ESPECIAL Covid-19 y Desinfección
Bioseguridad.net desinfectantes frente a COVID-19>>  Ver productos

10 Mar. 2020

Manejo y Bienestar Patología

Manejo y Bienestar Patología

Programa de control de la fiebre Q en ovino y caprino en Euskadi

El Gobierno del País Vasco ha publicado su Plan de Vigilancia y Control de la fiebre Q, con el objetivo de reducir la prevalencia de esta enfermedad

El Gobierno del País Vasco ha hecho público el Plan de Vigilancia y Control de la fiebre Q en su comunidad.

El objetivo es establecer acciones que permitan reducir la prevalencia de esta enfermedad en los rumiantes domésticos, y la consecuente reducción del riesgo de aparición de brotes en la población.

Para alcanzar este objetivo, se establecerán iniciativas orientadas al seguimiento de la fiebre Q en la cabaña ovina y caprina del País Vasco, a la implantación de medidas que disminuyan el riesgo en las explotaciones ganaderas y a la formación y sensibilización del personal en contacto con los animales.

Este programa se aplicará a todas las explotaciones de ovino y caprino de la comunidad.

PROGRAMA DE VIGILANCIA

Dentro del sistema de vigilancia de las explotaciones, se establece una vigilancia pasiva de abortos y una vigilancia activa, mediante el análisis de leche del tanque y de los sueros.

  • Vigilancia pasiva: ante la declaración de un aborto, se investigará sistemáticamente la presencia o ausencia de Coxiella burnetii.
  • Vigilancia activa: está encaminada a la detección de Coxiella burnertii en explotaciones no sospechosas. Para ello, se realizará un análisis de muestras de suero en todas las explotaciones, y muestras de leche del tanque. También se analizará la leche del tanque para buscar infecciones activas por Coxiella burnetii en las granjas lecheras.

En base a la sintomatología observada en los rebaños y los resultados de los análisis laboratoriales, se clasificarán los rebaños de la siguiente manera:

  • Rebaño positivo (no calificado). Cuando la infección está activa en el rebaño y se cumplen al menos dos de las siguiente condiciones: existe sintomatología, se detecta ADN de la bacteria en placentas y/o fluidos uterinos y/o leche de tanque y se detectan anticuerpos en más del 20% de los animales muestreados.
  • Rebaño dudoso (rebaño no calificado). Se detectan anticuerpos en más del 5% de hembras, en multíparas y/o primíparas, o se detectan anticuerpos en la leche del tanque.
  • Rebaño negativo (rebaño calificado).

En función de la clasificación anterior y del estado de vacunación del rebaño, se establecen 6 categorías de rebaños.

En los rebaños negativos es importante mantener el estatus de negatividad; se realizarán controles periódicos según la situación epidemiológica, controles serológicos en 30 animales o control de una muestra de leche del tanque. En los rebaños dudosos se repetirá el control en la siguiente campaña, y se intensificará la vigilancia de abortos.

 

Fuente: oviespaña.com



Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.