0
 
04 Abr 2023

Gestación con aislados arquetípicos de Toxoplasma gondii en ovejas

La infección experimental de ovejas a mitad de gestación con aislados arquetípicos de Toxoplasma gondii de tipo II y III mostró rasgos fenotípicos diferentes


  • En este estudio investigan el resultado de la provocación oral en ovejas a mitad de gestación con 10 ooquistes esporulados de tres aislados diferentes de T. gondii pertenecientes a los arquetipos II y III, y seleccionados según sus variaciones genéticas y fenotípicas mostradas en estudios previos.

Toxoplasma gondii es una de las principales causas de fallo reproductivo en pequeños rumiantes. La diversidad genotípica de las cepas de T. gondii se ha asociado a variaciones en los rasgos fenotípicos en modelos in vitro y murinos. Sin embargo, todavía no se ha estudiado si esta diversidad puede influir en el resultado de la infección en pequeños rumiantes.

  • En ovejas preñadas, las pérdidas reproductivas tras la infección con ooquistes de T. gondii fueron similares a pesar del aislado empleado.
  • Los resultados clínicos revelan diferencias intergenotípicas e intragenotípicas.
  • La gravedad histológica de las lesiones microscópicas no se correlaciona con el fracaso reproductivo.
  • La invasión de la placenta causa lesiones vasculares tempranas no reconocidas a los 28 dpi.
  • Los rasgos fenotípicos previos in vitro no pueden inferirse directamente al modelo de oveja preñada.

Setenta y tres ovejas preñadas se dividieron en cuatro grupos:

    1. G1 infectadas con el aislado TgShSp1 (tipo II, ToxoDB#3).
    2. G2 con el aislado TgShSp16 (tipo II, ToxoDB#3).
    3. G3 con el aislado TgShSp24 (tipo III, ToxoDB#2).
    4. G4 de ovejas control no infectadas.

En este estudio se realizaron dos aproximaciones diferentes:

(i) el resultado de la gestación tras la infección (n = 33)

(ii) las lesiones y el tropismo y la carga del parásito a los 14 y 28 días postinfección (dpi) (n = 40).

El inicio de la hipertermia y la seroconversión se produjeron uno y dos días más tarde, respectivamente, en G1 en comparación con G2 y G3.

Sin embargo, las ovejas que sufrieron fracaso reproductivo, ya fuera por aborto, muerte fetal en el momento de la eutanasia o mortinato, fueron similares entre los grupos infectados (50%, 40% y 47%, respectivamente).

Las lesiones histológicas en placentomas y tejidos fetales de los animales eutanasiados del segundo enfoque sólo se detectaron a los 28 dpi y principalmente en G1. A los 14 dpi, el ADN de T. gondii sólo se detectó en G1 en el 11% de los placentomas.

Sin embargo, a los 28 dpi, la frecuencia de detección en placentomas fue mayor en G1 (96%) que en G2 y G3 (7% y 47%, respectivamente), y en fetos fue menor en G2 (20%) que en G1 y G3 (100% y 87%, respectivamente). En cuanto a los abortos tardíos, mortinatos y corderos de G1, G2 y G3, la frecuencia de lesiones microscópicas fue similar entre los grupos (79%, 78% y 67%, respectivamente) mientras que el ADN de T. gondii se evidenció en el 100%, 55% y 100%, respectivamente.

Estos aislados de T. gondii obtenidos recientemente provocaron pérdidas reproductivas similares pero variaciones intra e intergenotípicas en el aumento de la hipertermia, la dinámica de los anticuerpos, la frecuencia de las lesiones y la detección y distribución del parásito. Así pues, los diferentes rasgos fenotípicos de los aislados podrían influir en el resultado de la infección y en los mecanismos responsables de la misma, por lo que se justifica la realización de nuevas investigaciones.

Resultados

Observaciones clínicas

Temperatura rectal

Todos los grupos infectados (G1, G2 y G3) experimentaron una hipertermia transitoria superior a 40 ºC entre los 6 y los 10 dpi mientras que la temperatura rectal del G4 se mantuvo siempre por debajo de 39,5 ºC. Concretamente, G2 y G3 presentaron fiebre entre los 6 y 9 dpi y G1 entre los 7 y 10 dpi.

Los G2 y G3 infectados mostraron diferencias estadísticamente significativas con el G4 no infectado entre 5 y 10 dpi (p < 0,0001) mientras que el grupo G1 y G4 mostraron diferencias entre 7 y 10 dpi (p < 0,0001), por lo que el aumento de temperatura en el G1 se produjo dos días más tarde que en G2 y G3 (p < 0,05). El G1 tuvo un pico de fiebre (40,9 ºC) a los 8 dpi mientras que en G2 (41,3 ºC) y G3 (41,4 ºC) se observó a los 7 dpi. No se observaron diferencias estadísticas entre los 11 y los 28 dpi.

Pérdidas reproductivas
Los abortos precoces se produjeron del siguiente modo: cuatro ovejas del G1 (20%) abortaron entre los 11 y los 12 dpi, cuatro ovejas del G2 (20%) abortaron a los 12 dpi y seis ovejas del G3 (32%) abortaron entre los 10 y los 12 dpi. No se observaron diferencias estadísticas entre los grupos infectados (p > 0,05).

Si se consideran todas las ovejas con pérdidas reproductivas en cada grupo infectado (unificando los animales de ambos enfoques), independientemente del momento del aborto, la identificación de la muerte fetal o los mortinatos, las ovejas del G1 habían sufrido un 50% de fracaso reproductivo (de 20 ovejas iniciales, 4 sufrieron abortos precoces, 2 con fetos muertos al día 28 dpi y 4 con abortos tardíos o mortinatos), las ovejas del G2 habían sufrido un 40% de fallo reproductivo (de 20, 4 presentaron abortos precoces, 2 tenían fetos muertos al día 14 dpi, 1 al día 28 dpi y 1 sufrió un aborto tardío) y el G3 un 47% de fallo reproductivo (6 de 19 ovejas tuvieron abortos precoces, una oveja tenía dos fetos muertos a los 14 dpi y 2 ovejas tenían fetos muertos a los 28 dpi).

Respuestas IgG específicas anti-Toxoplasma gondii
Todas las ovejas infectadas resultaron seropositivas a partir de los 12-14 dpi. Se observó un aumento exponencial de los niveles de anticuerpos de 14 a 19 dpi en todos los grupos infectados. La dinámica de los anticuerpos fue similar en G2 y G3, en los que el aumento se detectó a partir de los 12 dpi (p < 0,05).

Sin embargo, los niveles de anticuerpos de G1 empezaron a aumentar dos días después (S/P: 33), en este punto temporal, G2 y G3 duplican el valor S/P de G1 (S/P: 60), llegando a ser a los 19 dpi similares en todos los grupos (S/P: 120-140). A partir de los 28 dpi los niveles de anticuerpos en todos los grupos infectados alcanzaron una meseta. Todos los animales de control permanecieron seronegativos a lo largo del estudio.

En cuanto a los resultados serológicos de los fetos de la eutanasia seriada, sólo un feto de una oveja de G1 eutanasiada a los 14 dpi fue seropositivo por IFAT con un título de 1:64, mientras que todos los fetos de G2, G3 y G4 fueron seronegativos.

A los 28 dpi tres de los ocho fetos de dos ovejas de G1 (38%) eran seropositivos con títulos de IFAT que oscilaban entre 1:64-1:128 y siete de los nueve fetos de las cinco ovejas de G3 (78%) eran seropositivos con títulos de IFAT que oscilaban entre 1:64-1:512. Todos los fetos de G2 y G4 eran seronegativos a los 28 dpi.

Placenta y ganglios linfáticos
Las lesiones microscópicas sólo se evaluaron en las placentas de los animales eutanasiados a los 14 y 28 dpi, ya que las placentas de las ovejas que sufrieron abortos precoces o tardíos o que nacieron muertas, eran demasiado autolíticas para ser evaluadas adecuadamente.

Las placentas a los 14 dpi no mostraron lesiones en ninguno de los grupos estudiados, mientras que en las placentas de las ovejas eutanasiadas a los 28 dpi se encontraron cambios histológicos compatibles con la infección por T. gondii.

Había dos tipos de lesiones microscópicas, es decir, necróticas o infiltrativas.

Las lesiones necróticas se caracterizaban por un número variable, con frecuencia uno solo, de focos necróticos que afectaban tanto a los componentes maternos como fetales del placentoma (placentitis necrotizante). Estos focos se caracterizaban por un material eosinofílico homogéneo mezclado con restos celulares y cariorreticulares y, ocasionalmente, material fibrilar eosinofílico (fibrina).

Las lesiones infiltrativas estaban formadas por la infiltración de un número mínimo o escaso de células inflamatorias mononucleares, localizadas principalmente en el tejido conjuntivo coriónico del tejido conjuntivo fetal.

Fetos y corderos

Las muestras de los fetos procedentes de abortos precoces mostraban un grado variable de autolisis y edema. Se detectó acumulación de βAPP en la sustancia blanca que denotaba leucomalacia. en todos los fetos de G1 (11/11, 100%), en siete de ocho de G2 (87,5%) y en todos los fetos de G3 (12/12, 100%). No hubo diferencias significativas en la frecuencia o gravedad de las lesiones al comparar los grupos infectados.

Referencias:




 
 

REVISTA

Revista rumiNews Noviembre 2023

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo