04 Nov 2020

El Salvador se encuentra entre los países con menor conectividad rural



Sólo un 37% de la población de las zonas rurales en América Latina y el Caribe cuenta con opciones de conectividad. En las zonas urbanas el porcentaje asciende hasta el 71%.

En base a una investigación del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Microsoft, se establecen unos Índices de Conectividad Significativa basados en el uso regular de internet, el promedio de población con acceso a smartphones, pcs y tablets, así como datos y velocidad de conexión.

La clasificación se establece en 3 categorías, y dentro de las de menor conectividad estarían los siguientes países:

  • El Salvador
  • Belice
  • Bolivia
  • Guatemala
  • Guyana,
  • Honduras
  • Jamaica
  • Nicaragua
  • Perú 
  • Venezuela

Estos países representan el 28% de la muestra; en estos países, entre el 71% y el 89% de la población no tiene servicios de conectividad de calidad.

«La falta de conectividad no solo impone una barrera tecnológica, constituye una barrera en el acceso a la salud, la educación, servicios sociales, al trabajo y a la economía en general. Si no la cerramos, esa barrera cada vez será más alta y tornará aún más desigual a la región que ya es la más desigual del mundo», dijo Marcelo Cabrol, gerente de área social del BID.

El promedio de penetración de internet en los hogares en América Latina es de un 78,78%, sin embargo, algunos países llegan al 80%, y otros como El Salvador se quedan en el 45%.

«La brecha se acentúa al interior de los países de la región, entre la población urbana y rural, así como entre hombres y mujeres, jóvenes, adultos mayores, población indígena y otros grupos desfavorecidos representados por los quintiles más bajos de ingreso», dice el informe.

Fuente: laprensagrafica.com




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas