get_the_title
  • 3 rue Amedeo Avogadro Beaucouzé 49070
    Francia
  • +34 685 328 512 // +33 633 757 667 // +33 2 41 93 74 56
  • www.norfeed.net



AUTOR

Clarisse Pien

Nor-Feed

Fabiola Daubner

Pulte GmbH & Co. KG

Paul Engler

Nor-Feed

Pierre Caillis

Nor-Feed

El calostro es un elemento esencial para la buena salud de los terneros durante sus primeros días de vida, dado que permitirá la transferencia de inmunidad de la vaca al ternero. La inclusión de antioxidantes puede reforzar la inmunidad, concretamente aumentando la concentración de inmunoglobulinas.

Los polifenoles de uva tienen una reconocida actividad antioxidante y, por ello, se llevó a cabo un ensayo para estudiar los efectos de un extracto de uva encapsulado sobre el estado inmune y antioxidante de calostro bovino.

El calostro de los grupos estudiados se analizó mediante método DPPH (para la determinación de la actividad antioxidante) e inmunodifusión radial (para la determinación de la cantidad de inmunoglobulinas G totales).

Los resultados demostraron que la suplementación con extracto de uva encapsulado mejoró de manera significativa la calidad del calostro aumentando su actividad antioxidante, así como la concentración de inmunoglobulina G.

INTRODUCCIÓN

La inmunidad de los terneros es un elemento de crucial importancia para asegurar un buen estado sanitario. Los terneros nacen agammaglobulinémicos, lo cual quiere decir que están completamente desprovistos de defensas inmunitarias debido a la placentación, que no permite la transferencia de inmunoglobulinas de la madre al feto durante la gestación (Quigley, 2004).

Además, se suma el hecho de que la placenta de bovinos es epiteliocorial, compuesta por 6 estructuras tisulares que separan la sangre de la madre y el feto. Las moléculas con un peso superior a 150 kDa, como las inmunoglobulinas G (IgG), no pueden pasar la placenta (Jacques, 2012).

La absorción a través del calostro supone, por tanto, la principal ruta de transferencia de IgG de la vaca al ternero.

El calostro contiene, además, un 87,5% de proteínas, de las cuales un 34,3% corresponde a la caseína, así como un 6,4% de albúmina y un 42,9% de inmunoglobulinas (Foley and Otterby, 1978).

El buen estado sanitario del ternero dependerá en parte de la calidad del calostro ingerido.

Uno de los principales marcadores de la calidad del calostro es la concentración en IgG.

Esto depende de numerosos factores, como:

  • La cantidad de leche producida (efecto de dilución)
  • La raza y el potencial genético del animal
  • Número de lactaciones
  • Duración del período seco
  • Estado sanitario
  • Dieta

(Eichinger, 2014)

Además de ser un vector de transferencia de IgG, el calostro permite la transferencia de compuestos con actividad antioxidante.

  VITAMINA E  

Diversos estudios demuestran que la suplementación con antioxidantes como el α-tocoferol (vitamina E) a las vacas induce un aumento de concentración de α-tocoferol en el calostro (Weiss et al., 1994, Meglia et al., 2006).

Otros autores han investigado también la existencia de una relación entre el estado antioxidante del calostro y el estado inmunitario de los terneros.

  SELENIO  

Respecto al efecto de una suplementación con selenio, el cual tiene propiedades antioxidantes, se ha demostrado un aumento significativo en la concentración de IgG del calostro (Sweker et al., 1995), que depende esencialmente del nivel de ingesta (Awadeh et al., 1998).

Para concluir, un estudio conducido por Panousis et al. (2001) mostró que el selenio y/o la vitamina E influyen de manera positiva en la respuesta inmunitaria, incluyendo la producción de inmunoglobulinas.




REVISTA rumiNews +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

logo