0
 
07 Jun 2023

Pellets de lana: el abono para el futuro

Los abonos de lana de oveja son ricos en nutrientes y son ideales para un abono orgánico con un efecto nutricional prolongado


Las explotaciones ganaderas mezclan el estiércol del ganado con la lana, para que ésta se descomponga. Así se genera un compost o fertilizante que se utiliza posteriormente en la agricultura.

Los pellets de lana se fabrican con un 100% de lana de oveja. La lana se esquila, se tritura, se peletiza y se higieniza para proporcionar un abono natural, orgánico y de liberación lenta para:

  1. Horticultura
  2. Jardines e invernaderos
  3. Plantas de interior
La lana, de hecho, se ha convertido en un problema para las explotaciones ganaderas: este «subproducto» ya no es rentable. Lo que antes se vendía para obtener algún ingreso adicional es hoy un residuo. La lana de oveja se ha convertido por tanto en un problema para las explotaciones, que deben esquilar cada primavera a sus animales. Así que en los últimos años se ha experimentado con un uso alternativo para darle salida: su conversión en abono.

¿Cuáles son las ventajas de los pellets de lana?

Los pellets de lana es un abono natural de liberación lenta, rico en nitrógeno, que tarda meses en descomponerse por completo. Esto hace que los pellets de lana sean el fertilizante perfecto de liberación lenta.

Los pellets de lana tienen una ratio NPK de 9-1-2, además de contener calcio, magnesio, hierro, azufre y otros micronutrientes importantes para un suelo sano. Son capaces de retener hasta 4 veces su peso en agua y ayudan a reducir la frecuencia de riego hasta un 25%. Al retener el agua, también protegen a las plantas del exceso de riego.

Proporcionan aireación, ya que al absorber el agua ayudan a crear un clima saludable en el suelo y una estructura radicular y a aflojan significativamente los suelos densos y arenosos.

Los pellets de lana mantienen la tierra y las semillas calientes.

Los pellets de lana son totalmente naturales, libres de químicos, orgánicos, sostenibles y renovables.

Además de su utilidad como abono, el uso de los pellets de lana apoya a los ganaderos y ayuda a evitar la despoblación de las zonas rurales.

El presidente de la Raza Ovina Lojeña, Juan Antonio Moreno, explica que se trata de «una iniciativa muy rentable debido al escaso valor de la lana en la industria textil», y añade que la lana de la ovina lojeña, una vez transformada en biofertilizante, alcanzaría un precio en el mercado muy rentable.

Según las estimaciones del colectivo ganadero, la raza ovina lojeña produce más de 100.000 kilos de lana con un precio en el mercado de unos 45 a 50.000 euros. Su conversión en fertilizante le otorgaría un valor de hasta 500.000 euros.

«Por cada kilo de lana, cuyo coste sería de aproximadamente un euro, se obtendrían dos litros de biofertilizante que en el mercado alcanzaría un precio de hasta cinco euros», explica. La ovino lojeña es una especie autóctona en peligro de extinción y que se encuentra en vías de recuperación y conservación. Cuenta con una cabaña de unas 45.000 cabezas de ganado de las cuales 10.000 están inscritas en el Libro Genealógico de la Raza Ovina Lojeña.




 
 

REVISTA

Revista rumiNews Noviembre 2023

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo