento energético de la dieta y una mayor cantidad de proteína microbiana.

La presencia de





REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas