25 Jul. 2018

Comercialización

Comercialización

Paralizada la regulación de la venta de leche cruda

La controversia sobre la comercialización de leche cruda está servida, y es que tras su aprobación en Cataluña, el Ministerio de Sanidad ha decidido frenar la tramitación del Real Decreto destinado a regular la venta y consumo de este producto.

La aprobación de la comercialización de leche cruda en Cataluña ha hecho saltar las alarmas, por lo que el Ministerio de Sanidad ha paralizado la regulación de este producto a nivel estatal.

La tramitación del Real Decreto que se había puesto en marcha para regular la venta y consumo de leche recién ordeñada sin tratamiento térmico previo quedará paralizado hasta que se revise la documentación. 

Este nuevo decreto respondía a la voluntad de los productores de leche, que pedían dar un mayor valor a su producción, diversificar las explotaciones y fortalecer el sector lechero catalán.

A este respecto, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) defiende la venta de leche cruda directamente desde las explotaciones ganaderas.

Román Santalla, Secretario de Ganadería de UPA, asegura que “los ganaderos podemos suministrar sin ningún problema un producto sobre el que existe un interés creciente” y ha incidido en la importancia de aprobar una normativa nacional que deje claras las normas a los ganaderos y “dé todas las garantías” a los consumidores. 

¿Es seguro consumir leche cruda? 

El tratamiento UHT, que consiste en calentar la leche a más de 135°C, permite alargar la vida útil de la leche.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) asegura que la pasteurización “es el único método eficaz que garantiza la eliminación y control de los microorganismos patógenos en la leche“. 

El consumo de leche cruda puede conducir a la infección con bacterias patógenas como Listeria monocytogenes, Salmonella, Campylobacter, E. coli, Mycobacterium tuberculosis y Brucella.

Por ello, se incide en la necesidad de educar al consumidor sobre los riesgos de consumir leche cruda, incidiendo en la necesidad de hervirla previamente a su consumo, enfriarla rápidamente y consumirla un plazo máximo de 3 días“. 

En este sentido, la Generalitat de Cataluña ha asegurado que, a la hora de comercializar la leche cruda, será obligatorio que el etiquetado exprese claramente la necesidad de hervir la leche antes de consumirla para evitar los patógenos presentes.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), por su parte, alerta de los riesgos de vender este tipo de productos, asegurando que “la seguridad en el consumo no debería recaer en los consumidores”.

La decisión de comercializar leche cruda en el territorio español es un tema controvertido, con defensores y detractores. Habrá que esperar a ver cómo se gestiona la situación para llegar a una solución que beneficie a todos los implicados. 

Dejar comentario