0
 
24 Oct 2023

‘Razones para ser omnívoros’ de Juan Pascual

Juan Pascual, autor de ‘Razones para ser omnívoros’: «Tomar lácteos protege frente al cáncer y consumir productos animales aumenta la esperanza de vida, así como el desarrollo físico y mental de los niños»

Según Pascual, se ha construido «un relato falaz por parte de cierto activismo que ha calado en medios y en parte de la sociedad». Sin embargo, «el consumo de proteína animal no disminuye; en Europa es estable y, en el resto del mundo, sigue aumentando.

¿Hace falta un libro para argumentar los motivos por los que el ser humano debería comer de todo? Juan Pascual, licenciado en Veterinaria, lo ha considerado oportuno y, en ‘Razones para ser omnívoros. Por tu salud y la del planeta’ (Servet) -una obra prologada por el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Manuel Pimentel– expone su tesis.

‘Razones para ser omnívoro por tu salud y la del planeta’. No se puede decir más con un título. Pero, Juan Pascual cree que «es importante que el lector sepa de entrada qué le va a aportar la lectura del texto. Ser omnívoros es parte de nuestra evolución, de nuestra esencia como humanos». Según el autor, «es posible obviar esto en la dieta, pero resulta complicado y peligroso. No en vano muchas asociaciones médicas lo desaconsejan. Así que para nuestra salud lo mejor es tener una dieta variada y que contenga productos de origen animal. Ya que no sólo nos aportan nutrientes clave, como la vitamina B12, hierro o aminoácidos esenciales (por mencionar sólo algunos), sino que lo hacen de manera que podamos absorberlos fácilmente

«Y por el planeta porque el ganado recicla: por cada kg de producto comestible que nos aportan los cultivos se producen 4 kg de restos que no podemos comer.»

«Nos podemos comer los granos del maíz (las palomitas), pero no los tallos, hojas o raíces de la planta, que aprovecharán las vacas. Sin ganado 6 mil millones de toneladas de restos vegetales se desperdiciarían. Los animales los aprovechan y nos dan a cambio nutrientes de altísima calidad. Además, el 50% de los fertilizantes del mundo son a base de estiércol. Sin ganado tendríamos que construir plantas químicas para producir más abono. Hay muchos ejemplos más.»

Sin ganado 6 mil millones de toneladas de restos vegetales se desperdiciarían

Contra las corrientes actuales

«El objetivo del libro no es ir en contra de nadie», nos cuenta el autor. «Tan sólo en contra de la desinformación. Decía Orwell que decir la verdad es un acto revolucionario. Todo lo que cuenta en el libro está ampliamente documentado en más de 400 referencias bibliográficas. Se ha construido un relato por parte de cierto activismo que ha calado en medios y en parte de la sociedad. Pero no deja de ser una narrativa falaz puesto que hay una discrepancia entre lo que se dice y lo que se hace. Los consumos de proteína animal no disminuyen, en Europa son estables y en el mundo siguen aumentando. La gente que renuncia a los alimentos animales es una minúscula parte de la sociedad. Pero es que, además, los datos son claros y los explica en detalle en el libro: tomar lácteos protege frente al cáncer, consumir productos animales aumenta la esperanza de vida, así como el desarrollo físico y mental de los niños

¿A qué se debe esta corriente de narrativa falaz?

Para Juan esta corriente «se debe a que se ha establecido un relato profundamente equivocado en el que se acusa de todos los males a la producción animal y a sus productos. La ganadería se ha convertido en el ‘pim, pam, pum’ de otros sectores y resulta que se la responsabiliza del cambio climático, de las pandemias o del hambre en el mundo. La realidad es que la ganadería es parte fundamental en la solución de estos problemas.»

¿Necesitamos comer carne?

Para Pascual «es muy, muy difícil eliminar los productos animales de la dieta. Según datos del Ministerio de Agricultura francés, la cantidad de veganos que hay en Francia es del 0,3%, cifra que coincide con un estudio reciente publicado en España. Además, según la encuesta francesa, el 50% de los que se confiesa vegano afirma comer productos animales con cierta frecuencia. Y además, el 84% de los que abrazan estas dietas las dejan en menos de dos años. Hay multitud de veganos famosos que lo ha abandonado (Bill Clinton o Angelina Jolie entre muchos otros) y la mayoría lo deja por motivos de salud. Así que parece que sí, que comer carne -o productos de origen animal- es necesario para la inmensa mayoría.»

¿Cómo influye el animalismo en nuestra mesa?

«Yo creo que la influencia está más en la conversación que en el plato. Quiero decir que la inmensa mayoría sigue una dieta omnívora, pero la conversación de qué comer, el por qué de elegir una opción u otra, la ética y la comida sí están presentes. Hay que reconocer que, a pesar de ser una minoría exigua, ha conseguido cuotas de atención mediática -y política- muy altas. De ahí la necesidad de escribir este libro, para dar la otra versión, la versión informada, si me lo permite.»

Hablas de ‘superioridad moral’ de esta corriente…

Según Juan Pascual «Así se posicionan ellos. En inglés los veganos se autodenominan como «ethical vegans» (veganos éticos). Sus partidos y asociaciones hacen referencia constante a la posición ética de sus postulados. Pero son premisas falaces

«Veamos un caso práctico, imaginemos que tú y yo nos comemos una vaca que sólo haya comido pasto para tener la proteína que necesitamos en un año. Otra persona opta por cultivar media hectárea para obtener esos nutrientes de vegetales. Pero cultivar vegetales supone usar insecticidas. Al roturar los campos, se destruyen madrigueras de roedores y reptiles. Al cosechar, la maquinaria destruye nidos de aves. Luego, en este caso concreto, se produce más muerte animal optando por una dieta vegetal que con una dieta carnívora. No se es más ético por optar por productos vegetales. Es muy difícil afirmar de manera categórica esto es blanco o negro. Hay muchos matices, pero no se es más ético ni moralmente mejor por eliminar los productos animales de la dieta.»

No se es más ético por optar por productos vegetales

En tu libro aludes a la ‘extraña relación’ que mantenemos con los animales. ¿Dónde estaría, a tu juicio, esa convivencia en sana y en equilibrio?

«En conocerles mejor. Hoy muchos niños sólo ven vacas, cerdos y conejos en el zoo. Son tan desconocidospara gran parte del mundo urbano como los tigres o los osos polares. Millones de personas disfrutan de la compañía de perros y gatos, pero el mundo ganadero es cada vez más desconocido para una gran mayoría. Así que toca acercarse, interesarse por él para poder opinar con conocimiento de causa.»

Hablas también de bienestar animal pero poniendo, en cierta medida, en tela de juicio algunas de las demandas más recurrentes. ¿Por qué?

«Porque el bienestar animal es una ciencia que se estudia en la carrera de veterinaria. No se trata de lo que a mí me parezca que está bien o mal para un animal, si no lo que le parezca a él. Muchos opinan que los animales deberían criarse siempre en libertad pero eso conlleva estar expuesto a las inclemencias del tiempo, a predadores o a la sequía. Por el contrario, en una granja hay abrigo, cuidados veterinarios y no hay predadores, pero los animales no pueden moverse a sus anchas. Ambos sistemas tienen cosas buenas y malas, pero juzgar de lejos y sin saber, nos lleva a tomar posiciones, a menudo, erróneas

El Bienestar animal es una ciencia que estudian los Veterinarios

También ligas ese bienestar a la productividad… 

«En general, cuando un animal está bien, tanto física como anímicamente, sin estrés, produce mejor. Los ganaderos son los primeros interesados en que sus animales crezcan más o den más leche o pongan más huevos, luego tenerles en buenas condiciones redunda en su propio interés. Además, los animales domésticos son nuestra responsabilidad y es nuestra obligación que tengan una buena calidad de vida.»

Hablas del veganismo como religión que, según ya has señalado, muchos abandonan. También dudas sobre si, realmente, su impacto medioambiental es menor que el se produce al consumir carne…

«Hay por lo menos dos jueces, uno en el Reino Unido y otro en los EEUU, que han considerado al veganismo como un movimiento que merece ser respetado al mismo nivel que las creencias religiosas. Por supuesto, el respeto debe siempre presidir nuestro juicio, pero por ambas partes. No hay una superioridad moral por tener una dieta u otra

Prescindir de los productos animales tendría consecuencias nefastas para el medio

«Y no siempre es un movimiento amable para los que lo abandonan. Prescindir de los productos animales tendría consecuencias nefastas para el medio. Ya he comentado que el ganado recicla, pero voy a ilustrar este punto con un ejemplo distinto:

En el mundo, la proteína animal más consumida es el pescado: 20 kg por persona del planeta y año. 200 millones de toneladas en total. Si optamos por no comer, entre otras cosas, pescado esas 200 millones de toneladas habría que obtenerlas de cultivos. ¿De dónde sacamos el terreno para hacerlo? ¿Cuántas hectáreas habría que deforestar para sustituir el pescado?»

No hay una superioridad moral por tener una dieta u otra

 


 




 
 

REVISTA

Revista rumiNews Noviembre 2023

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo