09 Ene. 2020

Patología

Patología

Mastitis

La mastitis en el ganado ovino, un acercamiento a la patología

Las mastitis en el ganado ovino es un motivo importante de preocupación entre los ganaderos, estimándose su prevalencia en las granjas en un 5%

La mastitis aguda se estima que afecta al 5% de los animales en una granja, resultando el 50% de los animales en fallecimiento, y el 90% de las ovejas pierden el cuarterón afectado.

Un 20-30 % de las ovejas sufre mastitis subclínicas durante la lactación.

El estudio que se llevó a cabo en la Universidad de Warwick tiene como finalidad prevenir y tratar las mastitis en las ovejas lactantes y generar un protocolo de actuación para ayudar a los ganaderos.

Se llevaron a cabo tres líneas de investigación paralelamente:

  • Caracterización de los patrones de recuento de células somáticas (RCS) en las ovejas durante las primeras 10 semanas de lactancia.
  • Identificación de los factores asociados a las infecciones intramamarias.
  • Impacto de las infecciones intramamarias en el crecimiento del cordero.

La investigación demostró que las mastitis subclínicas son muy frecuentes en las ovejas lactantes y la mayoría de infecciones en la ubre se manifiestan de forma subclínica en lugar de manifestarse de forma clínica.

Las mastitis subclínicas tienen un impacto en la producción, y los ganaderos deberían estar prevenidos e informados de la importancia de mantener la salud de la ubre para maximizar su producción.

Se demostró que las ovejas de edad más avanzada, las que tienen una condición corporal deficiente y las ovejas con conformación de ubres pobres o mediocres tienen una mayor predisposición a tener elevados recuentos de células somáticas (RCS).

Las bacterias responsables de la mayoría de las mastitis son estafilococos coagulasa negativos, seguido de Bacillus spp y bacterias gram negativas.

Otras bacterias implicadas son: Corynebacterium spp, Nocardia, Staphilococcus aureus o Proteus spp.

Las mastitis subclínicas se asocian con ganancias de peso deficientes en corderos durante las primeras 8 semanas de vida. Las lesiones en los pezones (que pueden ser indicadores de una nutrición deficiente), la conformación pobre de la ubre y las ovejas con edad avanzada también se asocian con pesos de corderos más bajos de los esperados durante las primeras 8 semanas de vida.

 

Fuente: beefandlamb.ahbd.org, «Understanding mastitis in ewes», Selene Huntley and Laura Green, University of Warwick.



Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.