ESPECIAL Covid-19 y Desinfección
Bioseguridad.net desinfectantes frente a COVID-19>>  Ver productos

06 Abr. 2020

Eventos

Eventos

Las vacas sagradas de la India son origen de conflictos

Las vacas que deambulan por las calles de la India junto con grupos de vigilantes que atacan a los sospechosos de comercializarla son un problema en India

Las vacas tienen un carácter sagrado en la religión hindú, profesada por el 80% de la población de la India, con más de 1.300 millones de habitantes.

Para ellos, la vaca es venerada como fuente de alimento y símbolo de vida, y nunca debe ser sacrificada.

Esto no es así para el 14% de musulmanes del país, que la consumen o trafican con este alimento para sustentarse.

Desde tiempos antiguos, las vacas productoras de leche no se podían tocar, e incluso se les daba el título de madre; los practicantes del hinduismo consideran que sacrificar una vaca es comparable a matar a una madre.

Debido a esto, cuando finaliza la vida productiva de estos animales, se opta por liberarlas y dejarlas vagar por las calles, ya que no es rentable mantener un animal improductivo.

Se calcula que hay más de 5,2 millones de vacas deambulando por las calles de las principales ciudades, bloqueando el tráfico en pueblos y destrozando cultivos. Por ello, se han creado 1.800 refugios para resguardar a estos animales, muchos ya completos en capacidad y sin posibilidad de alimentarlos.

Antes, parte de este ganado terminaba en mataderos musulmanes, o se exportaban a Bangladesh, pero esto cambió en los últimos años.

Desde el año 2014, Narendra Modi es el primer ministro de la India, y reforzó los programas que exaltan los valores tradicionales hindúes, entre ellos la veneración por las vacas.

Desde entonces, muchos mataderos clandestinos y fábricas de cuero fueron clausurados, la mayoría propiedad de musulmanes. Sin embargo, el problema es más grave ya que han surgido grupos que han tomado la justicia por su propia mano para perseguir a los comerciantes de bovinos.

Actualmente, hay creyentes que crearon patrullas de vigilantes que se dedican a linchar a quienes entreguen o usen estos animales con fines industriales, aunque sólo haya sospechas.

Entre 2015 y 2018, murieron 44 personas debido a estos grupos fundamentalistas.

Según la FAO, la India cuenta con 297.000.000 cabezas de ganado bovino (2014) y 196.000.000 efectivos de ovino y caprino (FAO, 2014).

 

Fuentes: contextoganadero.com, actualitix.com



Dejar comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de los rumiantes.