27 Jun. 2018

Nutrición y Alimentación

Nutrición y Alimentación

Reducir el impacto ambiental del ganado está en manos de todos

El sector ganadero ha experimentado un crecimiento espectacular en las últimas décadas, habiéndose convertido en uno de los motores más fuertes de la economía española. Sin embargo, esta evolución conlleva un aumento de la contaminación y un fuerte impacto ambiental por parte de las explotaciones ganaderas. 

Es por ello que el MAPAMA, en colaboración con varias asociaciones agrícolas y ganaderas, publicó una “Guía de las mejores técnicas disponibles para reducir el impacto ambiental de la ganadería”, en la que se contemplan los principales contaminantes derivados de la producción ganadera y las medidas recomendadas para minimizar su impacto ambiental. 

A continuación veremos los principales contaminantes y cuáles son los requisitos medioambientales a cumplir.

Principales contaminantes derivados de la ganadería intensiva

Amoniaco (NH3)

El amoniaco se produce como consecuencia del metabolismo proteico y se elimina a través de la orina desde donde una parte se volatiliza hacia la atmósfera. 

Lo deseable es minimizar la volatilización de este compuesto, ya que el amoniaco gaseoso reacciona con los ácidos de la atmósfera, formando pequeñas partículas que son dañinas para la salud.

Adicionalmente, el amoniaco tiene un fuerte impacto sobre el suelo, ya que acidifica los suelos, provocando daños en los ecosistemas acuáticos y terrestres, además de favorecer la eutrofización de los acuíferos por acúmulo de nitrógeno.

 

Gases de efecto invernadero – Metano (CH4) y Óxido Nitroso (N2O)

Las emisiones de metano y óxido nitroso derivadas de la producción ganadera se incluyen dentro de la categoría de emisiones difusas, sujetas a los acuerdos internacionales del Protocolo de Kyoto y la COP21, por lo que existen compromisos de reducción a nivel global, así como unos objetivos de reducción específicas para la UE.

Fuentes de metano

El metano se origina principalmente como consecuencia de:

  • La fermentación ruminal y entérica en los rumiantes
  • El almacenamiento de purines y estiércoles en condiciones anaeobias, en función de la temperatura y el tiempo de retención.

Fuentes de óxido nitroso

La producción de óxido nitroso ocurre por un proceso de transformación del nitrógeno a través de los procesos de nitrificación/desnitrificación.

  • La nitrificación se produce en condiciones aerobias.
  • La desnitrificación ocurre en condiciones anaerobias, con la formación de NO y N2O, un proceso que se ve favorecido por la presencia de fuentes de carbono y temperaturas cálidas.

 

Nitrógeno

El exceso de nitrógeno a través de los purines o estiércoles da lugar a la acumulación de nitratos que pueden contaminar los acuíferos, por lo que la normativa de la UE establece unos límites de nitratos.

En caso de superarse estos límites establecidos para los nitratos, se deben identificar las zonas de drenaje de las aguas vulnerables a la contaminación por estos compuestos, catalogándolos como “zonas vulnerables a los nitratos”.

Concentración máxima de nitratos en purines, estiércol o lodos de depuradora en el suelo y aguas superficiales en “zonas vulnerables a los nitratos“: 170 Kg N/ha por año. 

Fósforo

La aplicación excesiva de purines o estiércol puede provocar un enriquecimiento innecesario del suelo, por lo que el exceso pasará a las aguas superficiales y profundas por lixiviación, provocando su eutroficación.

 

Mejores técnicas disponibles

Las mejores técnicas disponibles se engloban en 11 grupos de actividad, según su ámbito de aplicación:

  • Sistemas de gestión ambiental y buenas prácticas ambientales
    • Ubicación adecuada de la nave/explotación y disposición espacial de actividades
    • Educar y formar al personal
    • Establecer un plan de emergencia para hacer frente a emisiones e incidentes imprevistos, como la contaminación de masas de agua
    • Comprobar periódicamente, reparar y mantener equipos y estructuras e.
    • Almacenar los animales muertos de forma que se eviten o reduzcan las emisiones
  • Gestión nutricional:
    • Utilizar estrategias de alimentación y de formulación de piensos que incluyan algunas técnicas para reducir el N total excretado y las emisiones de NH3
    • Utilizar estrategias de alimentación y de formulación de piensos que incluyan algunas técnicas para reducir el P total excretado
  • Uso eficiente del agua:
    • Mantener un registro del uso del agua
    • Detectar y reparar las fugas de agua
    • Utilizar sistemas de limpieza de a alta presión para alojamientos y equipos
    • Utilizar equipos adecuados para cada categoría de animal, garantizando la disponibilidad de agua (ad libitum)
  • Uso eficiente de la energía
  • Control del ruido, polvo y olores
    • Reducción de la generación de polvo en los edificios para el ganado
    • Reducción de las concentraciones de polvo en el interior del alojamiento
  • Almacenamiento de estiércol y purines
  • Aplicación de estiércol en el campo
  • Medidas de estimación y supervisión
  • Control de emisiones de amoniaco
  • Aplicación de fertilizantes
  • Control de metano en la gestión de purín y estiércol

Consultar: Guía de las mejores técnicas disponibles para reducir el impacto ambiental de la ganadería (última actualización – 2017)

Fuente: MAPAMA

Dejar comentario